Un buen día

Esta semana está claro que va de bodas. Hemos visto los quebraderos de cabeza que supone encontrarnos con una invitación de boda. Sin embargo, el problema se vuelve realmente importante cuando la boda es de nuestro/a hermano/a o hija. El estilismo que elijamos ha de estar aún más cuidado por lo especial del momento. Así que hoy vamos a completar la entrada anterior y buscar el look perfecto cuando la boda es de alguien especial.

La máxima principal a la hora de decantarnos por un vestido en concreto, es pensar ante todo es qué favorece a nuestro cuerpo. Sin prestar demasiada atención a las modas ni a las revistas. Fundamental que seamos muy objetivas delante del espejo y buscar el que nos realce y nos haga más guapas. Lo siguiente es pensar que lo que importa es el corte y el tejido del mismo. Eso, añadido a una buena elección en materia de calzado, bolso, tocado, peluquería y maquillaje será lo realmente importante. Más que el vestido sea de uno u otro diseñador, o lo más exclusivo del mundo.

Me gustan las propuestas alegres, con colorido. Para eso estamos en verano. Decántate por algo floreado, o con lunares. Si tu cuerpo lo permite (y además eres la madre de la novia) decántate por uno entallado, como la última de las propuestas de la fotografía. Que si bien es sencillo, es también de lo más elegante. Compleméntala con una maravillosa cartera de mano maxi, como las de Miu Miu y unos zapatos peep toe de tacón.

Para las más atrevidas, la segunda propuesta puede resultar espectacular. Un vestido sencillo con un corte magnífico que funciona por sí solo, sin necesidad de recargarlo con complementos excesivos.

Si eres alta y buscas un look mucho más espectacular, no dejes de llevar un vestido largo. Pero lejos de las propuestas de toda la vida, las de gala. Lleva un vestido o bien corto delante que evoluciona a largo detrás; o largo exagerado, con una pequeña cola. Mejor es tirarse de cabeza y atreverse de golpe, que las medias tintas más propias de fiesta de fin de año.

En general, las recomendaciones son las mismas. La elegancia no consiste en recargar. Es mejor elegir un elemento magnífico que puede ser el vestido. O unos zapatos maravillosos frente a un simple vestido entallado. Siempre tacón y nunca bolsos al hombro.

El complemento que jamás podrá faltar son los pañuelos de papel. Seguramente te harán falta.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: si eres la madre de la novia intenta huir, en la medida de lo posible, de los brocados, los tafetanes, las organzas y demás tejidos rígidos. También evita esos conjuntos de falda larga y chaqueta cuello chimenea y manga francesa.
Llevar tu colección de pulseritas de hilo, de cuero, de plata o de lo que sea. No van con el vestido, y aunque no te las hayas quitado desde que has hecho la comunión, siempre hay una primera vez.
Ir mal peinada o ultramaquillada. Es tan importante como la ropa que te pongas. Si no tienes mucha mano con el maquillaje, o no te sientes cómoda maquillada, acude a un profesional. A no ser que quieras imitar a Carmen de Mairena como sorpresa de boda.
Abusar de los complementos. Sobre todo si el traje ya lleva lazadas, composiciones en tela, plumas. O tú llevas un tocado o flores en el pelo.
Ir de bailarinas. Salvo que sea por una obligación de salud, evítalas. Si no se te da bien andar en tacones, hazte con un tacón midi. Algo siempre estiliza. La elección de los zapatos es tan importante como elegir vestido.
Elegir un vestido que te ponga años encima, o todo lo contrario. O que no se te adecúe a tu cuerpo. Seamos objetivas en el momento de mirarnos al espejo, y por mucho que nos hayamos enamorado de la prenda, pensemos si está hecha realmente para nosotras.

Lo encontrarás en: el primer vestido de la fotografía es de Pedro del Hierro. El segundo, de Giambattista Valli; el tercero de Diane von Furstenberg; y el último, de Loewe.

Comentarios

  1. que casualidad! Justo este domingo que pasó, el 20 de Abril, tuve el casamiento de mi hermana, fue de día en una estancia.
    Me pusé un vestido baloon, corte princesa color azul vivo. Era de saten brilloso revestido con una gasa opaca y por debaj del busto lo que hacia el corte imperio era una cinta de satén que se ata a la espalda. Todo esto con unos stiletos y un sobre plateados, pelo plancado, suelto y un jopo en la zona del flequillo
    Espero que mi conjunto este aprobado, ya que siempre visito tu blog y me parece que tenes muy buen gusto y sentido de la ubicación, jajaj
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que la maxima menos es mas es valida en muchos casos por no decir que a la hor de vestir siempre. No soporto cien mil complementos juntos y ya no te digo si es en una boda, es decir, el tocado , collar, pendientes y pulsera de perlas y para colofon un broche de brillantes o de brillantes colores. Me da dolor de ojo.

    Ayyyyyyyy! que ganas de ir de boda, que tengo unas ideas de los complementos que llevaria.....

    Besos bella y a disfrutar del finde.
    Bea

    ResponderEliminar
  3. El último vestido me parece precioso. Para las bajitas, casi mejor uno cortito que largo, ¿verdad?
    Muy buenos consejos
    Besos

    ResponderEliminar
  4. muy bien el tema!! ay, que pereza me da cuando veo a todas las "mujeres" de la familia con el mismo vestido en distinto color.
    pero... yo no estoy libre de pecado y tengo uno monísimo de la muerte!!! yo le llamba modelo "eva sannum" imagínate el tiempo que tiene.

    tampoco soporto a las madres, hermanas, etc etc que se empeñan en destacar más que los novios!!!

    y, sí, rotundo, a los chaqués o trajes de media etiqueta para los hombres.. a mí, al menos, me gusta!!

    un besazo..mañana tengo boda jajaja.. y en Ponte!! (de un primo)

    ResponderEliminar
  5. Qué razón tienes: fuera los conjuntos tipo Carmen Sevilla en las madrinas... El vestido de Valli me parece increible, sólo con él ya irías de infarto!

