Herederas de Colombo

Por fin llueve en España. Éste es el titular más esperado de la temporada. Más incluso que los avances de las colecciones. Nunca pensé que diría algo semejante, pero me alegro de ver lluvia. De seguir así, en breve comenzaríamos a ofertar un tipo de turismo más cercano al del desierto de Alabama que al nuestro propio.

Llueve y además se acerca la primavera. No puede haber indicios más claros que nos impulsen a la compra, o renovación, de una de las prendas más básicas de todas las temporadas. Un imprescincible en el armario que nos soluciona una tarde lluviosa de verano, en la que una chaquetita de punto no nos sirve para nada. Hablo del trench.

El trench es el rejuvenecimiento y reinvención de la gabardina de toda la vida. Básicamente se diferencia de ésta en que se adapta a cualquier estilo gracias a la versatilidad de tejidos, acabados y cortes. Además, suelen llevar cinturones de otro material completamente distinto al que están confeccionadas. Las encontramos cortas, con forma de capa, de seda, con volumen o clásicas. Se adaptan a cualquier estilo. Y además, dotan de un toque chic a una prenda informal. O llenan de glamour un vestido cualquiera. Por lo tanto, hoy, con esta mañana tan lluviosa y pre-primaveral que nos ha tocado vivir, hablaremos de
las posibilidades de un trench en nuestro armario.

Antes de hacernos con uno es importante visualizar nuestro armario y estudiar nuestro estilo. De manera que nuestra compra se adapte perfectamente a él y además, lo realce. Con esto:
  • si nuestro estilo es pop, o sixty's. Nos encantan los colores, los vestidos de corte trapecio, los pantalones de pata ancha y talle alto; entonces nos haremos con un trench corto, capa. Incluso con manga francesa. Si lo eliges de color, será ideal. Con uno amarillo triunfaremos este verano. De complementos, nos decantaremos por collares de colores si es cruzado. Si es de cuellos redondos o a la caja, jugaremos con maxi pulseras y brazaletes de colores, aprovechando al máximo la manga francesa.
  • si somos más atrevidas, nos encantan los cortes nuevos, el estilo Prada de colores sobrios e importancia en las asimetrías y nuevos volúmenes; entonces podemos experimentar con los más nuevos y arriesgados de capuchas y cremalleras. Como éste gris que veis en la fotografía. Genial con un vestido por debajo. Para complementar, muy poco. Son prendas muy completas, con mucha presencia y protagonismo que no debemos de eclipsar. Así que es el momento de utilizar un maxi anillo solamente.
  • si somos más clásicas y nos va un estilo limpio y sencillo, pero sofisticado, elegiremos la versión de siempre renovada. Nuevos tejidos o cinturones de materiales nuevos. Botones diferentes. Forros con mucho juego. Pero el mismo corte impecable inspirado en la gabardina de siempre. La versión chic que podemos llevar con unas All Star o con unos tacones de vértigo. Ideal para las amantes de camisas blancas y vaqueros. Genial también con un vestido baby doll o túnica. Los complementos van desde un collar de argollas en latón, cuentas de madera, o piedras. O unos maravillosos pendientes, como los de la fotografía superior, discretos y originales para marcar ese look entre parisino y neoyorkino.

La lluvia no tiene por qué amargarnos un bonito día de primavera. Es más, puede ser la excusa perfecta para bailar bajo la misma. Eso sí, sin perder jamás la compostura.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: comprarte el gorro de lluvia a juego con el trench. Hay millones de posibilidades más interesantes que el coordinado total. La magia del trench reside en que es una prenda para lluvia que no parece que sea para lluvia.
Hacerte con un modelo que no se adecúe no sólo a tu estilo, sino tampoco a tu cuerpo. No es un abrigo. Apenas esconde, así que elige uno que te defina. No lo hagas simplemente porque sea el que más se lleva.
Recargarlo. Pienso que la belleza de esta prenda está en su sencillez, en su capacidad de vestirnos desde fuera, casi sin importar lo que llevemos dentro.

Lo encontrarás en: son magníficos los trench de Carolina Herrera, Escada o de Prada. Las gabardinas más clásicas son las de Burberry's. Tienes trench, de todo tipo de estilos, más económicos, en Zara (fotografía superior), H&M o Topshop. Los pendientes son una maravilla de la colección de Porque me lo merezco. No os perdáis sus pulseras estilo pandora. Lo último.

Comentarios

  1. por cierto, que soy yo.. ponte, girl

    me encanta las expectativas que estás generando (a tenor de los comentarios de tu post anterior)

    como no podía ser menos.. en el norte andamos con trench (por lo menos, yo).. y, la verdad, que es de lo más estilosito

    un beso, guapa!! y me debes un mail!!

    ResponderEliminar
  2. Estaba pensando en comprarme uno justo como el que has puesto de ejemplo y me has acabado de convencer, eso y la lluvia claro! Me apunto a llevarlo con All Stars. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Doy fé, la doy, yo he visto ese trench en una percha mucho mas atractiva que en la que está colgada ahora y sí merece la pena ......Lo único que la may y yo nos fuimos al día siguiente al Zara de la campana, y si, allí estaba, pero no queda iguallllllllllll. Buahh, jo, jo, jo.... Bueno, seamos serios.,... Repecto a los pendientes, si, también doy fé, yo los he tenido en la mano y son especiales, mágicos, sublimes, artesanales diría yo...... es mas creo que quienquiera que se haga con un trench, debería de hacerse tb con un par. Besos, Lu

    ResponderEliminar
  4. Cocoooooo!!!! Pero qué ilusión que aparezcan mis pendientes en uno de tus posts. Mil y mil gracias. Esas palabras viniendo de ti son muy importantes. Y encima hoy, que hace un mes que estrené el blog.
    Es demasiado.

