miércoles, 4 de diciembre de 2013

Sucedió en Sevilla: Roberto Diz en Pasarela Sevilla


La semana pasada se celebró en Sevilla una edición sorprendente y cargada de calidad de Pasarela Sevilla. Reunió magníficos diseñadores de la ciudad entre los que estaban Pol Núñez, Cañavate, Colour Nude, Ivan Campaña, Alejandro Postigo, jóvenes como Balbina Arias o Pedro Pires (de los que ya os contaré) y el cierre de la mano de Roberto Diz.


Han pasado ya tres años desde que pudimos ver su último desfile. Un evento esperado, que reunió a lo más variopinto de la sociedad sevillana (y no tan sevillana. En el graderío se pudo ver a la modelo Godeliev, impresionantemente guapa y vestida por el diseñador), que llenó el Casino de la Exposición hasta la bandera. La oscuridad se adueñó de la noche y la hizo aún más negra. Una colección de nombre impronunciable que se movió al son de música en asincronía con acordes de réquiem clásico y el heavy más metal que hicieron flaco favor a una preciosa puesta en escena.


El negro como protagonista con pequeñas pinceladas en azul klein, en impresionantes vestidos que van del mate + transparencias al brillo intenso de pedrerías y escamas en piel. Maravilloso el cásting y estupendo el estilismo de gorras de lentejuelas y maquillaje gótico. Me encantó ver a Ana Leticia Fernández, una de las musas de Roberto Diz, que siempre ha defendido tan bien en pasarela sus creaciones. Y fantástico el punto final de Laura Sánchez en terciopelo negro.


La pena fue que el desfile fuera un homenaje a la oscuridad, a lo que sucede bajo los fondos de los fondos de los fondos marinos. Una investigación particular de las extrañas criaturas del mundo. Y que por ello no pudiéramos disfrutar de los diseños en rojo, que particularmente siempre me han dejado sin respiración.

Mi bravo siempre será para Roberto. Para otro gallego, como yo, viviendo en Sevilla. Para el canalla con clase. Para el auténtico niño terrible. Un bravo a la costura y a la persona, que cerró su desfile de la mano de todo su equipo saliendo a pasarela.

Mención también especial a Wondercat, cuyo catering puso el broche final a la edición de Pasarela Sevilla. Un auténtico festín para los sentidos, con toda la clase y el buen gusto que caracteriza a lo que siempre hacen.

* Todas las fotos son de Pasarela Sevilla.

Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.

2 comentarios:

  1. Seguro que en directo sería una maravilla...las fotos reflejan oscuridad....siniestro....el último vestido se ve muy muy guapo...gracias por compartirlo...besos

    ResponderEliminar
  2. Me encantan sus diseños!!!

    bessis!!DE RAZA.

    ResponderEliminar