¿Cómo me lo pongo?: Medias transparentes


Antes de nada, siento la necesidad de dar las gracias, desde aquí y no en la entrada anterior por si alguien no entra y se lo pierde, a todas las personas que me habéis demostrado vuestro cariño al comentaros mi vuelta. Gracias por vuestras palabras, por vuestro apoyo. Gracias por vuestra inteligencia, por vuestro sentido del humor, por vuestra elegancia. Gracias por estar ahí, al otro lado del blog y al otro lado de twitter.

Dicho esto, vamos con el primero de los posts del año. Y qué mejor manera de hacerlo que con uno de los grandes temas debate: las medias transparentes. Susana planteaba esta duda en un correo electrónico y vamos a intentar aportar un poco de luz al tema.

Qué hacer en invierno
Las medias transparentes rotundamente no son para el invierno. Para el invierno se han inventado las medias de color, de muy variados den para adaptarlas a nuestros gustos particulares. Las tupidas son siempre la opción más socorrida y favorecedora; si bien para momentos de excesivo protocolo o para las que no gusten de medias tan opacas, siempre estarán las opciones más finas. Unas medias negras de 20 den son muy femeninas y perfectas para situaciones que quizás exijan cierto protocolo. Y si no queremos llevar medias de color, pues la única opción aceptable es echarle valor y llevar las piernas al aire.

Qué hacer en verano
Éste es el auténtico caballo de batalla. Qué hacemos con nuestras piernas en verano. En este caso, la afirmación no va a ser tan radical. Existen determinadas excepciones que permiten que las luzcamos. De este modo:
SÍ A LAS MEDIAS TRANSPARENTES
- Si pasamos de los 40. A partir de esta edad podríamos decir que, en la mayoría de los casos, son de obligado uso. Unas buenas medias transparentes uniformizan el tono de la piel y además minimizan defectillos propios de la falta de ejercicio o la edad, como en las rodillas, por ejemplo.
- Independientemente de la edad, en el caso de imperfecciones en la piel.
- Si asistimos a eventos con determinado protocolo. Habrá ocasiones de gran formalidad que casi obliguen a llevarlas.


NO A LAS MEDIAS TRANSPARENTES
- Para momentos informales. Si tenemos frío, pues nos ponemos un pantalón. Pero es verano, las piernas o van al aire o se cubren con ropa. Así que ideas tipo shorts con medias transparentes son de locura e internamiento.
- Con sandalias. Ni siquiera con peep toes. Si vamos a llevar medias, el zapato cerrado. Otro asunto es en invierno con medias de color. Ahí sí podemos llevar sandalias o zapato abierto. Pero con las transparentes, mejor no.
- Hasta los 30 años, totalmente en el olvido (salvo excepciones por defectos en la piel, por ejemplo).

Cordura. En realidad, es tan sencillo acertar como mirarse al espejo con criterio. Un traje de lana con unas medias transparentes en invierno es una contradicción (y ue no os dé miedo: el dorado + media tupida negra con zapato negro de ante es maravilloso). Igual que un vestido de seda, informal, en verano con medias transparentes: o sea, no. Aunque parezca que no están, no son tan transparentes como nos quieren hacer creer. Habrá que prestarles especial atención.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: lo dicho, jamás en invierno. Tampoco con sandalias ni ningún otro tipo de zapato abierto. De ser así, es mejor elegir las que tienen la puntera abierta.
Con enganchones. Las medias transparentes son casi piezas de usar y tirar. Son muy delicadas, así que si es necesario, estrenaremos un para cada vez.
Cutradas. No escatimes en el precio. Elígelas buenas. Si las compras de gran calidad, ganas en apariencia. Ya que parecerán efectivamente transparentes, pero con un efecto estético uniformizador que hará que tus piernas rocen la perfección.
Jamás con brillo. Ni tampoco mates. Ni efecto pierna de maniquí, ni tampoco pierna de plástico.
Olvídate de las que son efecto bronceado. Ese invento de los 90 debería haberse quedado en los 90. Siempre del mismo tono que tu piel. Si quieres que tus piernas estén morenas sin sol, pues las maquillas.
De tu talla. Tan incómodo es que las lleves pequeñas con el efecto pañalete, como que las lleves enormes. Con las lorzas marcadas en los tobillos.

Lo encontrarás en: muy buenas, excelentes, las de Woldford.

Comentarios

  1. Yo es que soy antimedias transparentes.... never! No se que haré cuando sea mas mayor pero no creo que cambie de opinión =)
    Felicidades de nuevo!!!!

    Kate

    ResponderEliminar
  2. Yo al ser tan blanca las descarté hace años, parezco hecha a piezas si me las pongo, tupiditas y plin.

    ResponderEliminar
  3. Pd.- Además yo con medias tupidas hasta parece que estoy buenorra XD

    ResponderEliminar
  4. A mí es que no me gustan nada... pero eso, cuando el protocolo lo requiera porque sino...
    Un besín!

