Antes muerta que sencilla

Esto es lo que debió de pensar la agradable y hermosa señorita de la fotografía al levantarse una mañana en la magnífica cabaña de una estación de esquí cualquiera. Sobra decir, que si algo caracteriza a las estaciones de esquí es la nieve, que por defecto, está siempre helada. Muy guapa para la foto, pero la verdad es que debió pasar un ratito de frío.

No soy aficionada a los deportes de nieve. Soy friolera por naturaleza y pensar en unas temperaturas tan bajas me dan... ¿frío? Qué curioso... Sin embargo, alguna que otra vez, me ha tocado recalar en una estación de esquí. Y aunque no sepamos esquiar, seamos frioleras y del todos los deportes, el sky no sea una de nuestras preferencias, el après-ski es altamente recomendable. Por supuesto, y como en todo, tiene un código de estilo que respetar, y que con nuestros recursos de armario y sin tener que arrasar en Roxy, podremos salir más que airosas. Veamos, pues, qué ponernos para pasar una bonita tarde de copas en la nieve. O lo que es lo mismo, el après-ski.

Para empezar, lo ya comentado. Tenemos que contar con que hará frío, por lo que habrá que hacerse con prendas de abrigo y calzado aislante. La nieve no sólo está fría, si no que moja.

Para una tarde de après-ski me encantan unas mallas de color negro, con su franelita interior, ya que al llevarlas con las botas, moldea el contorno de nuestras piernas. Personalmente, me gustan las botas de descanso estilo Dior o las de Adidas, a precio más económico. También es son una buena opción las de Hi-Tec (a muy buen precio). Las estilo UGG o las de pelo exterior no me convencen demasiado, aunque también se admiten. En general, es importante buscar unas que sean cómodas, calentitas, gruesas e impermeables.

En la parte superior, aprovecharía el boom de los jerseys gruesos de lana con cenefas y mosaicos de motivos navideños. Desde Anna Sui, Stella McCartney o Pucci hasta el imperio Inditex ofrecen todo tipo de versiones del mítico jersey de lana. XXL o a la cintura. Pero con cuello vuelto, que será más operativo. Estos jerseys son maravillosos porque esconden todo tipo de remedio antifrío bajo sus ochos gorditos de lana. Y por encima, podéis llevar un polar.

Si no os apetece llevar un anorak para nieve (como los de Roxy) podéis optar por las pieles. En su versión más sport, claro. No se trata de plantarse con el visón de Concha Velasco.

Los complementos permitidos se componen de un gorro estilo andino; y para las más atrevidas, el ruso. Guantes aislantes, con tecnología climawarm para no perder los dedos y gafas de sol con protección, acondicionadas para la nieve. Imprescindibles.

No es necesario arriesgar nuestros frágiles y poco preparados cuerpos en esas pistas sumamente resbaladizas. El mejor deporte, tras una jornada de esquí, puede ser el ver la puesta de sol en un entorno más que agradable. Y nosotras, sin desentonar en él.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: llevarte tus botas amazona o cualquiera similar, con suela de cuero. Hazlo sólo en el caso de que no te importe la amputación de tus extremidades inferiores o alguno de sus apéndices.
Utilizar guantes de punto o de piel sin forrar. Fundamental que todo lo que te pongas esté aislado y además sea de materiales especiales. Piensa que estarás tomándote una copa en un lugar en el que las temperaturas son bajo cero.
Maquillarte para atacar. Todo lo contario. Y si lo haces, que sea con un maquillaje estilo Isdin Extrem, con protección total. El sol en la nieve es muy agresivo, y es importante proteger la piel y los labios. Hazte con un protector labial. Y si no puedes tampoco renunciar al gloss, utiliza la línea L.U.C.I. Fever Gloss de Lancôme.
Colgarte tu colección de joyas variada. No es momento ni lugar. Tampoco es cómodo, con tanta ropa puesta.
Llevar tus gafas del mercadillo. No es por nada, sólo por la salud de tus ojos.

