Cuando calienta el sol

Nos encanta el sol. Sin embargo, es más que cierto que cada vez es más peligroso para nuestra piel, que tenemos que protegernos si vamos a exponernos a él. No sólo en la playa o en una hamaca emulando a anfibios varios. También por la calle es recomendable utilizar factor de protección solar. Más vale prevenir que vivir una desagradable sorpresa.

De todo lo malo (y pesado) siempre se extrae algo positivo. En este caso, de la necesidad de cubrirnos ante el sol, principalmente en sus horas más complicadas, nace la necesidad de hacernos con un sombrero. Un complemento más que llega a nuestro armario y que cada vez tiene más fuerza y lucha con más tesón con el objetivo de volverse imprescindible. Un complemento coqueto que puede ser el cierre perfecto para cualquier estilismo, mientras que nos protege y cuida nuestra piel. Esta temporada, además, existen tantos sombreros como estilos. Ya no hay disculpa para no tener uno.

Desde los panamá tan elegantes y sureños, hasta los cowboy pasando por los borsalino. Veamos cómo llevar un sombrero:
  1. La pamela de ala ancha. Las hay de algodón o de cáñamo. Son muy elegantes y funcionan en looks urbanos o de playa. Ideales en la playa si recogemos la solapa frontal con un broche grande, enorme (por ejemplo, de una flor) para darle cierto aire pirata. En ciudad, funcionan muy bien con una camisa blanca de manga corta y un pantalón recto de algodón o lino de algún color vivo (como el rojo). Sandalias peep toe de esparto y un maxibolso. También con falda lady y camisas de cuello claudine. Si hablamos de estilismos playeros, son fantásticas con una blusa amplia, de corte romántico y hombro al descubierto, en lino, y unos short. Sandalias romanas en los pies y un cesto de rafia.
  2. El borsalino. El toque chic de la temporada. Un juego andrógino muy favorecedor. Para looks ochenteros es magnífico. Colócatelo con unos pitillo, zapatos jazz, tank top y blazier de algún color flúor. O radicaliza tus flores eliminándoles el almíbar llevándolo con un vestido de estampado floral.
  3. El de rafia. Muy apropiado para looks más ingenuos. Con vestidos cortos y bolsos mini. Ponle un broche en la parte delantera del ala para que te permita ver mejor. El broche en este caso, de alguna pieza pequeña, simpática, y mejor si es de alfiler. Muy simpático con alguna de las niñas de El Jardín de Lulaila. Lo puedes llevar a la playa con una minifalda vaquera, maxiblusa y Havaianas. La toalla en una bolsa de aire hippy en bandolera.
  4. El cowboy. Estupendo en la playa, mientras tomamos el sol. Llévalo con una camisa blanca XXL o con un vestido camisero también blanco. Con tu carterita de mano en la que guardas tu móvil y tus euros ya estás lista para acercarte al chiringuito.
Los sombreros son un juego continuo, además de sumamente obedientes ya que se adaptan a nuestro estilo (nunca nosotras al suyo). Deja la vergüenza en casa y atrévete con uno. Tu piel, tu pelo y tus niveles de misterio te lo agradecerán.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: convertirte en John Wayne. Una cosa es que el sombrero sea de inspiración cowboy y otra muy distinta, que te plantes también las botas (y el lazo, y el caballo). No. Si quieres sacar tus botas del lejano oeste, prueba entonces con un borsalino o uno de ala ancha.
Llevar una gorra a la playa. La gorra está bien para lucir en eventos deportivos o para hacer deporte. Pero si en la playa no vas a mover más músculos que los que te ayuden a extenderte la protección solar, déjala en casa.
Calarte el borsalino hasta las orejas o hasta las cejas. No se trata del casco de una moto. Tiene que ir levemente colocado hacia la parte de atrás de la cabeza, sin calarse nunca en la frente.
Ponerte un panamá con faldas o vestidos safari. Por las mismas razones que con el cowboy: parecerás la dueña de una plantación. Prueba mejor con un vestido, feminízalo.
Comprarte un sombrero que te encante sin habértelo probado. Ni todos los peinados ni todos las caras aceptan los mismos tipos de sombrero. Son un poco como las gafas de sol, así que pruébatelo antes de llevártelo. Y sé objetiva.
Los sombreros son un complemento más de nuestro atuendo, así que trátalos como tal. Obsérvalos en conjunto y procura que formen parte del todo, analizándolo junto al resto de complementos, prendas y zapatos. Tiene que contribuir a crear una armonía, no cargársela ya empezando por la cabeza.
Utilizarlo para ocultar la limpieza de tu cabello. Sin comentarios...

