6 pantalones negros de Zara para todos los gustos y estilos

 

Hay manuales que hablan de un fondo de armario en el que debe haber un pantalón negro. Pero como siempre digo, un fondo de armario ha de responder, sin lugar a dudas, a las necesidades de quien posee ese armario. Puede que un pantalón negro sea necesario para ti, o puede que no. También es necesario discernir el uso que tendrá ese pantalón. Porque si lo queremos para uso más o menos continuado, no vale la pena invertir un dineral. Y mucho menos, si además solemos oscilar mucho de talla. Porque entonces pasarán los años y quizás nos dará pena no haberlo usado tanto como teníamos pensado. Mientras reflexionas sobre lo que realmente necesitas en tu caso, aquí dejo una selección de 6 pantalones de Zara, para todos los gustos y que además, usarás en más de una temporada porque no sufrirán el daño de la tendencia pasajera.

  1. El tobillero con cinturón. Es una genial alternativa para sumergirse en el mundo de los pantalones más allá del típico pitillo negro. Es favorecedor y estiliza bastante. Va con plano y con tacón. Y una vez que lo pruebes, querrás más.
  2. El culotte con cinturón. Que puede que ya te atrevas con los culottes y te apetezca uno. Pues adelante. Recuerda que para el frío, no hay frío: con botines y chimpún.
  3. El sastre con pinzas. Tiene pinzas, pero es bastante agradecido con las siluetas. Eso sí, cuidado bajitas porque te llevará visualmente, aún más hacia el suelo. 
  4. El legging símil piel. Fantástico como opción para "salir". Si tu retaguardia te da inseguridad, ponte una parte superior más larga y holgada. Y juega con los largos: chaqueta, jersey o chaleco más corto que la camisa. 
  5. El jogger con cintura algo elástica. Por delante parece un chino, por detrás es elástico. Muy muy favorecedor y cómodo. Es un comodín divino para trabajar pero también para unas deportivas.
  6. El culotte de terciopelo. O más bien, la bermuda larga. También es un buen camaleón que tanto sirve para trabajar como para ir más arreglada por la vida.

No se te ocurra: cuidado con los tiros muy altos. Porque si el culo no es tu fuerte, mayor lo harán. Así que si aún así quieres llevarlo de tiro alto, busca una chaqueta algo larguita que así por detrás ahhhhh adivina.

Las pinzas no suelen favorecer a las caderas anchas pero no reniegues de todas. Porque todo depende de la confección y el tipo de pinza, y las hay que quedan estupendamente.

Los largos de los pantalones se arreglan. Siempre acorde a tus proporciones. Como regla general, si el pantalón es tobillero, tiene que quedar por el hueso del tobillo. Si es culotte, entre 10-13 cm. sobre el hueso del tobillo. Piensa siempre en tus proporciones.

Creer que todo lo que deja el tobillo al aire es para pasar frío. En absoluto. Tienes tanto la opción de ponértelos con botines como en modo #freecalcetines

Lo encontrarás en: en cada punto, su link.

Comentarios

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en linkedin