8 looks de invitada embarazada


La saga de los eventos y las invitadas continúa. En este caso, por petición de @ejerciendodemama y secundada por varias de vosotras, looks para las que tenéis evento a la vista pero con barriguita de embarazada. Centrar este post es complicado, porque los estados de la barriga van variando con los meses y no es lo mismo una barriga de 3 meses que una de 7. Ni siquiera es lo mismo una barriga de 7 meses en dos mujeres distintas. Con todo, aquí os dejo 8 propuestas de looks para embarazadas, con ideas para casi todos los gustos.

Como regla general, si tienes poca barriguita no tienes por qué ir a por un vestido premamá, ya que opciones que ya hemos visto en los post pasados como este vestido, este caftán o este vestido plisado, son perfectos para los primeros meses o para mujeres con barrigas pequeñitas. Como ideas:

1. Si tienes poca barriga todavía, un vestido estampado que disimule esos volúmenes incipientes, de largo midi, resultará muy favorecedor. Como este año se lleva lo étnico, ponle complementos en dorado, unos aros grandes y una cartera de mano en madera. Una sandalias no muy altas de tacón cuadrado en nude, para estilizar. Este es de aquí.
2. Los vestidos básicos de corte túnica o caftán son perfectos para los primeros meses. El toque lo van a poner los complementos. Así que busca un anillo vistoso para el dedo índice, en color turquesa. Unos mules planos en turquesa también (si pasas del tacón. Si no, sandalias de tacón). Y una cartera de mano con un bicho en dorado. Lo tienes aquí.
3. Cuando la barriga ya se nota, lo ideal es marcar bajo el pecho. Algo en estampado, que disimula los volúmenes y sin necesidad de llevar mucho tacón. Ponte una pamela sencilla en negro o una diadema con red. Aquí.
4. Gastarse mucho dinero para un evento estando embarazada, duele un pelín. Porque no sabemos si lo podremos reaprovechar. Así que si el presupuesto nos va justo, podemos optar por algo muy sencillo pero potenciando los complementos. Un vestido de lunares, un wrap-dress, combinado con complementos en mostaza, verde botella o rojo. Atrévete con algo en el pelo o un bolso de mano llamativo. Aquí lo tienes.
5. Un vestido midi que puedes llevar con plano o con tacón, dependiendo de cómo te encuentres. Lo tienes aquí.
6. Para las que conservan cuerpinín maravilloso y les apetece lucir barriga, los drapeados son ideales. Eso sí, piden algo de tacón, aunque no sea muy alto, pero un poquito sí. Éste de aquí.
7. Las lentejuelas también son para las embarazadas. Así que ponte uno, con una cartera de mano en burdeos, por ejemplo, y unas sandalias bajitas o mules planos si tus piernas y pies no quieren alturas. Lo tienes aquí. 
8. Un wrap-dress de aire kimono. Este tipo de vestidos es muy favorecedor. Ópticamente te da una cintura que ya no tienes, coloca el pecho en su sitio, alarga la figura... es una muy buena alternativa. Al ser estampado, no tienes ni que esforarte demasiado con los complementos: rafia y nude. Lo tienes aquí.

No se te ocurra: que pingue el vestido. Esto es, que si eliges un vestido no premamá, mira bien que la barriga no coja demasiado volumen delantero y te quede mucho más corto por delante que por detrás.
Los vestidos con mucho vuelo, muy plisados, muy vaporosos, etc. cuando ya tienes mucha barriga son aptas para chicas menuditas con barrigas sobresalientes pero cuerpo finito. Si eres de las que anchea, evita estos aires porque te harán parecer un saco. Mejor un wrap-dress o similar que defina tus contornos.
En las fases de barriga grandota, es mejor ceñir barriga o al menos, usar algún corte bajo el pecho. Si te vas a cortes túnica, tu barriga acapara todo el peso visual y no se verá ni la diferencia entre pecho y cuerpo. Una mole única. Es mucho más favorecedor crear cinturas imaginarias.
Si el culo sobresale porque esa zona haya ancheado más que el resto, evita las prendas muy ceñidas. El wrap-dress y similar sigue siendo la mejor opción. Y recuerda, que un abrigo sin abrochar, ligero, tipo tres cuartos, algo remangado o de manga francesa, es lo más favorecedor y estilizador que hay: define contornos, disimula retaguardias con vida propia y afina barrigas.
Olvidar tu glamour. Entiendo que hay embarazadas que lo pasan francamente mal. Pero si te has animado a ir a un evento, saca todo tu glamour. Aunque sea en forma de pendientes, de barra de labios o de abanico bonito para los sofocones. Estás embarazada. Tu barriga y tu felicidad es el MEJOR de los complementos del mundo mundial.

Lo encontrarás en: el cada uno de los números tienes el link correspondiente.

Comentarios

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en linkedin