Entretiempo otoño: 6 imprescindibles para sobrevivir al cambio


Resulta que estamos en otoño pero todavía hace calor. Lo que sucede es que hay zonas en las que por la mañana hace mucho fresco, luego calor tremendo, luego llovizna, luego hace mucho frío. Una locura. Pero aquí está vuestra estilaria amiga para que seáis felices cada mañana sin tener que dejaros los euros en las tiendas. Gastar está bien, pero ya sabéis: nunca a lo loco. Por eso, aquí van 6 imprescindibles para poder seguir usando vestidos, blusitas y demás cosas monas de verano aunque ya sea otoño.
  1. Las cazadoras: sea una de piel, ante, bomber o una cazadora vaquera oversize; te va a venir bárbara para poder aprovechar los vestidos de verano. O las faldas plisadas. O una simple camiseta con un vaquero pitillo.
  2. Las deportivas: porque son ideales con vestidos, prendas midi, culottes, pitillos... y cualquiera que deje los tobillos al aire. Mantienen los pies calentitos, son cómodas y bien llevadas tienen un montón de estilo. Además se adaptan de maravilla si de repente empieza a llover.
  3. Las americanas: sobre todo si son las de nueva temporada en cuadros y de corte masculino. Ideales con las faldas vaqueras y aún sandalias, con bermudas, con los pitillo...
  4. Los foulard: obvio. Son los salvamañanas, salvafrescocongelante y salvacatarrosdevoyvestidadeverano.
  5. Los mocasines: los adoro y además siguen estando. Aprovecha los días en los que puedes llevarlos sin medias y acóplalos a tus vestidos de verano, a las faldas, a los monos... a todo lo que también deje los tobillos al aire. Si no tienes, búscalos en modo clásico, con sus estribos metálicos de toda la vida. Los que se parecen a los bombardeados Gucci del invierno pasado. Y si lo tuyo es más el flatform, es el momento de ponértelos. Si son metálicos, mejor aún.
  6. Las sudaderas: me encantan sobre todo para descontextualizar prendas y jugar al mix verano/invierno al ponerlas sobre vestidos de seda o faldas plisadas metalizadas. Con minifaldas, con un culotte, con vaqueros pitillo y sandalias destalonadas...
No se te ocurra: ropa de playa. Una cosa es que mantengas tus prendas de verano un tiempo más y otra que se nos vaya la olla. La ropa 100% extra de verano en modo playa (caftanes, vestidos playeros, monos hiper cortos de tirantes) ya la podemos reservar hasta próximos episodios de la escuela de calor.
Ojo con los calcetines de las deportivas. Lo ideal son los tipo pinki, o al menos, los cortitos que lleguen al tobillo. Pero no te vayas a convertir en una analogía de Michael Jackson con los calcetines de deporte en blanco por mucho que la modernez se los ponga hasta la rodilla. Yo los moderneríos trasnochados de vida corta me los paso por el Arco del Triunfo.
Sacar las Hunter porque esta tarde vi llover, vi gente correr pero el termómetro no baja y son dos las gotas que han caído.

Lo encontrarás en: la cazadora es de Zara. Las deportivas son el modelo 574 de New Balance.

Comentarios