4 bolsas de tela perfectas para la playa y para todo




Una bolsa de tela es un complemento estupendo para la playa. Cabe de todo dentro, no ocupa si te la tienes que llevar de viaje, no estropea la ropa y envejece muy bien. Por eso, hoy te propongo una selección de 6 bolsas de tela para que uses para la playa, la piscina, el campo o para tu día a día.
  1. La de asa corta. Grande y perfecta para llevar en la mano.
  2. La étnica. Estupenda incluso para llevar todo lo que necesitas para trabajar e ir improvisando a lo largo del día.
  3. La de algodón. Fina pero súper resistente e inacabable. Siempre perfecta porque va a la lavadora y vuelta a empezar.
  4. La que tiene cremallera. Enorme y con cremallera para que no se escape nada.
  5. La tye-dye. Absolutamente tendencia.
  6. La de loneta. Más gruesa y polivalente. Lo mismo te vale de bolso que para llevártela de picnic.
No se te ocurra: a la playa no vale cualquier bolso. Así que no recicles ese bolso de piel que está algo viejo para llevártelo a la arena. Ni de broma.
Los capazos de rafia están estupendos, pero sé crítica con ellos. Si está viejito, dale otro uso (como revistero, por ejemplo). Y si viajas mucho, quizás sea mejor algo que encaje más fácilmente en tu maleta.
Bolsas feas. Si no quieres tirar todas esas publicitarias que tienes, úsalas para almacenar cosas, para guardar recuerdos, para proteger en el trastero... pero no te las lleves a la playa.

Lo encontrarás en: en cada punto, su link.

Comentarios

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en linkedin