De buena esperanza

El estado que pone a las mujeres guapísimas (aunque la protagonista siempre se vea fatal) es el del embarazo. Una renovación total que sienta fenomenal para la piel y que además tiene uno de los finales más felices: el de dar vida. En este maravilloso momento se encuentra Maya, que pregunta ideas para vestir ahora que su cuerpo ha cambiado y la ropa habitual ya no le sienta bien. Le preocupa sobre todo vestirse para ir a trabajar estando embarazada.

En la actualidad un embarazo no es un problema estilístico en absoluto. Antes había que disponer de un altísimo presupuesto para vestirse porque las opciones eran limitadas. Ahora, las grandes firmas como Zara, proponen prendas para futuras mamás en sus primeros meses de embarazo; otras como Mit Mat Mamá, Prénatal o Benetton disponen de una sección especializada para este estado. Sin contar que las tendencias facilitan las grandes barrigas con sus blusones, chaquetas amplias, vestidos túnica y demás. Es más, con un vaquero y un pantalón sastre adaptado combinado con blusones y maxicardigan ya tenemos el armario solucionado.

No es necesario renunciar a nada. Por ejemplo:
  1. Para ir a trabajar: un vestido es siempre la opción sencilla. Si nuestro trabajo exige un código sobrio, lo elegiremos en tonos neutros, sin estampar. Con un maxicardigan para los aires acondicionados y una bailarina para las largas jornadas. Otra opción puede ser la de un pantalón sastre con un blusón amplio y un foulard estrecho alrededor del cuello. Hasta que no tengamos una barriga más grande, podemos ponernos incluso blazier abierta.
  2. Para una tarde de paseo: una falda, tanto estampada como vaquera, con una camiseta de algodón larga en estampado navy y un broche.
  3. Para una noche de cena: un pitillo tobillero con un blusón estampado de manga francesa o corta, de seda y collares largos. Una sandalia de cuña y un bolso de mano con cinta a la muñeca.
En realidad, la mejor actitud es no cambiar de ídem. Tenemos que seguir pensando con estilo aunque nuestro cuerpo no sea el mismo. Cambiamos de talla, no de personalidad. Y se nos seguirá viendo bellas siempre y cuando nosotras nos veamos así.

Besísimos.

No se te ocurra: barrigas al aire. No la engroserices.
El ombligo siempre tapadito.
Camisetas apretadas cinco tallas menos. No aproveches la ropa cuando veas que no es de tu talla. Y mucho menos si además las combinas con leggings rodilleros y chanclas. La moda Callejeros no mola.
Estar en chándal todo el día porque no te ves vestida de otro modo. Eso es impensable.
Descuidarte. Estás embarazada, algún día dejarás de estarlo. Y con eso de que "total voy a engordar" no te pongas a comer hasta los 50 kilos de más, ni echarte cremas ni nada de eso. Todo pasa factura, y después del parto te verás mejor si te has cuidado.
Ponerte ropa gigante modelo saco. No tienes por qué ocultarte si ese estado es de los más bonitos y de los que mejor sientan. Mira sino a María, lo guapísima que estaba.
Entaconarte. Cuidar tus piernas es fundamental, así que no las castigues con tacones infinitos.

Lo encontrarás en: ambos conjuntos son de la colección Mamma de United Colors of Benetton.

Comentarios

  1. Desde hace unos años para acá por fin las embarazadas encuentran ropa bonita porque antes era un verdadero drama estilístico.
    Sin embargo a mi no me gustan demasiado las que llevan ropa apretada superembaradas, que parece que desde hace unos años es bastante tendencia.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que ahora "embarazarse" no supone un problema a la hora de encontrar ropa bonita y para cada ocasión. Además de que muchas marcas ya tienen una línea pre-mamá, las últimas tendencias también pueden adaptarse a barrigas incipientes y avanzadas sin ningún problema. Yo he pasado por dos y en épocas del año distintas (barriga hasta la boca en Navidades y en pleno verano) y con algunos básicos combinados de distinta manera conseguí no ir siempre igual y no renunciar a mis gustos y estilo. Y no puedo estar más de acuerdo contigo en lo de ir apretada, que una cosa es que nos guste que se nos note la barriguita y otra cosa ir marcando y enseñando el ombligo. ¿Hay alguna embarazada que haya encontrado bonito su ombligo a los 8 meses de embarazo? Yo el mío lo mentuve escondico en los abismos, bastante tenía con vérmelo en el espejo como para encima airearlo y que lo viera todo el mundo...jajaja. Un beso y buen finde,

