jueves, 22 de agosto de 2013

El Ideario: Vestido peplum


Agosto. Estemos o no de vacaciones, siempre hay mil planes. O una boda, o una celebración especial, o una cena, o una fiesta con amigos. Así que tener un vestidito de fondo, de los que sirven para sacarnos de esos apuros sin más historias, de los que funcionan a la perfección por sí mismos, es toda una inversión segura.

En mi caso, me he lanzado al peplum. Y con este corte entallado, de escote a la caja, os puedo asegurar de que es perfecto incluso para las que tenemos caderita marcadita. Fundamental elegirlo con un tejido algo más grueso, para que marque menos, y con una pequeña manga, que siempre estiliza más. Yo lo combino con unos simples salones de ante color nude (que realzan el moreno de las piernas) y un kimono. El kimono más especial que he visto en toda la temporada. Una pieza que queda estupendamente para darle un toque diferente a los looks más clásicos y que con vaqueros y camiseta es el comodín perfecto para estas cenas de verano.

Dónde encontrarlo:

Vestido color beige de corte entallado y peplum: Q2 para Goodchic.com. Lo tenéis aquí. Además, si ponéis el código elestilario antes de hacer la compra, os hacen un descuento estupendito.

Kimono: Mieji. Mi súper compra en el Chic Market que organizamos en Sevilla. No le quité el ojo de encima durante toda la tarde, así que se tuvo que venir conmigo a casa. Compra súper amortizada y que pienso seguir explotando. Aquí lo tenéis en más colores.

Todo lo demás, viejito.


Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.

viernes, 9 de agosto de 2013

¿Cómo me lo pongo?: Combinar un vestido verde


Es genial el momento en el que encuentras el vestido perfecto para ir a una boda. En el que tienes los complementos ideales. Pero dudas en cómo darle el toque redondo con el peinado o sufres pensando qué harás para que el fresquito no arruine tu hallazgo maestro. Anika tiene una boda y un vestido verde.

El vestido de Anika es entallado, de escote pico, sin mangas y un detalle en forma de lazada en el pecho. Su idea es combinarlo con coral (para ello, tiene unos zapatos estupendos) pero necesita ideas sobre peinados y qué ponerse para el fresquito.

Si el coral es su alternativa, puede utilizar algún tono complementario para elegir la prenda de abrigo. Por ejemplo:
  • Con una chaqueta de lentejuelas en tono dorado. Así, la cartera de mano puede ser también en dorado. Y otros complementos, como los pendientes, en coral. Para mantener un equilibrio con los zapatos.
  • Una chaquetilla corta en crochet color crudo. De manga francesa, en un tono neutro. Para que el resto de complementos se mantengan en coral.
  • O una chaqueta de largo a la cintura, de manga francesa y cuello a la caja. Estampada, con tonos en verde, crudo y coral (de aire muy japonés) para romper la rigidez del duotono.

En cuanto al peinado, si el vestido es de aire Sofia Loren, lo ideal será buscar un recogido muy italiano, con el cuello despejado para que los pendientes tengan protagonismo. Y si la melena es corta, peinada con mucho volumen. Por supuesto, el maquillaje obliga a un eyeliner marcado, con la mirada como protagonista.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: la faja es amiga. Muy amiga de las mujeres. Y para vestidos entallados es casi una necesidad. Lo bien que quedan esos muslitos lisitos y esa barriguita plana... Así que olvídate de prejuicios y vete a por la tuya. No es cuestión de kilos.

El largo de los vestidos para las bodas en mujeres que superan la treintena ha de ser observado con detalle. No estoy hablando de pasarse al decoro extremo, pero es mejor olvidarse de largos a medio muslo. Quedan hiperfatal.

Sí a los tocados y pamelas. Pero no todo vale para todo. Además del protocolo día/noche, hay modelos que no se adaptan a cualquier look. Por ejemplo, a este vestido un canotier le quedaría como un precioso pegote.

Si te decantas por unos pendientes calibre grande, de esos que se ven y se notan; entonces elige un colgante al cuello. Algo muy ligerito. Pero fiesta de la bisuta, no, please.


Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.

jueves, 1 de agosto de 2013

El Bellezario: Ritual para piel sensible


Las que me seguís desde hace tiempo sabéis que tengo la piel sensible, seca y con tendencia a irritarse. Que mi capacidad de experimento con cremas y variados es bastante limitada y que idolatro aquéllo que encuentro que me va bien. Por eso, comparto con vosotras mis experiencias, por si os ayudan. Como este hallazgo: la gama Keraskin para pieles sensibles.

Keraskin tiene una amplia selección de productos específicos para todo tipo de pieles. En concreto, la crema hidratante Aqua Lipidum 2 y el sérum Sensidote H2O. La crema hidratante es muy ligera y huele de maravilla. Me la echo mañana y noche después del sérum, en cara y cuello. Y al ser tan ligera, se aborbe rápido y para verano es maravillosa. El sérum incorpora una pipeta, con la que echo una gota en frente, barbilla y cada mejilla. Lo extiendo con un masaje y luego, la hidratante. También mañana y noche.

Me gustan las texturas, me gusta el olor y me gusta cómo se me ve la piel. Con mucha luz, mucho más jugosa.

Este tratamiento lo complemento con un ritual Sensidote de hidratación intensiva, también de Keraskin. Un tratamiento específico para pieles sensibles que incluye un masaje, exfoliación suave y relajación. Lo hago cada mes, y no sólo porque supone un auténtico remanso de paz y me equilibra (siempre voy corriendo), sino también porque la piel queda tan limpia, tan hidratada, que no me hace falta ni maquillaje. Además, ahora en verano es perfecto para exponer la piel al sol y evitar posibles manchas. Yo me dejo en las manos de Merche, con total confianza (además, ella también tiene la piel sensible y seca, por lo que me entiende a la perfección), en Alfonso Delgado (Sevilla).

Tanto el tratamiento como los productos Keraskin los adquiero en Alfonso Delgado. Los productos (hidratante 50 ml. y el sérum 30 ml.; tienen un precio aproximado alrededor de los 100 euros). Aquí, más info.


Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.