El Bellezario: Lollia para manos


Mis manos son como el resto de mi piel: secas. Tienen tendencia a deshidratarse, descamarse, cuartearse, agrietarse y todo lo menos divertido del mundo mundial. Y muchas de las cremas de manos que existen en el mundo que prometen hidratar hasta al Sahara, a mí me producen el efecto contrario. Así que soy de fiarme poco. Pero de repente me encuentro con recomendaciones en las que se unen seguidoras maravillosas como Soniambar y tiendas divinas como la de Paula (que hoy estrena su nueva era como The Singular Olivia) y me vendo los ojos y voy de cabeza. Y así descubrí las cremas de manos de Lollia que es de lo mejor que he probado en mucho tiempo.

Lo primero a destacar es el packaging: vienen en una cajita que no quieres tirar. Ni debes tirar. Con un diseño y un cartón tan bonito como el tubo que viene dentro. La variedad de Lollia es bastante amplia, pero yo me quedo sin duda con la Relax que lleva lavanda, miel y manteca de Karité. Y el resultado es una crema ligera, que se extiende de maravilla, que hidrata en profundidad sin necesidad de aplicar mucha cantidad y que HUELE DE ALUCINE. Huele a las muñecas nuevas, sin estrenar, de cuando éramos pequeñas. Huele que relaja y quieres pasarte el día oliéndote las manos (y acabo de descubrir que OMG este olor ¡lo tienen en perfume!)

No se te ocurra: acostarte sin hidratarte las manos. La edad se deja ver en el cuello y en las manos. Así que por muy bien que tengas el rostro, tus manos te delatarán si no las tienes cuidadas. Así que has de prestarle la misma atención que a tus patas de gallo, por ejemplo. Deja un tubo en tu mesita de noche y siempre, siempre, hidrátalas antes de acostarle. Y periódicamente, exfolíalas, ponles una mascarilla, échales un aceite. Mímalas.

Lo encontrarás en: Lollia Relax es la número 8 de las cremas de manos de Lollia. Yo la compro en The Singular Olivia. Si bien no es una crema barata, que no te asuste: el tubo es muy muy grande (no es una crema de bolso, es de mesita de noche), hace falta muy poca cantidad (por lo que dura casi eternamente) y la calidad lo compensa.

Comentarios

  1. Qué ilusión Querida!!

    Y además subrayo todo lo que escribes. Es que hago lo mismo que tú, la tengo en la mesita de noche y justo antes de acostarme me la pongo!

    Ooohhh! Y describes tan bien su olor... a muñeca... tal cual...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario