¿Cómo me lo pongo?: Nueva vida

Parece que el tema sigue de bodas. No en vano estamos en temporada alta. La de hoy es una consulta de Lavinia, que envía este vestido que lució hace dos temporadas en una boda, y quiere darle nueva vida o al menos, seguir sacándole partido. Que todas sabemos y estamos de acuerdo en que lo que más rabia nos da en eso de las bodas es comprarnos algo condenado al más absoluto y cruel ostracismo del trastero. Así que vamos a imaginar un futuro más próspero para este vestidito de encaje sin mangas.

Lo esencial es convertirlo en una pieza especial. El vestido por sí mismo no puede brillar, necesita estar bien acompañado. Para ello, tenemos dos opciones: dejarlo como está o modificarlo levemente. Veamos, pues:
  1. Dejarlo como está: entonces el esfuerzo residirá en los complementos adecuados. Lo combinaremos con azul turquesa o con rosa en el calzado. El bolso será de mano, una cartera de mano de madera con cierre en oro viejo como la que propone Hazel. Buscaremos una pulsera muy ceñida a la muñeca (como un brazalete) también en oro viejo. Si no me gustan las pulseras, entonces atacaré por los pendientes.
  2. Modificarlo levemente: si quiero cambiarlo puedo empezar por cortarlo a la altura de la rodilla ya que es un largo que favorece considerablemente más que el largo a media pierna. También un bolso de mano y un zapato alto, en tonos turquesa o rosa. Eliminaré la tira de la cintura y la sustituiré por otra de raso de seda o shantung que bajo el pecho quede como una lazada cerrada, plana. En turquesa o rosa, según haya elegido los complementos.
Con dos arreglillos lo actualizaré y sobre todo le daré un aire más fresco y juvenil. Que con los años ganamos mucho más de lo que pensamos.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: complementos en marrón. Más no, el vestido tiene suficiente. Pide un contrapunto en alguno de los tonos que hace el tejido. En todo caso, la cartera de mano en madera.
Complementos en encaje. Ya tiene suficiente el vestido, deja que sea protagonista así, no te lo cargues con más amiguitos.
Collares. Este escote y más con una cinturilla orlada los elimina por completo.
Un bolso de colgar. Es un vestido muy recto, si le meto un bolso de colgar le restaré movimiento.
Si quiero llevar zapatos de pulsera al tobillo, el vestido ha de ser más corto. De lo contrario, me acortará la pierna.
Descuidar el maquillaje y el peinado. Son fundamentales y capaces de realzar un estilismo o... cargárselo.

Comentarios

  1. buena idea eso de actualizar un vestido de boda, que siempre acaban pillando polvo, abandonaítos en el armario!!! Yo de los usos que propones, me uno a lo de cortarle el bajo y cambiarle el lazo debajo del pecho por otro más juvenil, y los complementos, como bien dices, rosas o azules.

    ResponderEliminar
  2. sería tan bueno que pudisesemos rentabilizar los estilismo bodiles, !cúantos euros se esconden dentro de las fundas de la tintorería!!!

    genial el post

    Bss

    ResponderEliminar
  3. Muy buenos consejos, yo intento aprovechar al máximo la ropa tanto la mía como la que me pasa mi madre.
    Musus

    ResponderEliminar
  4. Yo optaría por acortarlo un poco, porque ese largo me parece muy poco favorecedor.

    ResponderEliminar
  5. yo me uno a la corriente acortar el vestido.

    y ponerle complementos en contraste

    eres un hacha ideando cosas porque sé que a mi no se me ocurre hasta que no lo veo escrito por ti

    besos guapa

    ResponderEliminar
  6. Lo de cortarlo me parece una idea estupenda, creo que la favorecería mucho más.

    Estupendo post. Mil besos!!.

    ResponderEliminar
  7. yo tb. lo cortaría un poco.

    Recibiste mi consulta?

    ResponderEliminar
  8. Muy buenos consejos, ahora que se lleva tanto el reciclaje.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. La verdad es queda mucha rabia lo de comprar vestidos para ponerselos tan pocas veces, así que hay que hacer lo posible para rentabilizar la inversión.
    Muy buenos cosejos!
    Saludos
    http://cosasdebeam.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Que alegría da cuando una es capaz de reciclar un vestido y seguir sacándole partido, sobre todo cuando se trata de vestidos para ocasiones especiales como una boda. La cartera de Hazel que dices me tiene enamorada desde que la ví, porque tiene además muchísimas posibilidades, pero a pesar de mis intentos ha sido misión imposible conseguir una. Y lo de acortar el vestido y combinarlo con rosa o turquesa otro de tus aciertos. Un beso,

    Macarena

    ResponderEliminar
  11. Qué buena idea, nunca me da por actualizar un vestido.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Me encanta la idea del cinturon en rosa o turquesa. Estoy segura que le dará un toque especial. Muy elegante tu propuesta, como siempre. ¡Impecable!

    Besitos ;)

    ResponderEliminar
  13. me quedo con la seguda opción...acortar y la banda rosa o turquesa ...yo casi me quedo con turquesa que favorece a todas..
    bss..eli

    ResponderEliminar
  14. yo tambien cortaria el vestido el largo no me parece favorecedor y le cambiaria la cinta.
    muy buena idea!!!

    ResponderEliminar
  15. La opción 2 es lo que pensé nada más verlo... creo que con los arreglillos quedará genial. ;-)

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias por las ideas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario