martes, 26 de noviembre de 2013

¿Cómo me lo pongo?: De largo a la boda de mi hermano

De verdad que me encantaría poder responder a todas las consultas a tiempo. Pero es que a veces es tan poco el margen (y voy respetando el orden de llagada de los mails) que me resulta imposible. Por eso, cuando alguna me escribe con mucho tiempo de antelación, como Elena, me alegra saber que sí. Que voy a llegar. El verano que viene será la boda de su hermano. Y quiere alguna idea para rematar su look.

Para la boda de su hermano, Elena tiene un vestido largo de apariencia dos piezas. Con cuerpo superior sin mangas en color champán y falda en negro o marino (por las fotos, no se distingue con claridad). Lo va a combinar con un conjunto de pendientes y sortija en cristal. Y necesita ideas para el peinado.

Para entonces tendrá el cabello más largo. En este caso, el cuello del vestido y los pendientes mandan. Ambos tienen protagonismo y hay que dejar que se vean. Así que le recomiendo que aproveche el bucle natural que parece tener su pelo y que se haga un recogido semibajo. Es una opción perfecta para el aire del vestido y para lucir los pendientes.

En cuanto a los zapatos, las sandalias de tiras son las más adecuadas. En dorado es una apuesta segura. Al igual que en la cartera de mano, tipo clutch: pequeña y rígida.

Si hace fresquito o para cubrirse los hombros, una estola de marabú en negro/marino (en función de la falda) será el complemento diez.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: carteras de mano grandes. No. Tampoco de piel blanda, ni cutres. No te plantes un vestido maravilloso y una cartera de mano cuyo plástico se vea a la legua.
Lo mismo con los zapatos. Aunque el vestido sea largo, SE VEN. Mejor sandalias o de los modelos salón abierto por detrás. Preferibles a los salones clásicos.
No te vayas a poner unas medias tupidas por debajo del vestido. Por lo mismo: es largo, sí. Pero se ve.
No renuncies a la faja. Increíble el efecto divino que hace. Viva la faja. Larga vida a la faja.

Lo encontrarás en: el vestido de Elena es de Carolina Herrera. Sus pendientes y sortija, de Swarovski.


Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.

8 comentarios:

  1. Una de mis mejores amigas usó este vestido para la boda de su hermano y es precioso! Los consejos siempre perfectos, sobre todo lo de las medias, que SÍ SE VEN SEÑORAS... Odio esa frase de "los zapatos dan un poco igual llevo vestido largo" grrrrrr

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo!
    sólo que yo el clutch y las sandalias las elegiría en plata!;)

    y...qué viva la faja!!aunque se tenga una 36!

    bessis!!DE RAZA.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta el vestido...y personalmente creo que los consejos que le das son perfecto tos, estará guapísima....besos

    ResponderEliminar
  4. el vestido me parece muy adecuado, y el segundo recogido me gusta!un besito
    http://angelandchic1.blogspot.co.uk/2013/11/leatherflowers.html

    ResponderEliminar
  5. El vestido es precioso!!!
    Muy acertados tus consejos

    BSS

    ResponderEliminar
  6. Hola,
    Creo, si es la de la foto, que los brazos no son su fuerte y debería ponerse un vestido que no los deje al aire.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Vestidazo! Enhorabuena a Elena, porque triunfa seguro! Besos mil!

    ResponderEliminar