martes, 28 de octubre de 2014

El Bellezario: también para ellos



Para que luego no se me quejen los chicos, este post también es para ellos. Hace algunas semanas tuve la oportunidad de probar la nueva línea de La Toja Protect 7, para el afeitado. Y obviamente, directa que fui a marido. Y más obvio aún que se mostró encantado de probarlo.

Como gallega que soy, a mí lo que haga La Toja ya me gana. No puedo decirle que no. Lo pruebo todo y me gusta todo. Me gusta porque incorporan en sus productos las sales minerales del manantial (que os puedo asegurar que son excelentes) y porque además, ahora enriquecen los productos con agentes y microaceites hidratantes y calmantes que mejoran aún más el resultado.

Marido tiene una piel sensible, fácilmente irritable después del afeitado. Pero es que al mismo tiempo, marido es un gran vago anticremas que no se echa nunca nada que no sea lo estrictamente relacionado con el afeitado. Por lo que tanto la espuma como el after-shave de La Toja Protect 7 son su salvación: calman e hidratan. Sin un esfuerzo extra. Además, huelen extraordinariamente. Perfecto también para marido, que si va de traje (lo habitual en jornada laboral) no gusta de perfumarse. Así que, es un buen modo de oler rico sin que tenga que echarse perfume.

Otra ventaja: el precio. Más que asequible. Capricho permisible y que además funciona.


Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.

martes, 21 de octubre de 2014

El Glosario: De traje, caballero



Son muchos los mails vuestros en los que me preguntáis también consejos para los chicos, para esas situaciones en las que han de vestir de modo más formal.

En ocasiones, se piensa en el traje como una prenda aburrida, con escasa capacidad para la innovación: y nada más lejos de la realidad.

En cuanto al saber llevar de un traje masculino, hay una norma común independiente al resto: los trajes estándar llevan chaquetas con dos botones. Favorecen mucho más a la silueta masculina. Y de esos dos botones, tan solo se abrocha el superior. El inferior se deja desabrochado. La chaqueta además, llevará doble abertura trasera, en la tapa. El hombro en su sitio y la manga que deje entrever siempre al menos un dedo de la camisa.

Los pantalones pueden llevar pinzas delanteras o no (a los chicos bajitos les favorecerá más sin pinzas), ser rectos de corte clásico o estrechos de corte italiano (sin abusar…)

En el armario, siempre ha de haber un traje gris oscuro y uno azul marino. Para los chicos que usen mucho traje, pueden tener además otro en ojo de perdiz o en azul azafata. Es una buena idea darles un punto más personal en el interior de la americana, con un forro de color. O en el interior de la solapa de la chaqueta. Que los ojales o los hilos de los botones sean de color es también una alternativa, pero va a limitar mucho más a la hora de combinar con una camisa.


Llevar chaleco o no… para gusto personal. Desde mi punto de vista, mucho mejor en chicos delgaditos y con un punto moderno. En plan clásico, lo veo algo desfasado.

La camisa es tan importante como el traje. Una buena camisa hecha a medida con iniciales es un capricho estupendo que todo chico debería tener en el armario. Por supuesto, es indispensable una camisa blanca de gemelos. Pero hay más opciones estupendas, como las de cuellos y puños combinados, o rosas claros, mil rayas, etc. Siempre de cuello sin botón. Y en función del nudo de corbata, elegiremos un cuello americano, clásico o abierto. Entre el cuello de la camisa y el cuello del chico no ha de caber ni un alfiler. El primer botón tiene que brochar y quedar pegadito (sin oprimir).

Sobre los zapatos y los calcetines, tienen que combinar, ya sean de cordones como clásicos mocasines. En los calcetines pueden innovar los más atrevidos. Los menos, siempre llevarlos a tono con los zapatos (que pueden ser negros o granates. Entonces los calcetines serán siempre negros o azul marino muy oscuro).

Y de complementos: cinturón oscuro y clásico de piel, gemelos si la camisa los precisa, pañuelo en la solapa para los clásicos renovados y nostálgicos, tirantes para los atrevidos y cómodos… Que no se diga que ir de traje no deja opciones a la imaginación. Como en todo, es siempre una cuestión de estilo.

No se te ocurra: yo voto por NO a los trajes de cuadros y raya diplomática. Me gustan cero.
Ojito con el brillantismo. Es como muy estrella de fútbol. Camisas que brillan en la oscuridad y trajes de piel de sirena. Mejor never.
Camisa negra + corbata negra o similares es muy mafioso de Los Simpson. Alegría para el rostro, amigos.
Pantalones estrechos no están mal. Siempre y cuando estén lejos de los leggings.

* Hay tantos trajes como estilos de chico, como edades, como tipos de vida y como situaciones. Lo importante es encontrar el sastre o la marca que se adapte a cada uno. Yo acabo de descubrir las firmas que elaboran trajes a medida a domicilio, como por ejemplo la marca española Blackpier, y me he quedado asombrada… Se puede elegir entre multitud de opciones de tejidos y acabados. Y sin moverte de casa. Para fascinadas de la compra on-line como yo, es todo un agradable descubrimiento.

 
Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.

martes, 14 de octubre de 2014

El Recetario: Rollitos de berenjena y jamón


Hace tiempo que no publicaba recetas, y la de hoy es de las fáciles y riquísimas. Éxito seguro. Rollitos de berenjena y jamón serrano.

Ingredientes
1 berenjena
Jamón serrano
Huevo
Harina
Pan rallado
Aceite de oliva

Preparación
1. Pelar las berenjenas.

2. Cortarlas en láminas muy finas, lo más largas posible.

3. Pasar las láminas por la plancha, a fuego medio, hasta que estén hechas. Dejar enfriar.

4. Sobre cada lámina (si son pequeñas, unir dos láminas) poner una lonchita de jamón serrano. Enrollar.

5. Pasar por harina, huevo y pan rallado. Freir en abundante aceite de oliva caliente.

La variación
Además del jamón serrano, puedes meter una cola de langostino.


Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.