6 trucos para chicas de pecho grande


El pecho grande no tiene por qué ir asociado a una talla grande. Ni siquiera a una chica grande. Hay chicas muy menuditas con una talla de pecho importante. Así que vestirse teniéndolo en cuenta (no escondiéndolo ni acomplejándose) es fundamental para equilibrar la silueta (sea cual sea la tuya) y resaltar siempre lo bonito de ti, que es la idea y el punto de partida. @patrisanchis buscaba algún tipo de consejo y aquí van 6 trucos para chicas de pecho grande.

Antes de entrar en harina, es fundamental la ropa interior. Mucho más importante de lo que algunas creen. La ropa interior bien seleccionada es la base de todo: de que las prendas queden de uno u otro modo, de que te sientas más cómoda, de que vayas más segura. Acude a tiendas en las que una persona especialista en corsetería te dé la copa y el tallaje adecuado. Hay vida más allá de A-D-C. Y afortunadamente, cada vez hay más marcas que lo tienen en cuenta.

Utiliza siempre bisutería minimalista. Piezas como colgantes y cadenitas para que ópticamente ni resalten ni dirijan la atención. Apuesta por pañuelos y foulard colgados a cada lado del cuello, ya que así se favorece la verticalidad que buscamos.
  1. Elige camisas en tejidos como el algodón o el lino. Abre los botones para buscar esa verticalidad. Ni entalladas, ni oversize. Un punto intermedio. Remanga las mangas cuando las lleves sin chaqueta (porque de nuevo, estiliza ópticamente) y mete al menos el piquito central, dentro del pantalón o falda. Así se verán tus contornos y no quedarán engullidos por tu talla de pecho. La camisa, aquí.
  2. La seda es otro de los tejidos divinos que te sentarán muy bien. En blusas (también en escote pico) y si son cruzadas, aún mejor. No te cortes con los estampados, pero evita siempre mensajes o bolsillos a la altura del pecho. La blusa.
  3. Los vestidos wrap es de lo mejor que puedes elegir. Porque disimulan, aportan verticalidad, marcan la cintura para que no se pierdan tus contornos, alargan... lo tienes aquí. Si te decantas por los vestidos tipo túnica, mejor con tacón, para estilizarte. Y más aún en compañía de un chaleco largo, un foulard, o cualquier elemento que te ayude a alargar.
  4. Los jerseis de punto grueso te favorecerán siempre y cuando te queden más o menos pegados al cuerpo (no ceñidos, pero si pegaditos) para que el pecho no adquiera más volumen del que tiene. Olvídate de cenefas ni detalles que te dan más contorno. Lo tienes aquí.
  5. Las camisetas en pico o con el escote abierto. Las mangas al codo son más favorecedoras que largas o cortas, ya que de este modo se rompe, corta. Siempre algo holgadas (favorecerán más) pero ni un saco ni una funda. Un término medio. La tienes aquí.
  6. La magia de las sobrecamisas. O los kimonos, caftanes y similares. Todo tipo de prenda de este estilo es mucho más favorecedora porque delimita tus laterales y no deja que sea el pecho lo único que sobresalga. De aquí. 
No se te ocurra: refugiarte en el negro. Es una gran verdad eso de que el color negro estiliza y demás. Pero no tienes que ir siempre vestida de cuervito. El blanco también es para ti si llevas un escote pico o echas mano de trucos que te comenté arriba para fomentar tu verticalidad.
Focalizar en tu pecho. Piensa en tu cuerpo como en un conjunto. Si lo haces así, no te dedicarás a esconderlo, sino a darle el lugar que te apetece que tenga. Y así podrás también acentuar cintura, o lucir curvas, o disimular cadera, o parecer más alta; o lo que te apetezca.
Lycras. O camisas con mucha pinza y entalladísimas. Ni estarás cómoda ni te sentirás elegante.
Meterte en camisas de once varas en el sentido más literal de la frase. Esto es: oversize exagerado. No te pases con las prendas demasiado amplias porque difuminarás demasiado contornos y distorsionará tu figura.
Palabra de honor o cortes imperio. Cuidado porque dan más volumen en el pecho y además desequilibran la silueta: te darán más peso del que tienes.
Collares grandes. O gargantillas llamativas. Mejor lo minimal. Cuando necesites equilibrar una zona, no le pongas un rótulo luminoso encima para resaltarla más.
Los cuellos vueltos acortan tu cuello y aumentan tu talla de pecho. Si lo que quieres es lo contrario, mejor evítalos.

Lo encontrarás en: en cada punto, su link.

Comentarios

  1. Como pechugona que soy, me ha encantado este post y ya he descartado de mi armario varias prendas que no me quedan nada bien y he fichado algunas otras que prometen. Un besazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en linkedin