    Besossssssss

    ResponderEliminar
  6. las claves que das son geniales. yo también coincido con que un buen peinado y maquillaje deben ser prioritarios. gracias por nominarme al meme y si quieres verlo ya lo he colgado! gracias de nuevo y genial como siempre tu post!

    ResponderEliminar
  7. Dichoso mes de Mayo, con las bodas.

    Besitos y feliz fin de semana guapa.

    ResponderEliminar
  8. Precioso
    feliz fin de semana.
    abrazo

    ResponderEliminar
  9. Un millón de gracias Coco, qué bien, me ha encantado el de Furstenberg, peeero me parece que se me va del presupuesto...

    Ya te comenté que no quiero ir de largo, hoy he visto unos vestidos maravilloooosos, justo lo que quiero, en Hugo Boss, uno en color berengena, a la rodilla, sin manguitas y con unos volantitos muy monos y el otro en tonos piedra, con un "fruncido" tipo nido de abeja en un lateral (lo siento, me explico fatal), ambos de gasa de seda, divinos de verdad, la pega....un pelín caros.

    La próxima semana iré a probarmelos y me lo pensaré, al fin y al cabo es la boda de mi hermano y además los dos son muy ponibles después...o eso creo.

    Por cierto, el berengena ¿con qué color iría bien de accesorios?...lleva un cinturoncito de la misma tela, pero yo lo quitaría y le pondría algo tipo fajín...no sé, creo que le iría bien.

    Perdona por el rollazo, pero es que estoy emocionada después de ver esos vestiditos y quería comentártelo.

    Besitos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  10. Perdón, me olvidé de firmar....aysss, qué desastre soy..

    Laura.

    ResponderEliminar
  11. Y pantalón en una boda?? qué opinas? :)

    ResponderEliminar
  12. Creo que ya lo dije en un post anterior. Por suerte este año no tengo ninguna boda, ninguna comunión, ningún bautizo. Mi economía lo agradecerá!!!
    En los "no se te ocurra" yo añadiría el de "no compres el vestido en el venca". Mi tía, en la boda de su hijo (un bodorrio con todas las letras) llevaba un vestido del venca (es que yo tengo mucho ojo y mucha memoria fotográfica... demasiada) y.... le sobraba en muchos sitios y le faltaba en muchos otros. Total, que muy mal (aparte de la calidad, pésima). ¡Que era el primer hijo que se le casaba!.

    ResponderEliminar
  13. Fantástico blog!!!.
    Me encanta el estampado azul de Diane, me apasiona el corto y el de Loewe es de delirio.
    Tus puntualizaciones son muy acertadas, no dudad de hacer caso a una maestra.
    Mil besos.
    http://sobregustoshaymuchoescrito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  14. Con la de bodas q me esperan a mi, todo esto me viene de lujo..y yo, tengo clarisimo el lema q menos es mas..a ver cuando se lo aplican el resto de los mortales!!xq hay cada cuadro en las bodas...

    besots

    ResponderEliminar
  15. Yo me pondría el tercero de D. Von Fustenberg, es el que más me gusta y creo que el que mejor iría con mi estilo y el pelo en un recogido semi suelto.

    ResponderEliminar
  16. Los vestidos una belleza, y las recomendaciones... acertadisimos.

    (Y para rematar:... que bonito el de Pedro del Hierro... y yo quiero una casa como esa... si no me equivoco es el pabellón de alemania de Mies, en Barcelona... visita obligada... quiero una casa igual!)

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Yo siemore digo que tienen que superar la prueba del marco de plata: en casa de tus padres, 15 años después, la foto debe ser igualmente bella y digna que te pareció en su momento!

    ResponderEliminar
  18. Dani: mmmmm! la verdad es que suena muy bien. Muchas gracias por comentar y por visitarme. Bienvenida!

    Bea: estoys egura! además en tu caso, juegas con una enorme ventaja. Maravillosos collares, pendientes y tocados totalmente especiales...

    Roxana: sí, las bajitas siempre mejor en corto, por regla general.

    maba: me encanta el chaqué... no puedo estar más de acuerdo contigo. Ya contarás qué tal la boda. Besos

    Pru: muy bueno lo de Carmen Sevilla! jajajajajaja!

    ölhate: me ha encantado tu meme! a ver si encuentro un huequito y te dejo un comentario, pero que sepas que lo he leído.

    Sandra, Arruti: gracias, lindas!!

    Laura: Hugo Boss es un pelín caro pero es que compensa. Son absolutamente maravillosos. El berenjena está muy bien con amarillos, verde pistacho y sobre todo, grises si quieres crear una gama más elegante. Ya me contarás.

    M.: pues que me parece genial! sí, sí, me parece estupendo, siempre que no sea un vaquero, claro ;)

    Blaudemar: a veces no es tanto el dónde o quién ha diseñado el traje como el cómo lo llevamos. Muchas veces el presupuesto no es el que nos da la elegancia. E smás una cuestión de saber llevar y de conocerse a uno mismo.

    Reales: gracias! gracias a ti por pasarte y comentar.

    Moon: uy sí, y también fuera de las bodas...

    Lady Lala: gracias! y bienvenida por aquí. Gracias a ti por tu comentario.

    Deluxe: me vuelve loca ese vestido...!!

    Mr. Chic: sabes que si no me equivoco esa maravilla de vestido no saldrá a la venta? una pena...

    Raquel: totalmente!!

    besos y un millón de gracias por vuestros comentarios!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario