viernes, 7 de febrero de 2014

Sucedió en Sevilla: Enrique de la Flor para Lina Sevilla 1960


El pasado 30 de enero se inauguró la edición más especial de la pasarela de moda flamenca SIMOF, ya que celebraba su vigésimo aniversario. Cuatro días por los que fueron pasando las propuestas que veremos en las diferentes ferias del Sur.

Como siempre, la encargada de abrir las jornadas de desfile fue Lina Sevilla 1960: la maestra. La grande de las grandes. Una firma ahora liderada por Rocío y Mila que siguen demostrando el gran hacer de la casa. No hay trajes tan trabajados como los suyos. Piezas perfectas, que sientan como un guante y que se mueven con una ligereza asombrosa, aún llevando metros y metros de tela. Enrique de la Flor fue el diseñador encargado de poner el toque perfecto a estos diseños con sus complementos en un desfile de ambiente mágico gracias a la música en directo de La Niña Vintage.


De Enrique de la For ya os hablé hace tiempo. Es un diseñador reconocido de complementos, cuyos pendientes y peinecillos de flamenca son maravillosos. Una persona tan bonita como lo que crea. Discreto, elegante pero de los que no dejan indiferente. Así lucieron sus pendientes.


Fueron tres las líneas de Enrique de la Flor que acompañaron los trajes de Lina Sevilla 1960. Por un lado, la colección cápsula de básicos para Lina Esencial. Enrique de la Flor reinventa el típico aro de flamenca. Lo agranda y adorna su cierre con filigranas. Para las que prefieren los pendientes más clásicos, es una preciosa manera de llevar las orejas adornadas de una manera muy especial sin renunciar a nuestro gusto personal.


Su colección primavera-verano Olive, inspirada en el campo andaluz, puso color y personalidad. Pendientes con piedras circulares, acetato, seda, piel y brillantes. Una bonita mezcla de materiales en las que la seda tiene el papel protagonista.


Para los vestidos de Lina Colección, las piezas más atrevidas. Delfina da nombre a una colección inspirada en la María Antonieta de mármol del Museo del Louvre. Una colección plagada de color y magnetismo en la que los materiales elegidos son el algodón, el camafeo, la seda o la piedra.

Cierto es que un vestido de flamenca no luce igual si no elegimos los complementos adecuados. Son tan importantes como el vestido en sí. Piezas que además vayan acorde a la magia, a la solera, a la costura de la prenda que llevamos encima. Por eso, el resultado de la colaboración entre Enrique de la Flor y Lina Sevilla 1960 fue de aplauso. Os animo a que disfrutéis del desfile al completo en el blog de Escaparate de Moda o de Only1woman.

* Podéis encontrar los complementos de Enrique de la Flor aquí. O contactando con él por mail: enriquedelaflor@gmail.com
enriquedelaflor@gmail.com
enriquedelaflor@gmail.com


Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.

3 comentarios:

  1. Realmente es lo que dices unos complementos del vestido súper importantes, estos en concreto me parecen una maravilla, ya me acuerdo del reportaje que hiciste de este diseñador y ya me gusto muchísimo, y ahora así con el vestido, la línea más clásica es preciosa y la nueva más atrevida me encanta. BRAVO! Besos

    ResponderEliminar
  2. que pasada de vestidos!obras de arte!
    http://angelandchic1.blogspot.co.uk/2014/02/beatlespink.html

    ResponderEliminar
  3. El primer traje me ha encantado. Qué me gusta a mi un traje de lunares grandes.. ;)
    Besos, Rosa!

    ResponderEliminar