¿Cómo me lo pongo?: Civiles

Seguimos con la saga nupcial. El capítulo de hoy versa sobre bodas de mañana, civiles, con un vestido corto, de escote halter y de estampado psicodélico. Este vestido es de Begoña, y quiere aprovecharlo tanto para la boda como para cualquier otro día.

La ventaja del vestido es que se convertirá en más o menos cotidiano en función de los complementos que le pongamos, lo que lo convierte en versátil.
  • Para la boda (que al ser por lo civil nos deja un cierto margen), aprovecharemos ese aire hippy colocándonos un bandeau elástico de pedrería con el cabello suelto peinado con ese look playa que tanto se lleva este año. O con una diadema en bandeau en color dorado, muy fácil de poner y de llevar. Sandalias altas, de plataforma delantera y con cierre en el tobillo. Una cartera de mano de metal, rígida, labrada.
  • Para una tarde de paseo veraniego, con unas sandalias de suela de madera como las Swedish Hasbeens y un capazo de rafia. El punto: un pañuelo de seda naranja en la frente. Y pulseras anchas de colores.
  • Para un día de trabajo, con unas bailarinas y chaqueta de punto fino, larga (para los aires acondicionados) y bolso bandolera.
  • Para una noche de cena, con un cinturón de cuero natural ceñido a la cintura, salón de tacón también en color natural y cartera de mano en naranja. El accesorio: un brazalete metálico.
Confío en que Begoña exprimirá al máximo el vestido. Y sobre todo, que lo pasará realmente bien el día en que lo lleve.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: ni lo puedes hiper recargar ya que el estampado de por sí es potente; ni tampoco lo dejes en modo anodino. Compleméntalo en su justa medida a través de pulseras o tocados para convertirlo en especial.
No lo lleves a la playa. Ni por el tejido ni por el corte es idóneo para ello.
Con tachuelas. Con los circulitos y las tachuelitas ya es demasiada fiesta de las cositas variadas.
Chales. Y menos con un halter. Si hace frío, mejor una chaquetita de lentejuelas y manga francesa.
Blazer. La verdad es que con ese cuello cerrado no la veo demasiado.

Lo encontrarás en: el vestido de Begoña es de Pilar Vidal. El look de la derecha, de Rützou.

Comentarios

  1. versatilidad total con este vestido y, sobre todo, con los complementos que propones tú.. ese momento pañuelo naranja en la frente y pulsares de colores anchas me puede encantar!!

    sobre tus complementos.. me sorprendiste (muy gratamente) con los guantes, me encantaron.. y tus zapatos (y los míos) fueron muy maltratados a lo largo de la noche jajajaja

    besos guapísima

    ResponderEliminar
  2. Muy buenos consejos! yo también soy de las que se compra las cosas para las bodas pensando en sus utilidades posteriores jiji una que muy aprovechadora (que no rata jaja).

    :)

    ResponderEliminar
  3. Hola te escribo desde Trendencias, quería ponerme en contacto contigo para sacar un enlace a tu web en nuestra sección: Blogs y moda: el cocktail.

    un saludo

    escríbeme palomacardenasgarrido@gmail.com

    ResponderEliminar
  4. esto es un "infienno"

    Es vestido ya!

    ResponderEliminar
  5. Reina gracias por la mención en Atelier, qué linda, muchas gracias por acordarte

    BEsos mil

    ResponderEliminar
  6. Maba: bufff, mis zapatos llegaron de horror. Por eso no los buscaba de tejido, porque me imaginaba cómo acabarían, jajajajajajajaja!

    Anita: hombre, donde se ponga lo aprovechable!

    AciDia: hija mía, esta vez no te entiendo... me imagino que es que te gusta el vestido, no? jajajaja!

    Condesa: no me des las gracias, tu trabajo lo merece, es fantástico!!

    Besísimos a todas!

    ResponderEliminar
  7. Como bien pones en el post," la saga de las bodas" y no se pq pero creo q hasta septiembre o asi seguira la saga,es q a la gente le va lo de casarme cuando hace bueno.Besos desde el Sur.
    Por cierto el vestido muy original.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario