4 looks con faldas de cuadros


Resulta que una de las dudas que más os causa inquietud es la de cómo combinar una falda de cuadros. Y es algo sencillo, que no reviste más atención que la de seguir la guía de los colores de la falda y sobre todo y más importante: elegir la falda adecuada a nuestro cuerpo y nuestro estilo. Pero para acabar con todos los dolores de cabeza, hoy el post viene con 4 looks con faldas de cuadros, para todos los gustos.
  • La plisada (1): la plisada hace la boca agua a muchas de nosotras, pero es altamente inflamable en casos de chicas de cadera ancha y hombros estrechos (porque acentúa la diferencia entre ambos), por lo que aléjate de ellas si es el caso. Si eres de cadera ancha o estás rellenita pero tu pecho y tus hombros acompañan tu proporción, adelante con ellas. No es una cuestión de peso, lo es siempre de proporción. Si te la pones con un jersey de punto holgado (2) u oversize y dejas que quede por fuera, disimula y estiliza más de lo que piensas. Las botas altas (3) son siempre una buena solución con las faldas de largo a la rodilla o midi, y para el frío, un abrigo cruzado con cinturón (4), aunque el largo de la falda sobresalga por el bajo del mismo.
  • La tubo con lazada (5): con una camisa blanca (6) por dentro, botas cowboy (7) y un chaquetón (8) de largo por debajo del culete. Este tipo de faldas algo entubadas favorece mucho, tanto a las chicas más rectas como a las que tienen cadera. No reniegues de una faja si te hace sentir más cómoda y estilizada.
  • La midi escocesa (9): otra polivalente que se adapta tanto a unos tacones como a una deportiva. En este caso, con un jersey de punto pegado al cuerpo (10), por dentro de la falda. Botines de tacón (11) y cazadora tipo biker de piel (12).
  • La más clásica (13): entubada, con abertura, largo a la rodilla. Perfecta con un jersey de cuello pico (14) tanto por dentro como por fuera de la falda (como te apetezca), zapatos de salón (15) y americana cruzada (16) que puedes llevar abierta, sin abotonar.

No se te ocurra: abusar del vuelo si quieres disimular la cadera. El famoso efecto mesa camilla viene de poner faldas con vuelo desde la cintura. Salvo que te vaya mucho eso del miriñaque y su revival.
Creer que lo midi acorta centímetros a las bajitas. En absoluto. Las bajitas pueden llevar prendas midi con total libertad. Es solo una cuestión de proporción.
Elegir una falda solo porque se lleva o se la hemos visto a no sé quién. Piensa siempre en ti. Mírate siempre al espejo para tener actualizada tu imagen mental, la de ti misma. Y así saber si algo te quedará bien o no.

Lo encontrarás en: en cada punto, su link.

Comentarios

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en linkedin