4 looks con botas de trabajo


Trabajar con botas especiales de seguridad, técnicas o de trabajo y querer cambiar de look cada día y no llevar una especie de uniforme de trabajo de repetición basado en el pantalón vaquero; puede resultar complicado. @danniebsweet tiene esa duda. Busca looks para poder llevar sus botas de trabajo pero al mismo tiempo lucir su ropa bonita. Así que aquí van 4 looks con botas de trabajo.
  1. Los leggings. Son un recurso fantástico, ya que los podemos encontrar en acabados maravillosos y con tejidos fuertes que no marcan en absoluto. Lo ideal es elegirlos en algún color oscuro y liso y combinarlos con una parte de arriba algo más larga, como una camisa de corte masculino + chaqueta de punto. Aquí.
  2. Los chinos. Sobre todo los más pegados a la pierna y algo tobilleros (así quedarán reposando justo sobre el tobillo de la bota). Póntelos con una camiseta de rayas marineras o lisa y cazadora de piel. Aquí.
  3. Los pitillos engomados. Una alternativa para no tener que llevar siempre pantalón vaquero. En colores oscuros se mantienen a medio camino entre el pantalón algo más arreglado y el informal. Con un jersey de punto fino y gabardina corta, perfectos. Aquí.
  4. Los joggers. Por lo mismo que los chinos: el largo al tobillo permite que reposen sobre la bota. Con una blusa de seda y bomber. Aquí.
No se te ocurra: vestidos y faldas. Está bien lo de incorporar las botas de trabajo a nuestro armario, pero con lógica. Con un vestido o una falda es un pegote difícil de entender.
Ojo leggings de deporte de algodón. No. Con esos, no. Si son leggings que de lejos no parezcan leggings. Pero ir vestida como de andar por casa o al gimnasio, no.
Con pantalones anchos o tipo culottes, cropped, etc. Resultan demasiado incómodos como para poder encajarlos en las botas.
Perder la imaginación. No te quedes en el vaquero y sudadera. Juega con esos cuatro modelos de pantalón en tonos oscuros (para que se mimeticen mejor con las botas) y elige partes de arriba neutras para mantener el equilibrio entre ir muy arreglada o pasarte al demasiado normal.

Lo encontrarás en: en cada punto, su link.

Comentarios

  1. ¡Gracias por el post! Soy aparejadora y cuando tengo visitas de obra (sobre todo en verano) lo paso muy mal al tener que ponerme el calzado de seguridad e intentar ir elegante...
    Me apunto los consejos, aunque nunca he sido amiga de los leggings. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en linkedin