¿Cómo me lo pongo?: Más allá del verde y negro


Pasa muchas veces que nos empecinamos en una combinación concreta y no somos capaces de salir de ahí. Lo intentamos y al final siempre volvemos a la misma, con lo que llegamos a la conclusión de que no estamos aprovechando lo suficiente esa prenda y además, nos hartamos y aburrimos de ella hasta el infinito. A Julia le pasa con un vestido verde. A ver cómo podemos solucionarlo.

El vestido verde tiene el cuello a la caja, largo por la rodilla, manga sisa amplia y un cinturón que anuda en la trasera, para ceñirlo al gusto. Normalmente lo combina con negro, pero quiere más ideas.
  • Con gris. Menos sobria y seria que el negro, le da un aire algo más informal. Por ejemplo, con un chaleco de punto y pelo gris. Camiseta de manga larga, remangada al codo en un gris más oscuro. Y zapatos abotinados o botines de ante con cuña.
  • Con burdeos. Una chaqueta de punto gruesa en burdeos. Así no tenemos el problema de la sisa grande. Podemos atrevernos con unas medias estampadas y mocasín de tacón en burdeos.
  • Con pitón. Los estampados son una muy buena opción para integrar el verde. Puede ser el pitón, o también el étnico. Según gusto. Con botas planas de media caña, por ejemplo. Ideal para combinar con gabardina en días de lluvia.
Otros colores pueden ser el azulón o el mostaza, si nos apetece meter más luz. Y esas mangas amplias se pueden siempre solucionar con camisetas de tirantes + chaquetas de punto o con camisetas de manga larga.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: con botas mosqueteras. Tiene un largo que no lo acepta.
El verde + marrón como que no me termina de convencer. Es como un poco salgo a la montaña a camuflarme en la naturaleza.
Jerseys de cuello vuelto bajo los vestidos o las camisas no me van nada. Si queremos cubrir los brazos, mejor hacerlo con cualquier cosa de manga larga que no tenga cuello. Respetemos el cuello propio de los vestidos. Pero de otro modo lo veo pelín anacrónico.
Si queremos informalizar un estilismo, nada mejor que los estampados. Eso sí, vigilémoslos. Que oigamos étnico no significa que haya que ponerse esas chaquetas de los puestos peruanos que hay en las fiestas de este nuestro país. No es que las chaquetas estén mal. Es que a este vestido le pegan patadas.


Lo encontrarás en: el vestido de Julia es de Bimba&Lola. El look de la derecha, de Trucco.

Comentarios

  1. Voy a arriesgarme como estilista aficionada, y con bronce o dorado? Por supuesto, para un look más festivo...

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. El vestido es una monada. Coincido contigo en lo de no ponerle jersey debajo.

    ResponderEliminar
  3. me gusta lo del pitón y también con chaqueta, le ira genial

    http://blog.sacelen.com
    www.conideasyaloloco.com

    ResponderEliminar
  4. Cuando era chica y mi madre me ponía de verde y marrón, le lloraba y me negaba a salir de casa porque decía que parecía un árbol. Con eso te lo digo todo!
    Yo le quitaba el cinturón y le ponía un fajín, así seguro que le aburre menos..
    Y no a los cuellos altos, venden unas camisetas térmicas moníiiisiiimas sin cuello!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  5. Belén: pues muy buena idea!! me gusta, me gusta

    Clara: la verdad es que es un vestido precioso

    Nemo y Yima: también son mis ideas preferidas

    Audrey: jajajajajajajajaja a mí me pasaba igual!!

    besíiisimos a todas!

    ResponderEliminar
  6. Tampoco soporto poner cuellos debajo de vestidos y camisas,me parece horroroso!!!

    Bss

    ResponderEliminar
  7. Tampoco soporto poner cuellos debajo de vestidos y camisas,me parece horroroso!!!

    Bss

    ResponderEliminar

Publicar un comentario