4 looks para vestir de mantilla en Semana Santa


Vestir de mantilla en Semana Santa (normalmente, el Jueves Santo) es una tradición opcional: puede practicarse o no. Pero si nos decantamos por ella, es importante conocer el protocolo y respetarlo. Está claro que podemos meter pequeñas innovaciones. Pero muy pequeñas. Porque su sobriedad y su boato debería ser respetado como tal. Para inventar, hay montones de días y no es necesario experimentar con ella. Dicho esto, aquí van 4 looks con mantilla respetando el protocolo pero con pequeños detalles más personales.

Para elegir la mantilla, podemos echar mano de la que tengamos en casa o comprar una. Siempre en negro y adecuada a nuestra estatura. Lo mismo con la peina: preferible de teja en carey oscuro y calada. Y para colocarla, que el largo (la parte más larga) de la mantilla quede pasando las rodillas.
No se te ocurra: escotazos. No es el momento de enseñar todo tu canalillo y poderío. Mesura más que nunca.
Tirantes y mangas sisas. Los brazos cubiertos. O con manga larga o francesa.
Minifaldas ni mini vestidos. No sales de un after, se trata de una celebración muy sobria y seria.
Zapatos con plataformas o tacones gigantes. Nada de modernidades. Salones y similares y con el tacón moderado.
Sandalias. Y mucho menos ir sin medias.
Vestidos de encaje. Ya llevas encaje suficiente en la mantilla, así que evita ir de papelito de regalo.
Pendientes enormes o de aro. Los pendientes pequeños. Tipo perla, lágrima, piedra pegada a la oreja... lo que sea pero de un tamaño no muy grande.
Medias tupidas ni dibujadas. Negras y finitas. Chimpun.

Lo encontrarás en: en cada punto, su link.

Comentarios

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en linkedin