Recomendación verano: imprescindibles de temporada


Seguro que ya estás a vueltas con qué comprarte para esta temporada y quizás tengas algo de lío sobre a qué le sacarás partido, qué será mejor inversión y qué se lleva realmente. Ya sabéis que yo no soy de seguir las tendencias a rajatabla, que me gusta más analizarlas y seleccionar solo las que veo con posibilidades de permanencia y que realmente considero favorecedoras. Otras, como el empeño noventero de volver a ponerse los tops sobre las camisas no las considero en absoluto favorecedoras. Será que servidora explotó en demasía esa idea en sus años universitarios.

Dicho esto, aquí queda mi lista recomendada para este verano 2017:
  • Un top de tirantes. Sea lencero o liso, de algodón o fluido. Blanco o negro. Pero tienes que tener uno para combinar de manera informal con un cardigan de punto y zapatillas/esparto o en plan formal con un kimono y sandalias.
  • Una camisa o blusa de popelín en azul celeste. La hechura la marcará tu anatomía. En escote pico o bardot, con mangas de volantes o abullonadas, en modo wrap (anudada a la cintura) o tipo túnica. Pero te sacará de mil apuros: ideal con short, faldas vaqueras, pitillos y mocasines...
  • Una camisa blanca masculina oversize. Siempre esta ahí, eso no es nuevo. Pero esta temporada vienen con fuerza las mega camisas, que resultan estupendas para poder ponérselas con prendas más ceñidas en la parte inferior. O con short y botitas cortas.
  • Un kimono. Sea corto o largo, fluido o bordado. Como más te guste. Pero fundamental. Me gusta especialmente para darle un toque arreglado a un conjunto sencillo: vaquero + camiseta de algodón + kimono + sandalias y te comes la noche, muchacha.
  • Una bomber. Creo que ya os he hablado mil veces de las propiedades de la bomber, pero sí. Tienes que tener una. Y si es fluida, mejor. Lisa o con estampado de flores.
  • Una falda vaquera. Este año es el reinado de las midi. Pero elígela también de largo a la rodilla y cintura alta. Ideal para las blusas algo más cortas que proliferan esta temporada.
  • Unos mules. Planos o de tacón. O ambos, y los planos con aire de mocasín. O unas babuchas. Aparca por un tiempo las bailarinas y slippers y pásate a mocasines y babuchas.
  • Una falda de cuadros vichy. Los cuadros vichy son el estampado de la temporada, pero para que no te canses de ellos, elígelos en color negro y blanco y mejor en una falda.  Informales con camiseta y palas planas y más de salir con camisa blanca y sandalias.
  • Un wrap dress. De algodón o con caída, liso o de lunares / flores, corto, midi o largo. Incluso en falso vestido que en realidad es un mono.
  • Un trench fluido. De algodón, de lino, de poliéster... o el clásico de siempre. Y si te lo puedes permitir, que sea largo.
  • Un camera bag. O lo que es lo mismo, un bolso pequeño rectangular con bordes redondeados, para llevar cruzado.

Y claro, no te olvides de tus básicos. De un vaquero (pitillo y boyfriend o baggy), un vestido denim, un vestido blanco de algodón, una cazadora de piel o un bolso tote.

No se te ocurra: Si los brazos no son tu fuerte, acompaña siempre los tops de tirantes de una chaqueta de punto o de un kimono. Busca prendas que te afinen, no todo lo contrario.
Avergonzarte de tu escote. Que es generoso, pues enhorabuena. Disfrútalo por las que somos de Castellón de la Plana. Pero siempre con mesura. Insinuar es la clave de la elegancia.
Y si tú eres de las mías, de tabla de surf, pues alegría, amiga. Nada de complejo. Escótate al máximo y enseña encaje. Plántate un bralette y deja que se entrevea con tops y vestidos de tirantes.
El escote bardot es poco agradecido porque añade kilos de más (tampoco a lo loco, pero alguno más sí). Para las muy delgaditas que quieren que ópticamente parezca que están más llenitas, es perfecto. Pero si lo que quieres es disimular, lánzate a por un escote pico. Piensa que el escote bardot es horizontal y que el esocte pico es vertical: así que alargará más tu silueta.
El modo saco. Aunque vayas en plan túnica, y aunque la barriguita te dé la lata desde su sabrosura, mete siempre un pico de la blusa o camisa en la cinturilla del pantalón o falda. Como si se te hubiera olvidado meterlo todo. Este poquito servirá para decir "¡eh! ¡tengo cintura!" sin necesidad de marcarla toda.  Que se intuya sin sentirte incómoda.

Lo encontrarás en: el top lencero es de Mango. La blusa, de Stradivarius.

Comentarios

  1. ¡¡la de cosas que me tengo que comprar!! mil gracias por tus consejos, en serio, haces que vea factible ponerme cosas que si no, me parecerían prohibidas para mi. bss!

    ResponderEliminar
  2. Pues sí!! Consejos básicos pero bien valiosos, porque a veces nos liamos comprando prendas que no nos sientan bien o que son muy de temporada y luego ahí se quedan... tengo que renovarme varios básicos y tú nos das las claves :)

    Un beso!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario