El Bellezario: cosmética para embarazadas

Mama Mio Pregnancy Boob Tube

Con el embarazo la piel cambia. Las hormonas, que con lo minúsculas que deben de ser y el trabajito que dan, todo lo revolucionan. Y en muchos casos, también nuestra piel. A eso hay que añadirle que la piel estira, que sufre. En cualquier caso, aunque haya quien se vea fatal (hormonas otra vez con sus puñales) es una época preciosa y las mujeres suelen estar muy bonitas. Y si no lo están, pues que se vean bonitas. Que se sientan bonitas, que es lo más importante.

María va a tener un bebé. Me ha hecho mucha ilusión porque además la conozco personalmente y es tan guapa por fuera como por dentro. Me pregunta si puedo recomendar productos para el embarazo, y aquí estoy, rauda y veloz a ello.

Es muy importante no abandonar (en la medida de lo posible) las rutinas de belleza (adaptadas a las nuevas necesidades) ya que nos ayudará a ir acostumbrándonos paulatinamente a los cambios de nuestro cuerpo y a disfrutarlos.

En cuanto a recomendaciones de belleza, existen dos fundamentales y muy importantes desde el primer momento:
  1. Protección solar: si bien es algo que debemos hacer estemos o no embarazadas, con el embarazo urge más. Fundamentalmente, la facial. Evita que te dé el sol en la cara. Para ello, utiliza pantalla total cada vez que salgas a la calle (obviamente, playa y piscina). La razón es para prevenir que te salgan manchas (la melanina cambia mucho en el embarazo) que además no se irán una vez que dés a luz. No quiero decir que al echarte protección solar consigas que no aparezcan (ya que hay otras manchas que salen por otras razones) pero al menos, previenes y evitas que las del tipo solar, no te salgan. Estés embarazada en invierno o en verano. Particularmente me gustan Heliocare (que además, tiene una opción con algo de color que sienta muy bien como "maquillaje" diario) y Anthelios de La Roche-Posay.
  2. Crema antiestrías: tengas o no estrías, no dejes de echarte una buena crema para evitarlas. Pero una específica para embarazadas, ya que las "normales" pueden contener cafeína y principios activos no aptos para tu estado. Aplícala cada día en barriga y muslos que son las zonas que más van a sufrir por los cambios hormonales y el estiramiento lógico de la piel. ¿Que por qué hay que aplicarla desde el primer momento si la barriga tarda bastante tiempo en crecer? Pues porque la piel hay que prepararla antes. Tiene que estar elástica antes. Cuando ya esté estirando, poco podrás corregir. Y las estrías salen y se quedan contigo a vivir. Para siempre. Mi preferida (por lo efectiva, porque el olor... no es el mejor del mundo) es Trofolastín, con centella asiática que es maravillosa para la elasticidad de la piel. Os hablé de ella aquí.
Dicho esto, hay otro tipo de productos que junto con una vida sana (alimentación, agua -mucha- y ejercicio moderado) contribuirán a tu bienestar durante el embarazo y a tu aspecto. De los más resaltables, os recomiendo:
  • Hidratar el pecho y escote, que también sufrirá cambios. Mi preferidas son las cremas de Mama Mio, que además disponen de una específica para embarazadas
  • Hidratar la piel del cuerpo. Se secará mucho más. Así utiliza una hidratante o un aceite para ello. Mi hidratante preferida es Ureadin de Isdin, y en cuanto a aceites, los de almendra. Si usas aceite, verifica su composición. Los aceites esenciales en ocasiones no son recomendables para las embarazadas. Busca siempre los naturales de almendra, rosa mosqueta o aguacate, por ejemplo. Cuanto más naturales y orgánicos, mejor.
  • Hidratar los pies. No te olvides de ellos. Arréglatelos a menudo e hidrátalos cada día. 
  • Cuidar las piernas. A mí no me dieron la lata, pero es habitual que se produzca retención de líquidos y se pongan pesadas, sobre todo el último trimestre. Una crema específica como Mama Mio Lucky Legs o Air Lite te ayudará y aliviará. 
  • Masajes. Siempre con aceites adecuados, como he comentado. Y hay un masaje específico, en el último trimestre (tu matrona te explicará cómo) que es beneficioso para preparar la zona del parto (si es por cesárea pues no ayudará mucho) pero que aporta elasticidad al perineo y previene puntos innecesarios o lo prepara para una posterior cicatrización más rápida y menos molesta. Se trata del aceite de rosa mosqueta (muy natural) para los masajes perineales.
  • La piel de tu cara va a cambiar y es probable que no te sirva la misma crema que estabas usando. Puede volverse más grasa, con granitos o más seca. Así que cambia de tratamiento si lo ves necesario. Siempre algo suave, adecuado a lo que tu piel necesita y a tu nuevo estado.
Puede que tu pelo te dé la lata, las uñas, incluso que de repente tengas mayor sudoración. Son muchos cambios (pero por un bonito objetivo). Así que ve escuchando a tu cuerpo y vete dándole lo que necesite. Siempre y cuando sea adecuado a tu nuevo estado.

* La foto es de The Singular Olivia, aquí.

Comentarios