Lo encontrarás en: las opciones más asequibles están en Cortefiel, Zara o Musgo.

Comentarios

  1. Enhora buena Sra. Estilista . Me gustan los cuatro, la MÏA mama me acostumbro desde la mas tierna infancia a cubrir la adorable testa, 1 con sutiles gorritos de la más pura lana en invierno y, pique en verano(que tiernos recuerdos)han pasado los años y sigo haciéndolo, sobra decir que el diseño que ahora utilizo esta acorde con mi edad. Me sientan fantásticamente.
    Felices sueños Sra. Estilista

    ResponderEliminar
  2. dorremi dorrefa no se cuando vendra soy la primer.

    ResponderEliminar
  3. yo desde luego soy anti-sol. en la playa estoy siempre con pamela y gafas de sol, parezco una famosa de incógnito. Y si voy al campo, gorra. Estropea muchísimo mi piel, me salen granos, manchas y arrugas (comprobado) y lo peor de todo: una cara de guiri que da asco!!(pestañas rubias, que las odio)

    ResponderEliminar
  4. Yo y los sombreros... me gustan mucho cuando los veo en la tienda, me quedan graciosos si me los pruebo, me gusto con ellos... pero... no me atrevo a ponérmelos!

    La gorra para la playa no me la pongo casi nunca, pero siempre la llevo por si acaso... (es que soy muy de pillar insolaciones y si no hay ni pizca de viento, y el sol pica mucho... o me voy de la playa, o entonces sí, mejor que me ponga la gorra... y me marche igualmente).

    ResponderEliminar
  5. Aquí en Sevilla hacen falta esos y mil sombreros más para este sol que ya aprieta, jeje.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  6. Me pasa como a blaudemar, que me encantan, me los pruebo en la tienda, me encanta cómo me quedan (algunos), pero luego no me atrevo ni a comprármelos... Soy de las que acaba con la gorra en la playa... y el cuero cabelludo quemado (y la raya esta que sale sola sin querer te peines como te peines roja brillante). La gorra claro está me la acaba dejando mi novio! Me encantan tus propuestas, sobre todo el borsalino... a ver si le echo un par de narices y me atrevo!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Confirmado...
    esta tarde he visto un par de looks fantásticos con sombreros... a lo borsalino, ...de rafia... con vestido blanco cortisimo y taconazo... y un Panamá, con un pantalón marinero gris anchísimo, camiseta ceñida de estibador ...y tirantes anchos, muy muy favorecedores... y todo esto con la cámara en el coche, bien lejos. Para matarme (Y dos semanas que llevaba sin encontrar nada)
    Lo dicho, para matarme....
    (Enhorabuena, Cocó)

    ResponderEliminar
  8. El lokk es genial pero hay un problema..... un gran problema.... un problema digamos de que de cm.... si, hija si, nunca encuentro uno que se ajuste a la misma, asi que siempre quedan bailando sobre ella, en fin,...si, ya lo he dicho muchas veces, no se puede ser perfecta..... asi que me tengo limitar a equemarme el pelo cual estropajo al sol, mientras envidio los adorables sombreros que se ven en la playa. Gracias por la parte que me toca, un placer y un honor siempre aparecer en tu blog. Besos, Lu

    ResponderEliminar
  9. Que complemento mas ideal y que abandonadito se queda siempre!!!

