jueves, 16 de enero de 2014

¿Cómo me lo pongo?: Sacando partido a una Belstaff


Belstaff es una marca que ha popularizado un estilo de cazadora hasta el punto de que a ese corte de prenda ya se le conoce como estilo Belstaff. Se trata de una cazadora con aires a medio camino entre una prenda de lluvia y una prenda de moto. Con cinturón y cuello cerrado, de aspecto encerado y cremallera delantera; es bastante informal y habitualmente se viste como tal. Patricia tiene una cazadora Belstaff, en color rojo sangre, a la que quiere darle una vuelta de tuerca y aprovecharla al máximo.

Vamos a ver ideas para exprimirla en el mayo número de ocasiones:
  • La más sencilla: combinarla con un jersey de punto fino, maxi, y pantalones pitillo. Explotamos el punto masculino con unos zapatos estilo oxford, planos, de cordones. Y de bolso, un estilo bowling.
  • La tendencia: tiramos de furor de pantalones de cuero o leggings de ídem. Con una camisa masculina, o un jersey XXL. Zapatos abotinados tanto planos como con tacón (con algún detalle tipo tachuelas. O en rollo chelsea boots) y de bolso, un tote.
  • La femenina: dale un punto más femenino combinándola con un vestido de seda y media tupida. Con botas planas, de tacón cuadrado o incluso, de agua.
  • Para el trabajo: con una falda de seda o con una falda lápiz. Media tupida y zapato de tacón cuadrado. Top de seda, jersey fino de punto o una sencilla camisa en la parte superior.
  • Y de noche: quizás es la mezcla más arriesgada. Pero le restará formalidad a un vestido negro con slippers para las noches menos protocolarias. El punto perfecto lo pondrá una cartera de mano de tela como las de Zubi.
Un cuello de pelo le dará un aire más arreglado al conjunto, mientras que un gran foulard será el punto más informal.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: cuello de pelo sintético, vale. Pero aparente. No a los peluches picajosos.
Aunque esté diluviando lo más grande del universo, ni se te pase por el entendimiento llevarla a una boda o cualquier otro evento formal.
Quedarte en el look moterito: jersey, vaquero y botas moteras. Experimenta más, porfis.
Nada de plantarle un vestido lencero. No perdamos el norte con ello.
Vale que te la pongas para salir. Pero elige entonces un bolsito pequeño con cadena, para llevar al hombro, como el minichic de Lacambra. No le vayas a plantar una cartera de mano festiva o un clutch. La única cartera de mano que admite, son las estilo By Iria Lepina o Zubi.

Lo encontrarás en: la cazadora de Patricia es Belstaff. El conjunto de la derecha, de Comptoir des Cotonniers.


Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.

3 comentarios:

  1. Anda que no le sacas partido a las prendas...genial!!! me suena el vestido ;)) beesos

    ResponderEliminar
  2. ¿Y a mi que estas cazadoras jamás me han llamado la atención? Por cierto, has nombrado a unos de mis próximos objetivos: un Zubi! :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me había olvidado de mi Belstaff nivel me la he dejado en España! Ahora mismo le digo a mi madre que me la mande que me has dado muchas ideas muajaja

    ResponderEliminar