Libre


La seda es un tejido agradable y además muy versátil. Con un vestido de seda en el armario podremos solucionar cualquier problema estilístico que se presente. Sobre todo, si es de algún color neutro y de un estampado ligero para que no se haga excesivamente visto.

El vestido de seda corto lo podremos combinar:
  • Para una tarde de paseo que deriva en noche: con unos zuecos de suela de madera y corte clásico y un bolso de cuero natural colgado de un hombro. El cabello trenzado en la parte delantera.
  • Para un día de compras intenso: con unas bailarinas y una camiseta imperio bajo el vestido.
  • Para una noche de cena y copas: con unas sandalias de tacón, jaula, en color metálico y una biker por si refresca.
  • Para una boda de compromiso o una comunión o similar: con unos zapatos de salón de taconazo y plataforma delantera, en color nude, y una cartera de mano rígida, de madera con cierre dorado. El cabello en un recogido deshecho, muy informal, con una horquilla dorada grande.
Particularmente elijo ponérmelo con un colgante vistoso que le dé un aire más especial y unas bailarinas doradas. Perfecto para una tarde afterplaya, con daiquiri de fresa en una terraza.

El colgante es una pieza única, hecho con nácar y conchas y arena de las Islas Similan de Tailandia. Como llevar el verano puesto. Maravillosamente especial. Si te gusta, queda uno solo y lo puedes comprar aquí.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: si hace fresco y el clima lo permite, no renuncies a las botas. Con unas botas tobilleras o de media caña puede quedar fantástico para una tarde de paseo. Y muy cómodo.
Con camisetas estampadas. Las únicas permitidas son las estilo imperio, blancas.
Renunciar a los complementos. Es mejor invertir en un vestido sencillo, de escaso estampado porque se le sacará más partido; y complementarlo con accesorios. Al contrario, nos agotaremos de verlo antes de rentabilizarlo.
Con alpargatas de esparto. Seda y calzado de playa no es lo más recomendable.

Lo encontrarás en: el vestido es de Rützou. El look de la derecha, de Zara. Y el colgante, de la colección La Plage de El Jardín de Lulaila. Aquí a la venta.

Comentarios

  1. versátil...

    y el colgante es precioso!!!!!!

    besos guapa!!!

    ResponderEliminar
  2. q preciosidad y q juego da

    no t conocia! t linkeo para seguirt la pista

    bsss

    ResponderEliminar
  3. Me encantan tus ideas y eso eso que nada de alpargatas con vestiditos tan mono como este :) el colgante moniiiisimo!

    ResponderEliminar
  4. Estoy deseando comprarme uno!
    Me encantan tus consejos, son tan rotundos que son la mar de prácticos y claros :)

    Saludos! Irene

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado la explicacion, tengo ganas de comprarme algo de seda y me he enamorado del vestido y el colgante, así que aqui tienes una nueva seguidora!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario