9 pares de sandalias de amor absoluto


Antes de que se acaben las rebajas puede ser un buen momento para renovar tu colección de sandalias. Sandalias que puedes usar para el día a día o para cuando quieras arreglarte más. Para ir más informal o en momentos más serios. Un post que pidió @marclaol. Para ella y para todas vosotras, 9 pares de sandalias que querrás tener y que aprovecharás este verano y los venideros. 
  1. Las de vestir. Unas sandalias negras con lazada al tobillo. Este invierno vienen los lazos. Así que será un interesante recurso para cuando te quieras arreglar (además, con una altura de tacón muy cómoda). Ideal con un vestido corto, midi o con culottes. De aquí.
  2. Las planas de tiras cruzadas. En ante y comodísimas. Encajan tanto con prendas largas como cortas, anchas o estrechas. Son el recurso perfecto porque se amoldan al look que tú lleves: tanto si vas más formal de pantalones anchos de lino y top como si vas de bermuda y camiseta. Aquí.
  3. Las de aire vintage. Anudadas y con un tacón medio. Cómodas e ideales con prendas de largo midi. Las tienes aquí.
  4. Planas con tiras. Las tiras subiendo por la pierna suelen ser muy favorecedoras, perfectas en prendas de largo midi o largo hasta los pies. Si tienen algún detalle especial, como unas tachuelas, por ejemplo, son idóneas incluso para salir algo más arregladita. Son de aquí. 
  5. Con el tacón de lunares. Los lunares van a seguir dando guerra en invierno. Así que, unas sandalias negras con el tacón en lunares son una idea fantástica. Si el tacón además, es cuadrado, mucho más cómodo. Aquí.  
  6. Las altas. Tener unas sandalias altas (si eres de las que te las pones) es siempre buena idea, ya que convierten cualquier look soso en especial. Un vestido blanco o un vaquero + camiseta se vuelven en ideales gracias a las sandalias perfectas. Las del ojo me parecen divertidísimas. Y en mostaza, más. Las encuentras aquí.
  7. Las planas en piel. El nude es maravilloso porque tiene un punto elegante que siempre funciona. Con algo de tacón se ven menos informales que planas absolutas y así las puedes llevar incluso a trabajar. Aquí. 
  8. En color natural. La rafia, la pulsera al tobillo, el color natural... las convierten en un básico elegantísimo perfectas para un día a día, arreglarte un poquito o ir a trabajar. Las tienes aquí.
  9. Con cintas de seda. Sustituye las típicas cuerdas o cordones por un pañuelo de seda. Le darás un toque más personal a un conjunto sencillo de un simple vestido de algodón o un short vaquero. Las tienes aquí.  
No se te ocurra: por mucho que tus pies sean quejosos y exigentes, no te compres zapatos feos. Afortunadamente ya hay opciones para solucionar todos los problemas con estilo.
Obsesionarte con tener 834646908457473020 pares de sandalias. Mejor busca dos pares que te resulten versátiles. Exprímelas al máximo. Y la próxima temporada, ya se verá.
Los pies siempre siempre arreglados. Si los vas a llevar a la vista tienen que ir impecables: las uñas, los pelitos, los talones... otro asunto son los juanetes. No te acomplejes. Si los tienes, pues los tienes. No pasa nada. No tienes por quó ocultarlos. Es preferible un pie con juanetes que un pie perfecto y con los talones terribles.

Lo encontrarás en: en cada punto, su link. Y si además te han encantado estas, que sepas que son Made in Spain 100%, que las ha diseñado una emprendedora valiente y que si te gusta algo de su tienda puedes usar el código ELESTILARIO y te aplicarán el 10% de descuento adicional en lo que elijas. Y los gastos de envío, son gratis.

Comentarios

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en linkedin