    Me encantan las pamelas incluso para boda aunque ahora me lo pensaria teniendo cerca una serie de tocados, ;)

    De todos modos, pienso que es una cuestion mas de verguenza que de otra cosa asi que animo todo el mundo!! a sacar los sombreros esta primavera y crear estilo

    Como siempre de diez bella.

    Mil besos
    Bea

    ResponderEliminar
  10. Adoro los sombreros. De siempre. Y además he oido mucho eso de "pues tienes cara de gorro, te quedan bien"

    El problema es que en los ambientes en los que me muevo eran -ya no- poco frecuentes, y aunque pueda parecer lo contrario a mi eso de que según entres en un sitio te mire toda la concurrencia no me emociona demasiado.

    Este verano quiero una pamela y un borsalino, sí o sí!!!

    ResponderEliminar
  11. La entrada preciosa porque me has llevado a la playa! y me estaba imaginando con una pamela (le regalé a mi madre una de H&M bárbara para estas ocasiones) y mi camisa pero.... la realidad se impone y como Blau o Miu... nunca me atrevo. Siempre me siento observadísima y si lo tengo puesto es porque no me queda mal, pero..... lo paso fatal así que... pero de este verano no pasa...además tengo una excusa estupenda:
    TENGO QUE DAR EJEMPLO!! y la pequeñita sólo aguanta los gorros si le molesta mucho el sol!!! así que.. ya te enviaré alguna foto con look madre e hija playero!!

    un besazo guapa... (aún no te comenté por las peazo fotos de Fernando para el reportaje de "el jardín de lulaila" pero es que me reservo para el teléfono!!!)

    ResponderEliminar
  12. Hola Cocó, estoy de acuerdo contigo, cada vez el sol hace mas daño a nuestra piel y hay que protegerse. Con los sombreros no me atrevo, me da la impresión de que me mira todo el mundo.
    Muchos besos wapa

    ResponderEliminar
  13. En mi family hace tiempo que los usamos; mi madre suele usarlos mucho en invierno, de tipo borsalino y del más puro estilo Bogart, así que yo siempre les he visto con mucha naturalidad. En verano los uso mucho: en ECI suelen tener muchísimos para elegir, de todos los modelos, tamaños y colores, así que, como todos los veranos, me acercaré por allí a por una nueva adquisición.
    Un besote.
    Nur.

    ResponderEliminar
  14. Yo me uno a varias de las comentaristas: tengo uno de rafia, muy bonito, pero me da apuro ponérmelo por la calle. Eso sí, creo que este año es el definitivo.
    ¡Mr. Chic, necesitamos modelitos con sombreros para inspirarnos! A ver si hay suerte la próxima vez.

    ResponderEliminar
  15. Me han vuelto loca todos los estilos que has dicho, me apetece un sombrero de cada tipo para cada ocasión que tu propones!
    Reconozco que sólo utilizo sombrero en invierno, jamás lo he hecho en verano, pero se me apetecen un borsalino en rafia o semejante y una pamela...
    Besossss

    ResponderEliminar
  16. Ya hablamos del tema sombrero... yo sigo buscando mi ideal... pero de nuevo el pelo corto es difícil para esto... si tienes sugerencias me vendrían muy bien, guapa.

    Los que has puesto son preciosos, todos.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Hola, me encantan los sombreros pero solo los uso para la playa (rafia), y en invierno, si llueve o hace mucho frio me pongo un borsalino a cuadritos chiquititos o una gorra blanca de pana con visera que queda genial con cualquier look. Pero es que aqui en Valencia no hace mucho frio ni tampoco llueve constantemente, HOY SI.
    Por cierto, me encanta Duffy, compré su CD hace dos dias y me chifla, pero se llama ROCKFERRY, no BLACKFERRY como creo que le has puesto tu, corrigelo guapa que la gente se va a liar.
    Sigue asi en el blog que me gusta mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Soy fan absoluta de los gorros, sombreros y todo tipo de accesorios cabeciles :) Tengo uno de ala ancha de fieltro sin estrenar todavía.... porque no sabía como combinarlo jeje pero me has dado ideas.

    Besos!!! :D

    ResponderEliminar
  19. Arruti: así me gusta, que seas rápida y estés atenta. Divina te imagino con tus gorros.