Lo encontrarás en: Tienes jerseys de punto y gorros estilo andino en Pepe Jeans. Los anoraks, polares, pantalones o botas de descanso, en Adidas. O'Neill tiene una excelente colección de guantes y cazadoras. Y las gafas de sol, de Oakley o Ray Ban.

Editado para decir: la verdad es que el concepto de après-ski es amplio porque depende de la estación en la que nos encontremos. Por otro lado, es un concepto que en ocasiones está mal utilizado y en este caso, da lugar a bastante confusión. Así que, haciendo caso de la apreciación de Lilo, esta entrada versará más sobre recomendaciones aplicables a todas las que no disponemos de aptitudes para los deportes de invierno. Para disfrutar de una estación sin necesidad de esquiar. ¡Gracias, Lilo!

Comentarios

  1. Yo no soy aficionada a la nieve, pero reconozco q alguna q otra vez he ido a pasar el día. Así q este consejillo de hoy siempre viene bien, para cuando surgen salidas de este tipo.

    Un besete guapa!.

    ResponderEliminar
  2. Una pregunta: me puedo poner medias "carne"??? ;) es brooooomaaaa, para romper el hielo, que hoy pega.

    Me ha encantado lo de que nos pongamos las botas amazona sólo si no nos importa que nos amputen las extremidades inferiores, jajaja.

    Muy bueno.

    Ah, un apunte: se puede coger un vaso con unos guantes extragordos? son recomendables los mitones para evitar resbalones o también hay riesgo de amputación? es simple curiosidad. Es que soy novata en esto de las copas post-esquí :)

    ResponderEliminar
  3. Como te entiendo, yo también soy friolera, y en exceso.... y no, no sirvo para esquiar....por Dios para hacer el ridículo mejor quedadrme en casa. Pero mira yo por lucir un look de esos no me importaria forrarme a copas pegadita a una chimenea. Bueno me ha encantado el gorro de rusa. Lo más. Besos guapa, Lu

    ResponderEliminar
  4. Hola coco,

    gracias por los consejos, me voy mañana a los alpes y siendo una principiante como soy me vienen como anillo al dedo. Tneog ya botas de descanso y todos los utensilios jejejej

    Me ha encantado la idea con las mallas, le pondré en practica!!!

    Beso y gracias por tus sabios consejos.

    ResponderEliminar
  5. Hoy no estoy muuy de acuerdo contigo Coco...
    Hace mas de 20 años que esquio...y bueno, el outfit de hoy es mas bien para alguien que no esquia y pasea durante el pueblo durante el dia o a pie de pista.
    Pero no para el après-ski...primero por que no es lo mismo hacerlo en Andorra ( o la Cerdaña), que en Baqueira o en los Alpes. Tampoco suele haber mucho sol, suele estar poniendose cuando cierran pistas. Por eso, no suele hacerse mucho après-ski al aire libre, si no quieres morir congelado. En Andorra es mucho mas informal, en Baqueira hay de todo, y en los Alpes es otro mundo...pero bueno que el buen après-ski es delante de una gran chimenea con algo alcoholico entre las manos, así que tu outfit no estaría mal. Sin gafas y guantes claro.

    ResponderEliminar
  6. ufff..yo estoy contigo!!!prefiero el modelito para disfrutar de un dia de nieve, q no es lo mismo q con deportes de nieve. Yo, os espero en la terracita, bien protegida del sol y con mi cafecito con leche...

    ResponderEliminar
  7. Corriendo a mi blog a por un premio!besos

    ResponderEliminar
  8. Voy a copiar este enlace y se lo voy a a pasar a todas mis amigas, que se van a hacer una escapada a la nieve en breve.

    Me parecen consejos acertados y elegantes... es que la nieve es un elemento complicado para las fashionistas, la verdad. Sobre todo porque es facilísimo meterte la torta padre sin querer como no lleves zapatos adecuados.

