11 pares de zapatos para llevar con pantalón tobillero


Vestirse es divertirse. Es probar, es no limitarse. Es no ponerse cotas del tipo "voy a tener frío", "eso no va conmigo", "no creo que me quede bien". Porque si no lo has probado, no lo puedes saber. Así que prueba y prueba.

Esta temporada es la de los pantalones tobilleros en todas sus versiones. Y a pesar de que he perdido la cuenta del número de posts dedicados a este tipo de pantalones (y a los culottes) seguís teniendo dudas con respecto a qué ponerse para no morir congelada. Las tiendas están repletas de botines de todo tipo de alturas y formas que son precisamente la respuesta más rápida a estas preguntas. Así que, si tienes un pantalón tobillero como este (o similar) que es el de @a_r_d_b, hoy te dejo 11 pares de zapatos (de Stradivarius: buenos, bonitos y baratos. Y que dan su buen pego) para ponerte con pantalones tobilleros.
  1. El de aire cowboy. Incluso en print animal. Puedes dejar que se vea pierna o ponerte una media calcetín tupida para que no entre ni un resquicio de fresquito.
  2. El de tacón de caña cortita. Este es perfecto si tienes el tobillo más ancho porque te resultará más cómodo. Y sea estrecho o ancho tu tobillo, estilizará más. Si no lo quieres llevar enseñando piel, métele un calcetín de plumeti en color negro.
  3. El print serpiente. Con la caña algo más subida y así no entra ni un aire.
  4. El de rollo militar. Para looks más informales. Ponle unos calcetines de cashmere de color gris, que queden algo arrugaditos sobre el tobillo del botín.
  5. El blanco. Sí. Tal y como os dije tenemos botines blancos hasta en la sopa. Con media negra tupida. Sin miedo.
  6. El tipo calcetín. Para las menos iniciadas o que vean muy complicado eso de pantalón tobillero + botín, este es la solución. 
  7. El plano. Para días de trote. Y si te apetece, que se vea tu calcetín de rombos o de rayas. 
  8. El elegante. Para los looks más festivos, con un top bonito. Este de tacón fino, más alto, con el detalle de la cremallera y con la caña un poco más alta.
  9. El de tacón metalizado. Para looks de oficina, que se vean más vestidos. 
  10. Los mocasines. Porque los zapatos tipo mocasín y los de cordones también tienen su cabida. Eso sí, el calcetín mejor liso y a tono con el zapato para no sobrecargar demasiado el look.
  11. Los salones. Estos exigen un resistencia algo mayor al fresco, ya que como mejor quedan es sin media. Siempre te los puedes plantear para cuando no tengas que pisar mucha calle.

No se te ocurra: pensar sin equilibrio. Si eres muy friolera y es algo superior a tus fuerzas y no vas a poder apearte nunca de ello, no llenes tu armario de prendas que te encanta ver en otras pero que tú no soportas llevar porque temes la hipotermia galopante.
Pensar solo en A y B. Hay vida más allá de las bailarinas y los salones. De hecho, las bailarinas no es un tipo de zapato que favorezca a todas, y quizás elecciones como esa hacen que cuando te mires en el espejo sepas que hay algo que chirría pero no sabes qué.
#freecalcetines mola pero no se meten com calzador en todo. En los looks arreglados no tienen cabida.
Deportivas también caben. Pero siempre dependerá del tipo de la deportiva, de tu cuerpo, de tu estilo y de la soltura que tengas con ellas.

Lo encontrarás en: en cada punto, su link

Comentarios

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en linkedin