9 compras en Belasabela con las que vas a triunfar

 

Bëlasabela es una marca de A Coruña de la que soy embajadora muy feliz porque me encanta. Desde hace tiempo, desde antes de ser embajadora. Paula tiene un gusto especial para seleccionar las colecciones y en su tienda se respira buen gusto y estilo. Un espacio maravilloso en la calle Compostela (frente a Zara, en la primera planta), tranquilo, bonito. Una boutique pero para todos los públicos. Además, su filosofía "para todas" se traduce también en las prendas. Trabaja con el concepto de talla única. Los cortes de sus vestidos son casi todos perfectos tanto para una chica de una S como para una L o una XL. Tienen además abrigos, calzado, complementos... tanto en tu tienda física como en su recién estrenada tienda online y tienen novedades frecuentemente. Por eso, en estas rondas de selección de fichajes de temporada no podía faltar Bëlasabela y mis 9 fichajes para esta temporada.

  1. Un vestido corto. Este es mi favorito: el azul se vino conmigo a casa. Tiene el puño elástico, para dejar en modo manga larga o subirlo un poco. Perfecto sin medias en entretiempo o con una media tupida. Con bailarinas, deportivas o botas. 
  2. Un vestido largo. Este me lo probé. Su corte túnica pero con ese escote pico hace que disimule muchos defectillos pero alarga la silueta. Ideal con una chaqueta de punto grueso y con botines o deportivas.
  3. Un vestido túnica. Otro de los básicos favorecedores. Que tanto te lo pones con tacón como de trote.
  4. Un vestido calentito. También me lo probé y me fascinó. Tiene un tejido con algo más de cuerpo, por lo que es perfecto para invierno. Con un trench fluido largo es un comodín de trabajo estupendo. Pero don deportivas (yo me lo probé así) también funciona.
  5. Un kimono. Tienen una colección limitada de kimonos en varios tonos. Este negro es fantástico porque se adapta a todo, a formal e informal, y a todas las temporadas.
  6. Una chaqueta de punto fino. Esta se vino conmigo a casa. Porque es perfecta encima de cualquier vestido tipo túnica (no ciñe) o con una camisa algo oversize.
  7. Unas deportivas. Estas de aire Golden Goose son comodísimas, monísimas y a precio de risa. Muy favorecedoras. También se vinieron conmigo.
  8. Unos botines camel. Cortitos, perfectos para vestidos o pantalones tobilleros.
  9. Unos botines cowboy. Porque ahí siguen. Porque hay cosas que por mucho que las tendencias vayan y vengan, han llegado para quedarse.

No se te ocurra: negarte en banda antes de probar. Prueba y prueba. No existe el fracaso de probador. Del ensayo-error sale siempre conocerte más y mejor.

Comprar a ciegas. Analiza primero lo que tienes, lo que te hace falta, lo que te apetece, los colores que predominan en tu armario, etc. Así no cometerás errores en forma de armario recargado e inconexo. Armario inconexo = muerte.

Creer que todas las deportivas son iguales. Cada deportiva tiene un rollo distinto. Ojito porque no todas quedan a la pierna y al pie de la misma forma. Toca probar, querida.

Lo encontrarás en: en cada punto, su link.


Comentarios

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en linkedin