    ResponderEliminar
  9. Qué mejor que estar tomando algo así de guapas mientras los demás hacen deporte? Me quedo a pie de pistas con ese outfit propuesto.
    Un beos, Bea.

    PD: Ya hay post romano.

    ResponderEliminar
  10. Uy que ilusión salir en tu blog! Gracias!

    ResponderEliminar
  11. con permiso.
    opto por quedarme a pie de pista, el chaquetón lo elijo rojo?....no, no AZUL AÑIL.

    P.D
    la alternativa 2.
    Gracias señora estilista.

    ResponderEliminar
  12. Madremía, y a mí que me parecía imposible hacer un outfit elegante para la nieve....:D

    ResponderEliminar
  13. Me lo apunto, porque a mí lo que más me gusta de la nieve son los muñecos y las bolas. Así que nada de esquiar.

    ResponderEliminar
  14. Buen outfit, me lo apunto ya que dentro de nada vamos a la nieve. Gracias por tus consejos siempre perfectos.

    ResponderEliminar
  15. Eeeee, bueno, lo he leido dos veces, tampoco soy de colgar críticas, esto es basicamente un hobbie para quien escribe y para quien lee. El tipo de persona que describes (voy a la nieve pero no esquio) queda reducido a una minoría muy reducida. Sinceramente si vas a la nieve te recomiento encarecidamente que lo intentes (esquiar me refiero), sí, sí hasta las más patosas (entre las que me encuentro), es sumamente sencillo y desde el primer día ya eres capaz de deslizarte y se disfruta. Si no te convence tienes un montón de actividades paralelas como raquetas de nieve, esquí de fondo en pista pisada, paseo en trineo etc. Si decides esquiar por Dios huye des estilosísimo jersey de lana, la lana absorve la humedad y estarás congelada en breve, por poco dinero puedes permitirte un forro transpirable que te vendrá de perlas, no estarás tan divina pero no te olerá el sobaco (soez pero cierto). Si aún así decides no esquiar no te recomiendo las botas de descanso, son para descansar el pie después de la opresión de las botas de esquí, si no has esquiado ¿para qué las necesitas? opta por unas botas de montaña, hoy en día las hay incluso bonitas (dentro de lo que cabe), mucho más prácticas y seguras. Y para las amigas de María, si realmete aprovechas las horas de forfait cuando termine la jornada de esquí estarán tán cansadas que lo que menos las apetecerá es tomarse unas copillas en el bar. Por cierto tajarse y esquiar al día siguiente no es nada recomendable.
    En cuanto a las gafas de sol y el maquillaje, me parece que tus consejos son muy acertados.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Otra cosa, nunca, nunca he pasado frío en la nieve. Bien abrigada se pasa hasta calor. Juro que no miento, yo también soy muy friolera pero como no paras no te da tiempo a enfriarte. Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Yo soy MUY friolera, asi que las tres veces que he ido a esquiar he renunciado por completo a cualquier expresion de moda y me he transformado en croqueta con patas directamente... eso si, para las caidas esquiando viene genial, ni te mojas ni te enteras

    ResponderEliminar
  18. Me he reido mucho con este post. Me voy en breve de vacaciones a un sitio típico de sky y tengo que aprender a esquiar YA. Intentaré estar divina y calentita. A ver qué tal me sale.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. hola!! que hace un montón que no me paso a tomarme el café.. pero te leo ya sabes!!!!

    me encanta la nieve.. yo también soy de intentarlo..y la entrada, estpenda, como siempre.. nos tienes muy mal acostumbrados!!!

    Ponte, girl!!

    ResponderEliminar
  20. Hoy he descubierto tu blog. Está genial! Así que, seguiré visitándolo muy a menudo!!

    ;)

    ResponderEliminar
  21. Qué destrozo de looks se ven en las estaciones!No está de más recordar cómo hacerlo bien!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario