martes, 11 de marzo de 2014

El Espiario: Pasarela Flamenca de Jerez


 Diseño de Cañavate

Hace ya un mes que pude disfrutar de una jornada de moda flamenca en la Pasarela Flamenca de Jerez gracias a Mercedes Benz Concesur y Cadimar; y a las bodegas Tío Pepe. Un sábado lleno de moda y sorpresas en el que los anfitriones nos trataron con mucho cariño.

Sorpresas estupendas como la maravillosa exposición dedicada a Barbie y ambientada en todos los entornos de fiesta andaluza. Así, Barbie aparecía en las cuevas de Granada, en los patios de Córdoba, la aldea del Rocío o la Feria de Sevilla. Ambientes tratados al detalle, que consiguieron arracar sonrisas a todas las personas que pasamos por allí. En mi cuenta de instagram pudisteis ver las fotos. O sorpresas para el paladar como las combinaciones de Solera. Un oloroso con el que se consiguen bebidas refrescantes y divertidas (como el mojito) que os recomiendo 100%.

Diseños de Rocío Martín

En cuanto a la pasarela, este año se trasladó a otra de las bodegas. El espacio resultó mucho más cómodo y algo más amplio. Un espacio que gozó en todo momento de un lleno absoluto. Si bien se echó en falta calidad en algunos de los desfiles, fue compensada por los dos grandes triunfadores de la tarde: Rocío Martín y Cañavate.


A Rocío Martín pude conocerla el año pasado en la misma pasarela. Me enamoraron sus trajes de romería en los que aúna diseño y comodidad a partes iguales. Este año, tampoco defraudó.


Con música en directo pudimos disfrutar de sus bellísimas faldas perfectas para el camino además de deliciosos vestidos muy coquetos, para un día de Feria. Frescos, cómodos pero con detalles que los diferencian.


Y sin palabras nos dejó Cañavate. Demostró ser todo un maestro de la aguja. De trajes increíbles, puro diseño, sin olvidar que viste a una mujer flamenca. Y sin olvidar tampoco que este año las ferias comienzan tarde, y que hará calor. Mucho calor.


Vestidos sin manga trabajados al máximo, que se convierten en mantones con volantes llenos de movimiento. Faldas cuajadas de volantes que al moverse parecen llenas de claveles.


Una preciosa selección musical que acompañó a vestidos que se movían entre lo dulce y lo racial. Que paseaban entre el recuerdo de Grace Kelly y los bandoleros más atrevidos de Sierra Morena. Tejidos de calidad, bordados, metros y metros de fantasía que pusieron en pie a todos los asistentes, que nos hicieron soñar con copas de fino, sevillanas y polvo del real, en noches de luna llena.


Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.

2 comentarios:

  1. Me gustan los tipo Rocío, los primeros.Los otros son too much para mi ;)
    Besos, Rosa!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por este post. Yo no sabia ni que existía la pasarela flamenca! Enhorabuena! Un besito y feliz miércoles!

    http://www.concualquiercosita.es

    ResponderEliminar