    Raquel: tal y como lo dices... sí, entiendo que odies el sol!

    Blaudemar: lo importante es estar cómoda y no sacrificar un día estupendo sólo por normas estúpidas. Si tú te sientes divina con la gorra, adelante!! lo fundamental es estar a gusto con uno mismo, lo demás es accesorio.

    lorentzo*: e slo que más me gusta del sur!

    Miu: es cuestión de no pensar que una lleva un sombrero. Si te lo tomas como unas gafas de sol, seguro que ni te das cuenta de que lo llevas.

    Mr. Chic: mmmm, la sola visualización de esos estilismos me pone la piel de gallina... qué maravilla!

    Lu: mejor por menos cms que de más...!! jajajaja! deja, deja, que tú estás preciosa así. Y te mereces éste y mil huecos más en mi blog y en todos los del mundo.

    Bea: totalmente de acuerdo en todo. Al final, es cuestión de vergüenza, por falta de hábito. Antes lo llevaba todo el mundo y era tan normal, nadie daba el cantazo!

    María: así me gusta! con decisión!

    maba: quiero esa foto!!!! tenéis que estar preciosas... de lo del jardín, ya hablaremos con calma, jajajajaja!

    corven dallas: lo que digo: cuestión de hábito. Eso sí, fundamental siempre ir cómoda, sino es cuando la gente nos mira...

    Nur: genial estilo!!

    Roxana: apoyo laa moción de solicitud a Mr. Chic

    Pru: si en invierno los usas en verano no te darán vergüenza. Seguro que estás preciosa

    nimenos: con el pelo tan corto como tú tienes es bastante complicado... el borsalino es el que mejor te puede encajar

    Eva: bienvenida guapa. Gracias por el apunte, no sé dónde tenía la cabeza cuando lo escribí. Ya está corregido, guapa.


    Gracias por vuestros comentarios. Vuestras experiencias son siempre muy interesantes y enriquecedoras.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Coco,me siento tan identificada con este post...hiper de acuerdo con todo.
    El otro día vi en dayday una pamela parecida a la que muestras en 1º lugar super mona,era asimetrica,mas ala por detrás que por delante,mañana que voy al centro me la traigo seguro.
    Con respecto al pelo que ocultan,sucio NUNCA pero tengo que admitir que a veces los utilizo para esos días de pelo rebelde(indomable Will hunting)
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  21. Pasate por mi blog, te he dejado una cosa ;). Besos, lu

    PD:creo que no me has entendido en el tema de los cm, me baila por exceso, por que no me encajan.... ya sabes para grandes pensamientos, se necesita espacio;). besos, lu

    ResponderEliminar
  22. jajajajaja...que risa lo del estilo cowboy...bueno, no creo que haya alguien que salvo que esté en carnavales, se plante todo el séquito cowboy,no?...
    a mi con los gorritos, pamelas,etc, me pasa una cosa...se lo veo a la gente y me encanta, pero yo no me atrevo a ponerlos nunca...jolines...no se, no voy segura!...
    tendré que empezar a planteármelo,no?.
    besitos y una vez más enhorabuena por tu blog.muak.

    ResponderEliminar
  23. Me encantan los sombreros y además me quedan bastante bien a pesar de que soy un poco cabezona...

    Pero es que no me atrevo con ellos! No sé, me siento disfrazada. Como mucho en invierno uso boinas y alguna gorra que tengo de cheviot. Pero en verano...

    A ver si me tiro a la piscina que ya va siendo hora!

    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Ay qué rabia, este es mi talón de Aquiles, por más que me gustan los sombreros no me veo con ellos, sólo alguna pamela y depende cómo me la ponga, no me sientan bien y sólo los uso para la playa.

    ResponderEliminar
  25. hola!

    me gusta mucho tus ideias! es mismo muy minimalistic y cool!

    estás em mis favoritos, se quieres, agregame también!

    muchos besos
    vamos mantener contacto!
    hasta luego,
    Kira

    ResponderEliminar

Publicar un comentario