lunes, 14 de julio de 2014

¿Cómo me lo pongo?: Falda con volumen


Las consultas para bodas siguen siendo la estrella de la casa, así que hoy volvemos con una más. Diana tiene este vestido para llevar de invitada a una boda. A ver cómo podemos sacarle partido.

El vestido es un falso dos piezas de cuerpo en blanco con escote cerrado y hombro desnudo y falda en volante rizado en color melocotón. A ver ideas variadas:
  • Para el fresquito, lo ideal es buscar una chaqueta cuyo largo llegue de máximo a la cintura, para no cargarnos el efecto de la falda. Las piezas rectas de cuello caja son perfectas, tanto en liso como con lentejuelas o apliques metálicos. Y si no damos con la adecuada, en negro también funcionará perfectamente.
En cuanto a las combinaciones:
  • Chaqueta protagonista y zapatos a tono: Podemos buscar una chaqueta con aplicaciones metálicas, que destaque sobre el conjunto y unas bonitas sandalias en color melocotón o maquillaje, como la falda. La cartera de mano, rígida, en plata vieja u oro viejo (según predomine en la chaqueta).
  • Chaqueta sencilla y zapatos protagonista: Si nos decantamos por una chaqueta en negro, más básica; podremos arriesgar con los zapatos. Elegir unas sandalias altas, tipo jaula, con algún aplicación en pedrería o brillo. En un color contraste, combinando nude y fucsia, por ejemplo. En este caso, la cartera de mano que sea igualmente en fucsia.
  • Total mix: Una de riesgo extremo. Una chaqueta de corte esmoquin, de largo a la cintura, en color blanco (para que se mimetice con el cuerpo y deje la parte inferior en protagonismo) Los zapatos, en verde agua o azul pavo real. O negro + naranja. Un choque total que irá acompañado de la cartera de mano.
  • Y si la boda es en el césped: apuesta por unas sandalias joya en plano, que quedarán perfectas con un bolso pequeñito, cruzado, con cadena.
En el pelo, puedes apostar por turbantes, un canotier (si la boda es de mañana) o un tocado pequeño.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: unos salones no están mal pero son algo sosetes para este vestido que pide sandalias a gritos humanos.
Por mucho frío que haga, las pieles son para el invierno. Así que ya puede estar el día polar, con osos y pingüinos paseando a sus anchas y hablándote de tú, que NO te puedes poner prendas invernales. Ni medias tupidas.
Joyerío. El justo y necesario, amigas. No pasarse. Que lo siguiente es el maquillaje con la cara llena de brillos y eso es el MAL TOTAL.
Corona de flores no la veo. No es que no me gusten, es que corona de flores y tanto volante en la falda lo veo algo suicida.

Lo encontrarás en: el vestido de Diana es de Alba Conde. La chaqueta, de Hoss Intropia.




Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.

3 comentarios:

  1. Desde luego en lo tuyo eres la mejor sin duda nena!

    Mira que yo soy poco fashion y leo cada palabra del texto de arriba a abajo sin pestañear... algo se me pega seguro! ;)

    Besotes :*

    ResponderEliminar
  2. Anda!!! hoy pensaba...que ganas de leer un post de Rosa y toma...telepatía 100%...
    como siempre me lías porque me gustan todas la opciones que ofreces...si tengo que elegir....mmmm pues la primera y la tercera...de un extremo a otro je je je...lo de ir plana muy cómodo pero para las chicas de altura que sino pareces un taponcito...besito

    ResponderEliminar
  3. Lo apunto en mi chuletario :)

    Por cierto...¿qué aconsejarías comprar en rebajas de cara a este otoño? Yo apostaría por ropa en verde caqui, por blazers en color gris, tops de lunares con la parte de atrás algo larga y redondeada para poner con leggins (visto en Zara) y camisa azul oscuro con estrellas blancas (visto en Zara y Stradivarius). Una cazadora vaquera (en HM las hay muy chulas, sin rotos ni rasguños para las que no nos gustan esas cosillas). Para zapatos...unos salones en nude y otros en negro. Básicos que no fallan.

    ResponderEliminar