El Espiario: Bikram Yoga Spain Sevilla


La semana pasada pude probar por primera vez una clase de Bikram Yoga gracias a Good Company en el centro de Bikram Yoga Spain Sevilla, en el llamado #BikramYogaSevillaDay: una masterclass de 60 minutos en la que comprobé que me gusta, y mucho.

El Bikram Yoga es un tipo de yoga compuesto por un conjunto de 26 asanas que se realizan en una clase de 90 minutos en la llamada Hot Room: una habitación a más de 40 grados de temperatura y con idéntica humedad. La secuencia de asanas es siempre la misma en todas las clases y el tipo de meditación es distinta, puesto que la clase es mucho más dinámica.


¿Se aguanta el calor? 
Depende, por supuesto, de las capacidades de cada uno y de sus condiciones físicas y de salud. En mi caso (no tengo problemas respiratorios, circulatorios ni coronarios) que tengo alta resistencia al calor pero la tensión muy baja, la aguanté entera. El final de la clase se va haciendo algo duro por el esfuerzo físico, pero es un factor que se va entrenando por la costumbre de seguir practicándolo. Eso sí, el nivel de sudoración es lo nunca visto y vivido. Una limpieza a fondo de toxinas.

¿Se puede beber en clase? 
Es mucho más recomendable ir bien hidratadita de casa. Haber bebido a lo largo del día (en mi caso, estoy acostumbrada a ello). Pero a lo largo de la clase te van indicando los momentos en los que puedes beber. Pero no tienes una sensación de sed horrible (como yo me imaginaba). 

¿Te puedes concentrar?
Con el calor es algo más complejo, pero al mismo tiempo, a las personas que les cuesta eso de concentrarse sentadas, poniendo la mente en blanco, en el Bikram se consigue mucho más rápido. El hecho de tener que controlar la respiración te exige que te abstraigas completamente de todo y te concentres en ti misma. En superarte. Es muy gratificante la sensación.


¿Hay niveles? 
No. Es una única clase para todo el mundo. En función de tus capacidades o de tu formación en Yoga, vas llevando tu ritmo. Te van indicando en cualquier caso, alternativas a las asanas más exigentes en el caso de que no llegues a ellas. Pero no existe el concepto iniciación, por ejemplo.

¿Hay que saber algo de Yoga? 
Si sabes algo, mucho mejor. Pero si no sabes nada, tampoco pasa nada. A mí me ha parecido una estupenda forma de iniciarse en el yoga. También es idóneo para personas más inquietas, a las que la relajación extrema del Ashtanga o del Hatha les ponga muy nerviosos (aunque la parte física es igual de exigente en el Bikram). Y me parece especialmente fantástico para mejorar la elasticidad (yo soy una alcayata) ya que los músculos están muy calientes y más flexibles. Esto, además, se nota al día siguiente: sientes que has hecho mucho ejercicio pero no tienes la sensación de agujetas.

¿Cómo se va vestida? 
Con ropa de yoga pero cuanta más piel lleves al aire, mucho mejor. Es decir, tops pegaditos al cuerpo y cortos, shorts o leggings cortos. Nunca prendas flojas. Descalza. En la clase te facilitarán una toalla y una esterilla.


¿Es muy caro? 
No si tenemos en cuenta que las clases duran 90 minutos, que haces el ejercicio de dos o tres días, que aúnan ejercicios de fuerza, equilibrio, cardio (el calor pone el corazón a mil), elasticidad, postural, relajación... disponen de opciones de clases sueltas o bonos. La info, aquí.


Si te apetece, puedes probar una clase suelta. En Sevilla el Bikram Yoga Spain está en Los Remedios, pero tienen muchos más centros en toda España. Esperanza es una profesora magnífica que te orientará en todas las dudas que tengas.

* Las fotos son de Javier Isorna.

Comentarios

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en linkedin