    En cuanto al trench, me han hablado maravillas de él. La verdad es que es un básico que se puede llevar en cualquier epoca. (confieso que me he traido uno de Roma en gris y blanco). Siempre me han encantado.

    Un beso muy fuerte, y mil gracias otra vez. Eres un autentico encanto.
    Bea.

    ResponderEliminar
  5. yo no es que sea muy "clásica" pero me quedo con la tercera opción sin duda, que no le quedaría mal tampoco al primer grupo ¿no crees?.
    Ah! una disensión al fin:
    las all star, las tengo absolutmente aborrecidas !!!
    besos.

    ResponderEliminar
  6. Yo la tercera opción, sin duda. Hace un par de años me hice con uno rojo precioso en Tintoretto, y lo tengo cuidadito como la joya de la corona ^^ Me encantan desde siempre (Bogart tendrá algo que ver?? jeje)

    ResponderEliminar
  7. A mi me encantan las gabardinas estas, el problema q le veo, al menos ahora con este tiempo, es q te quedas helá, porq abrigar lo q se dice abrigar, abrigan poco,

    Un besito guapa.

    ResponderEliminar
  8. Como siempre me encanta la idea, además es fácilmente aplicable a los hombres... cambiando algunos detalles por supuesto jejeje.
    Creo que me has creado una necesidad, la próxima vez que vaya de compras buscaré uno.
    Los pendientes son una cucada!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. ¡Gracias por la entrada! (teniendo en cuenta de que yo había reclamado una así).
    Hoy he visto ese trench por la calle. Me encanta el estilo, de ése y de todos. Me uno a M en que será el mito de Bogart, que me tira. Me lo apunto en la lista junto con la forma de combinarlo.
    ¿Algún consejo en cuanto a tela y composición del tejido?

    ResponderEliminar
  10. -con permiso-
    ¡ mi prenda fetiche!
    20 años, temporada tras temporada, buscando, probando.
    aún no he encontrado esa joya merecedora de envolver mi "piel".

    GABARDINA = FANTASÍA FRUSTRADA

    P.D. la mantita donde ha colgado los pendiente me gusta

    ResponderEliminar
  11. Por cierto, yo tan emocionada con los pendientes de la sister ( que mira que son bonitos...)que no había comentado la cuestión principal. Yo de las tres opciones me quedo con la tercera, si, recta, pero eso si corta, por encima de la rodilla. Creo que además de con vestidos o faldas....con unos pitillos y unos zapatos de corte masculino, bien de cordones o bien mocasines es una de las combinaciones mas apañás que conozco (que me lo digan a mi, que llevo medio invierno asi....). Ah y sin que sirva de precedente, difiero con algún paseante de por aqui, se pueden sustituir los zapatos por unas all star y llevarlas con muchisimo estilo.... ,más que nada por que llevo la otra mitad del invierno así.....
    Besos guapa, Lu

    ResponderEliminar
  12. Por cierto, hoy he probado la combinación gris+marrón que recomendaste, ¡y queda muy chic!

    ResponderEliminar
  13. yo hoy llevo trench!! me encnata... de echo muchas veces ni siquiera espero a que llueva!! es tan estiloso....
    hoy lo llevo con camisa blanca y pichi marrón de cuadros!!
    un beso guapa y los pendientes preciosos... creo que le voya a hacer una visitilla a bea. jaja
    besos

    ResponderEliminar
  14. Pues yo me quedo con las tres opciones, dependiendo de como me levante por la mañana y de mi humor. Hoy, por ejemplo, trench negro clásico ( con un forro precioso ), pitillos y botines acharolados grises... Eso si, estoy con baglife..nada de All Stars..nunca me han dicho nada...

    ResponderEliminar
  15. Yo hace tiempo que hice un pácto conmigo misma. Me dije... "no comprarás ningún trench hasta que el Burrbery pueda ser tuyo". Y de momento, sigo esperando :)

    ResponderEliminar
  16. ...las tres opciones!
    (Y tu eres una maestra llevandolas...!)
    Y te apoyo en al reflexión Tacones vs. AllStars... Hay prendas que son tan potentes que admiten muy bien esas dos variantes (Trenchs, Vestidos)... la variante, reina del taconazo clasico-salón, o la variante golfilla o casa-de-la-pradera ....con zapato gordo o unas Converse... y eso tiene un perfume... irreverente y provocador, que es maravilloso...
    y la provocación (complejidad y contradicción) es indispensable en el diseño de un look, sutil o radical.. pero algo... si no es rancio.
    (Sobre esa necesaria provocación, aconsejo la entrevista en el New York Magazine a Carine Roitfeld, editora del Vogue-París... pocas veces se dicen las cosas tan tan claramente. Fantastica, como siempre)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario