6 compras de Zara que pueden ser tu básico de invierno

 

 
Esos impulsos irrefrenables de lo nuevo, de nuevas colecciones, de nueva temporada. Que no está mal abandonarse a él, pero siempre y cuando sea siguiendo un plan, para que no caiga en el fracaso del modelito aburrido en el armario. Y como lo más habitual es que se nos vaya el dedo a lo nuevo de Zara, hoy dejo una selección de 6 prendas de nueva temporada que se pueden convertir en un básico para este otoño-invierno.

  1. Una chaqueta larga de punto. Perfecta para entretiempo o para llevar bajo un abrigo largo. Le da un rollito interesante a un sencillo look de camiseta y vaquero.
  2. Una camisa de popelín algo oversize. El recurso de estilo por excelencia. Que te quede holgada siempre funciona.  Y con un culotte negro y unos mocasines, ya tienes el conjunto solucionado.
  3. Un vestido morado. El morado sigue con fuerza esta temporada. Y si es con aire romántico, mejor. Para dar un paseo, con bailarinas. Para salir de noche, con tacón. Y se adapta a todo.
  4. La gargantilla de eslabones. Los eslabones entran con fuerza de nuevo. Y un detalle de este estilo le da personalidad a cualquier cosa sosa que te pongas.
  5. Unas bailarinas con eslabones. De nuevo, eslabones. Los habrá por doquier: en zapatos, bolsos, cinturones... 
  6. Unas bailarinas soft. No me cansaré de recomendaros este tipo de zapato. Es cómodo y al ser blandito, se mimetiza muy bien el pie y estiliza la pierna aún a pesar de no tener tacón.

 
No se te ocurra: comprar en capricho. Cuando veas algo nuevo que te llame con sus cantos de sirena, no te dejes embaucar. Piensa siempre en cómo encajará en tu armario, con el conjunto de cosas que tienes y con tu estilo personal.
Comprar porque se lo has visto a alguien. Olvídate de lo viral: ni para bien, ni para mal. Es decir, que ni te lo compres solo por el hecho de que lo tiene todo el mundo y se supone que lo tienes que tener tú también, ni tampoco dejes de comprártelo porque precisamente lo tiene todo el mundo. Si te gusta y va contigo, si es lo que necesitas o estabas buscando, entonces olvida todo lo demás. Tú eres irrepetible y da igual cuánta gente lo lleve.
Repetir lo mismo una y otra vez. Vale que una camisa blanca o un pantalón negro son parte de la esencia de muchos armarios pero si bien eso puede ser la base de tu ropa, intenta que haya algo más. Y sobre todo, intenta experimentar con recursos más allá de los habituales. Prueba, experimenta. No tengas miedo, que la ropa no muerde.
 
Lo encontrarás en: en cada punto, su link. 

Comentarios

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en linkedin