1 look comodín para entrevistas de trabajo


Hay determinadas entrevistas de trabajo que tienen un código de vestir muy marcado y que no ofrecen demasiadas dudas sobre cómo acudir vestida a ellas. Pero por regla general, es un momento que suscita inquietudes en el armario porque no sabemos si iremos muy arregladas o si nos quedaremos cortas. Así que con este look auguro éxito seguro ya que se adapta a códigos más o menos arreglados.

Podemos elegir una chaqueta que puede ser tipo americana (1) o tipo abrigo de manga algo francesa y corte recto, en lino. Con un pantalón tobillero (2) o paper bag (no tiene por qué ser sastre) y una camisa estampada (3) para restarle algo de formalidad pero sin pasarnos. Los complementos, discretos pero con cierta personalidad. Como unos destalonados (4) para no arriesgarnos a parecer demasiado informales enseñando todos los dedos de los pies. Un bolso estilo shopper (5) y unos pendientes discretos (6) pero que aporten un cierre a todo el conjunto.

No se te ocurra: traje de chaqueta si normalmente no usas traje de chaqueta. No te disfraces. Hay muchas maneras de vestir formal sin tener que renunciar a tu estilo propio.
Cutreríos en zapatos y bolsos. Da igual la marca, importa la calidad. Que no se vea plasticoso.
Ir en vaqueros. Hay entrevistas en las que encajan, sí. Pero en cualquier caso, hay montones de prendas modernas y diferentes para tener que recurrir al vaquero.
Tacones si no usas. Si no estás acostumbrada a ellos o no te gustan, no te los pongas. Hay zapatos planos ideales.
Chanclerío o cualquier tipo de calzado informal. Ni es necesario ponerse los de la boda número 4, ni tampoco ir hecha una guiri trasnochada.

Lo encontrarás en: en cada punto, su link.

Comentarios

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en linkedin