10 pares de zapatos de entretiempo antes de ponerte las botas

 

Si existe un tema bucle en este blog es el del calzado de entretiempo. Tengo la sensación de vivir atrapada en posts encadenados sobre este tipo de zapatos. He perdido la cuenta del número de posts en el blog, en instagram, en stories... pero no dejan de surgir dudas al respecto. Así que a pesar de que hay post fresquito sobre el tema aquí, os dejo uno con 10 propuestas de zapatos perfectos para entretiempo, para pasar esa transición inevitable entre las sandalias y las botas.

  • Los mocasines de hebilla son uno de los recursos más versátiles. Hago fresco o calor, con medio o pie desnudo, se adaptan a casi todos los looks y son el cierre redondo a una gabardina + camiseta de rayas + vaquero. Hay opciones hasta bajo el agua. En piel blanda (1) y (2) o incluso arriesgando en color (3). 
  • Los mocasines estilo slippers son más femeninos. En ante de colores (4), estampados (5) o en print animal cebra (6) que ya os había avisado que el cebrerío venía potente.
  • Y por supuesto, las bailarinas. Pero con una vuelta de tuerca para no quedarse en las clásicas. Tanto de escote cuadrado (7), super blanditas (8), de aire babucha (9) o con estribos de cadena (10) que aviso: las cadenas asoman con fuerza para quedarse.

No se te ocurra: bailarinas y ya para siempre las del lacito. Si no van con tu estilo, olvídate de ellas. Aunque no lo parezca, son las más complicadas porque estilizan menos.

Renegar antes de probar. Las posibilidades de este tipo de calzado son divinas. Y favorecen más de lo que piensas. Además de que dan estilazo.

Hiper llenar el zapatero. Ve poco a poco. Mejor poco y muy utilizado que mucho y ufff qué agobio de cajas por la vida.

Nada de malusqueríos. Aparente y con un mínimo de calidad, siempre.

Lo encontrarás en: en cada punto, su link.

Comentarios

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en linkedin