    Macarena

    ResponderEliminar
  4. Muy buen post.
    Feliz fin de semana.
    Musus

    ResponderEliminar
  5. Muy buen post.
    Feliz fin de semana.
    Musus

    ResponderEliminar
  6. tema "embarazoso" donde los haya, aunque aún no lo he vivido en mi propia piel sí sé lo difícil que resultaba hace no tantos años hacerse con las mudas necesarias para sobrevivir el periodo gestacional, básicamente reducidas a;
    1. robarle la camisa a la otra parte implicaca en el estado en cuestión.
    2. vestirse el mono peto, que aunque ahora estén de moda los jumpsuit (tremendo palabro) recuerdo a toda una legión de embarazadas customizadas a lo presentador de Bricomanía.
    3. Optar por el vestido túnica ñoño ñoño durante, "la dulce espera"...esos bordados, esos baberos, esos lazos....

    ufffff mejor no recordarlo.
    genial el post

    bss

    buen finde

    ResponderEliminar
  7. Uyyy que yo de esto sé demasiado...hace 6 meses que nació mi bebé y al mirar las fotos en las que estaba embarazada me veo mejor que nunca, no sé si es que tenía además de los kilos obligados de más, la autoestima por las nubes.

    Que cómo me vestía? pues la verdad es que no me compré nada premamá, mantuve mi estilo hasta el final comprándome una o dos tallas más,mis vestididos hippies- mexicanos, las falditas por debajo de la panza, jerseys anundados debajo de la susodicha, botas, ponchos, pues eso de abotonarme los abrigos se hizo imposible, y complementos, vamos lo de siempre pero pelín más grande, y es que renegaba como ha dicho luanova de lacitos, de vestiditos corte imperio, de petos, (puaaaag) y demás prendas "propias" de embarazadas. Lo dicho, mantener el estilo con una tallita más, o dos. Y no hartarse de bollos con el pretexto de los antojos por favor!!

    ResponderEliminar
  8. Los petos tipo bricomania, usar el polo de tu marido de la talla XXL, enseñar la tripa, engordar 20 kg, no echarte una tonelada de crema para no tener ni una estria, es casi lo peor, solo superado por tener tres bodas justo antes de dar a luz, con modelitos diferentes para no coincidir. Afortuandamente yo no tuve problemas y encontre ropa para ir a trabajar gracias a todas esas marcas que nombrais y a alguna otra que me echo una mano por a sus diseñor anchos de tripa y estrechos del resto.

    ResponderEliminar
  9. Muy buen post, q razón tienes en todo, q estar embarazada no significa abandonarse!.
    Yo en mi embarazo me vestía básicamente de prenatal y benetton.
    Lo que mas odio es ver las embarazadas con los petos vaqueros, el chandal o mallas y enseñando ombligo, es q no lo soporto.
    Besitos.
    Feliz finde.

    ResponderEliminar
  10. ¡¡¡¡¡muchas gracias!!!!

    me sirve de muchísimo tu ayuda, tanto para ponerme como para no ponerme, sobre todo un poquitín más adelante, pq ahora con los vestidos voy muy bien.

    de acuerdo en no enseñar barriga, descuidarse y chandal... los leggings no me hacen demasiada gracia en embarazadas, dan aspecto de naranjito. tampoco la ropa xxxxl.

    seguiré tus consejos para estar todavía mejor.

    un beso.

    ResponderEliminar
  11. Yo añadiría... no al pantalon de peto!!

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por mencionarme, aunque ya de 8 meses casi, me veo como una esa camilla, ja, ja!! horrible!!

    Un besote

    ResponderEliminar
  13. Estupendos consejos; aunque prefiero que la ropa vaya entallada, en cuanto te pones algo suelto...balón!
    Imprescindible para soportar mi tercer embarazo y cuidarme de cara al "día después", como tú bien dices, es llevar medias de descanso...las hay de liguero ¡mammy supersexy!Y no olvidemos el sombrero...este mes he publicado un post sobre ello en www.consombrero.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario