¿Cómo me lo pongo?: Zapatos con calcetín incorporado


Este invierno ha sido el de los calcetines que han salido de los cajones con muchas ganas de fiesta. Se han asomado sin vergüenza a dejarse ver más allá de dentro de botas o deportivas. Calcetines a la vista con todo tipo de zapatos. Y eso me alegra, porque nos permite llevar los pies calentitos y porque tiene un punto bastante interesante. Ana se compró estos salones de corte Mary Jane con calcetín incorporado, pero tiene dudas para combinarlos. Veamos ideas:

  1. Con un pantalón pitillo remangado. Cuando hablo de remangar en el tobillo, tiene que ser como en la foto que ilustra el post: que parezca que te lo has remangado de prisa, que no quede exactamente simétrico. Esa especie de "lo hago sin pensar" favorece mucho más, y estiliza mejor. Un abrigo masculino o gabardina y una camisa de corte masculino.
  2. Con un pantalón tipo baggy. De los que son tobilleros pero tienen la cintura alta y llevan un cinturón en lazada de la misma tela. Con una blusa o un jersey de rayas marineras y un abrigo recto, de largo a medio muslo (es el largo tres cuartos).
  3. Con unos vaqueros tipo boyfriend o mom fit (de los que quedan cortos en el tobillo) y un sencillo jersey de cuello vuelto + cazadora de piel y un cuello de pelo.
  4. Con una falda de largo midi. Un punto lady pero algo macarrilla que queda estupendamente. Tanto plisada como lady (de vuelo) o en corte A. Con un jersey de cuello pico y chaquetón de pelo.
  5. Con una falda de corte lápiz, entubada. También de largo midi. Con un sencillo jersey de cuello a la caja y un abrigo o gabardina largos, hasta media pantorrilla.

No se te ocurra: por muy barato que sea algo, nunca te compres nada que no vaya con tu estilo. Es fundamental siempre pensarse, conocerse, quererse y entonces así será más complicado meter la pata en las tiendas.
Comprar de forma impulsiva. No te lleves todo lo que veas porque es barato, porque lo lleven las demás, porque creas que es tendencia. Siempre llévate lo que te guste y vaya contigo.
Limitarte. Tampoco te pases al lado oscuro y creas que a ti todo te queda mal. Que más allá de las zapatillas y los vaqueros normalitos no te puedes mover. Vete poco a poco probando, analizándote en el espejo, introduce cosas nuevas y llega a ese estilo que quieres tener. Eso solo se consigue practicando y mirándose mucho al espejo.
Creerte que la gente te mira por la calle. Un pepino te tiene que importar eso. Tú siéntete a gusto y segura. Si te has mirado bien al espejo, no tienes nada que temer.
Para ir elegante. No los veo en absoluto. Puedes llevártelos de fiesta, de noche, pero siempre tendrán ese punto moderni que resulta complicado para temas más formales.
Muy minifaldera. Creo que tienen un rollo demasiado High School. Y a no ser que estés opositando a animadora, si superas los 35 años ya no los veo claros.

Lo encontrarás en: los zapatos en cuestión son de Zara.

Comentarios

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en linkedin