Recomendación: Cómo elegir el traje de baño adecuado a tu cuerpo


Otro de los temas sobre los que pedisteis post fue bikinis. Trajes de baño adecuados a según qué silueta y de qué modo encontrar el que mejor se adapta a cada una. Así que siguiendo petición de @malenitapita, @araviru y @miss.roig, aquí van las premisas básicas para pisar la arena con gracia y a cámara lenta, que es cómo se debe de pisar.

1. Si tienes el pecho grande y la cadera estrecha: lo esencial es que elijas una parte de arriba que te recoja bien el pecho. Que no quede bailando por los lados ni se mueva de forma gelatinosa. Con aros y un buen cierre a la espalda, para que de este modo tu pecho te estilice. No te engorde visualmente. Decántate por estampados grandes o por colores lisos. Para la cadera estrecha, tienes que intentar darle más volumen, para equilibrar con el pecho. Elige braguitas con volantes, con lazadas laterales, estrechitas...

2. Si tienes el pecho grande y la cadera ancha: para el pecho las recomendaciones son las mismas. También puedes optar por los drapeados, que recogen muy bien en el caso de pechos grandes pero caídos, como este. Pero para la braguita es mejor que selecciones las que sea un poco más anchas en los laterales. Cuanto menos espacio cubra la braguita, más ancha te hará la cadera. Si además tienes algo de barriga, elige las braguitas que tienen un pequeño fruncido frontal, tipo esta.

3. Si tienes el pecho pequeño y la cadera estrecha: con el pecho pequeño puedes ponerte escotes de tipo halter, que recogen el pecho por los laterales y lo juntan en el centro. O sujetadores que cierren en el medio. Y para la cadera estrecha, busca el volumen o selecciona sencillamente braguitas que tengan un nudito en los laterales o que sean muy estrechitas en los lados. Mira éste.

4. Si tienes el pecho pequeño y la cadera ancha: entonces las recomendaciones son un mix de las dos anteriores. Los estampados ayudan a que el pecho parezca algo mayor, al igual que las rayas. Los escotes en halter y con un poco de push up equilibran la parte superior más estrecha con la inferior, más ancha. Como esta. Y las braguitas siempre que cubran al menos media cadera, como esta. Las que son muy bajitas te harán parecer más ancha. Intenta que la cadera siempre quede medio cubierta.

5. Si tienes poco pecho y barriga: los trajes de baño son la mejor opción. Estampados y con un triángulo en el centro disimulan ópticamente y llevan la atención a otras zonas que no son la barriga. Como este. Esto se aplica también en los bañadores de escote pico pronunciado o cuello halter. Si tienes mucha barriga, busca los que tengan un fruncido, que además funciona muy bien para las que además de barriga tienen mucho pecho. Con el escote halter y pico recogen mejor y estilizan más.

¿Y prenda por prenda?
  • Escote halter: juntan el pecho, por lo que recogen muy bien para chicas más planitas o para tallas medias con el pecho algo caído.
  • Bikinis de triángulo: favorecen poco en general. Solo en el caso de que no tengas una talla grande pecho y de que esté en su sitio: no caído, no fláccido.
  • Braguitas retro: la moda de las braguitas tipo años 50 son perfectas para las chicas que no tienen cintura ni cadera, de culete plano. Ya que le dan algo de volumen a esa parte. Y si eres de las panzonitas, de barriga redondita desde arriba, también ayuda. Pero ojo, aunque pienses lo contrario, resultan complicadas y no siempre favorecen.
  • Braguitas pequeñitas: Tanto las brasileñas como las de tiras o lazadas laterales, están reservadas para caderas estrechas y culetes pequeños. Menos tela, más carne. Más carne, más talla ópticamente.
  • Palabra de honor: en general todo el mundo puede usar un palabra de honor siempre y cuando esté adaptado a su talla de pecho.
  • Volantes: en el pecho son perfectos para chicas planitas. En los bañadores enteros, minimizan ópticamente las barriguitas que sobresalen.
No se te ocurra: ir siempre de negro. Está claro que está bien tener un traje de baño negro, pero no te obsesiones con que el negro lo disimula todo. Ahora hay cortes drapeados y fruncidos, volantes, lazadas... que reducen y aumentan a nuestro gusto.
Centrarte solo en el palabra de honor. Es comodísimo para el tema de las marcas solares, pero hay vida más allá de él. Pruébatelo y llévate el que mejor se adapte a tu cuerpo. Si tienes mucho pecho... será el que menos cómodo te resulte y el que menos te favorezca.
Abusar del relleno. Está bien eso del foam y el push up. Pero no vayas a la playa en wonderbra. No está mal ser planita. De hecho está mucho mejor que ir con los melones en la garganta.
El todo vale. Me encantan las mujeres que se quieran, que se aceptan, que disfrutan con su cuerpo. No hay que cambiar el cuerpo, ni avergonzarse de él. Pero no hay que perder nunca la elegancia.

Lo encontrarás en: en cada punto, su link.

Comentarios

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en linkedin