6 imprescindibles para vestirse en casa de forma digna

 

Estar en casa es el mejor de los planes en que podemos pensar tal y como están las cosas. Salir a hacer la compra, a nuestras tiendas de barrio, pero luego disfrutar en casa. Echar mano de pedidos a domicilio a nuestros bares y restaurantes de siempre. Pero en casa. Así que más que nunca tenemos que revisar el percal de modelitos caseros. Porque vernos guapas nos ayuda a que todo se mantenga más o menos en su línea de cordura. Y para no caer en un pijamismo continuado, propongo 6 imprescindibles para sentirnos chic en nuestra propia casa.

  • Lo mejor para evitar el aire pijamero es dejar el pijama para dormir. Esos pantalones de cuadros relegarlos solo al fin de semana (para marcar la diferencia con el resto de la semana) y buscar en cambio otro tipo de pantalones cómodos, pero PANTALONES. Este año, proliferan especialmente los joggers tipo chándal y sobre todo, los de punto. Pero... cuidado. El uso continuado hace que salgan pronto marcas culeras y rodilleras que los afean y terminamos viendo una imagen nuestra demasiado descuidada. Vamos, que quedan muy bonitos en el probador pero que su uso real es algo más limitado. Por eso, recomiendo especialmente el tipo de pantalones estilo jogger pero en franelas (1) o similares. Son muy cómodos, son calentitos, pero mantienen el decoro pantalonero.
  • Uno de los acompañantes ideales es el jersey algo gordito. También las camisas, cierto. Pero si eres de las frioleras, nada como un jersey tanto sobre una camisa de algodón como sobre una camiseta. Y lo puedes elegir oversize (2) o más cortito (3) aprovechando que el pantalón es de cintura alta.
  • Los calcetines son elementos esenciales para el confort. Por eso, si los eliges altitos (4) y térmicos, podrás llevarlos arrugaditos en el tobillo, que hace un efecto muy mono, cubre el largo algo tobillero del pantalón y queda divino.
  • Y por último, las zapatillas. Que quizás prefieras ponerte unas deportivas para sentirte menos casera. Pero si quieres zapatillas, las tienes con aire "vestido". Tanto con su pelito por dentro (5) como de piel por fuera (6)

No se te ocurra: estar en casa vestida de pordiosera. Tu casa es tu reino, así que como tal, has de ir vestida.

Pensar que cómodo es sinónimo de terrible. Se puede estar cómoda y divina. No es necesario que tengas 3976573292303 millones de cosas, pero con un par de cada para combinar es suficiente para que no te avergüences de ti misma cada vez que pases delante de un espejo.

Reciclar ropa sin sentido. Hay pantalones que ya han cumplido su misión en la calle pero que aún no están para el arrastre. Y quizás puedan ser unos candidatos interesantes para casa (unos grises, en franela, por ejemplo). Pero no te vayas a poner esos sastres, de traje, de color negro, porque no.

Calcetines con tomates y zapatillas de estar en casa arrasadas. Belleza. La belleza nos ayuda a sentirnos guapas.

Lo encontrarás en: en cada punto, su link.

Comentarios

Publicar un comentario

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en linkedin