    ResponderEliminar
  5. No suelo utilizarlas, pero las que no tenemos unas piernas perfectas, como yo, después de un embarazo que me dejó como huella unas preciosas arañas vasculares, pues a veces, cuando la ocasión las pide me las tengo que poner.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Es verdad que a partir de una cierta edad, y para según que momentos, son indispensables, pero en el día a día, por mucha edad que se tenga, no las veo... más que nada porque tenemos derecho a tener imperfecciones y no tratar de ocultarlas todo el tiempo... que se le va a hacer... cumplimos edad, sí... y no es malo.

    Bienvenida de nuevo... Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola! lo primero enhorabuena por el nacimiento del pequeñajo, me alegro que todo saliera bien ;) Llego un poco tarde para la felicitación, pero llego!.

    Respecto a las medias, bueno, yo soy promedias transparentes, no entro en si en invierno o verano, quiero decir en verano en obvio que no son necesarias, pero en invierno, lo que me parece una soberana gilipollez es ir con las patitas al aire corriendo el riesgo de coger una pulmonia.

    Desde mi punto de vista hay que ser muy imbecil para ir sin medias con un frio que pela.

    Un besete!.

    ResponderEliminar
  8. No me han gustado nunca. Prefiero buscar un look con unas medias negras muy finas.

    Besitos, Maria

    ResponderEliminar
  9. Soy de las anti.medias transparentes, es que cae de cajón: no abrigan! Y para ir pasando frío y parecer una hortera.. pues mejor sin ;)
    Espero que de mayor mis piernas sigan como ahora y no tener q usarlas.. tupidas siempre!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Yo tb soy anti medias transparentes, me resultan muy poco estéticas. Ahora bien, tb me parece muy ridículo ir sin nada con los fríos siberianos que tenemos. Donde esté una buena media tupida que se quiten las dos opciones anteriores!

    ResponderEliminar
  11. Yo en invierno suelo llevarlas negras, me gustan mucho mas como quedan. Estas las uso cuando no queda más remedio.

    ResponderEliminar
  12. No me entra en la cabeza del mediastransparentes team es que siempre aducen que sin ellas pasan frío... ¡Y CON ELLAS TAMBIÉN, si llevas la cacha al aire!

    ResponderEliminar
  13. que ando fatal de tiempo y me pierdo entradas..

    cuatro años, para un blog es toda una vida, de juventud a madurez..

    y lo mejor es que quien escribe está tan estupenda como siempre

    la entrada estrella, sin duda, el debate de las medias que tanto juego dio en el Estilario, y que siga dando

    yo, desde luego, escucho y aprendo..y en tu boda empecé, sin medias ;)

    besos

    ResponderEliminar
  14. Me alegro de tu vuelta,enhorabuena por ese bebé!!!
    Respecto a las medias transparentes, ni en invierno ( es absurdo con el frío que hace) ni en verano ( te asas) pero si las uso en entretiempo, primavera y otoño que no hace tiempo para llevar tupidas ni para ir sin medias, al menos aquí en Valencia, eso sí de buena calidad.

    Inma

    ResponderEliminar
  15. No me gustan nada de nada pero aveces en primavera tengo que recurrir a ellas pero muy poco la verdad

    besitos
    aitziber.s
    www.elescaparatefucsia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  16. ¿Puedes creer que nunca he tenido unas medias de Woldford?

    ResponderEliminar
  17. Me horrorizan,aunque a veces las pongo


    BSS

    ResponderEliminar
  18. nunca las he utilizado, pero no está demás el saber cuándo se pueden utilizar.

    ¡gracias!

    ResponderEliminar
  19. Primero de todo, felicidades!!!!!!

    Por otro lado no hagas campaña contra las medias bronceadas no sea que las vayan a retirar del mercado, a mi, me quedan muy bien y en serio parece que no lleve, claro que yo nací ya bronceada :-)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. argggg lo siento pero NORRRRRRR

    Un besote
    María

    http://littlemissshoeshine.blogspot.com

    ResponderEliminar
  21. A mi me encantan las medias, aunque prefiero las tupidas, las finitas también tienen su encanto.
    Además hay modelos muy sujerentes y gustosas al tacto.

    Saludos
    Manu
    http://calzeblog.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  22. Soy fetichista y me gustan las medias, más si son transparentes, es una lástima que no les gusten a ustedes.

    ResponderEliminar
  23. Hola, entonces con vestido de punto negro y zapatos negros peep toe, me aconsejas media negra clarita o tupida? la transparente la había descartado desde el minuto 0,1!! no me gustan nada!!
    Gracias y me encanta tu blog

    ResponderEliminar
  24. Uso las medias casi todos los días excepto los viernes y domingo dependiendo del evento del fin de semana, aunque no me desagrada también en verano usar vestido o falda sin medias. Son muy blancas mis piernas y me gusta usar de todo color aunque últimamente uso más las transparentes a mi me agrada mucho usar estas, estoy acostumbrada a usarlas desde joven, siempre y cuando no sean vanizadas o con brillo, además que no me gustan transparentes gruesas

    ResponderEliminar

Publicar un comentario