miércoles, 9 de octubre de 2013

¿Cómo me lo pongo?: Invitadas de boda gorditas


El peso es una soberana estupidez que no está en absoluto reñido con el estilo. Así que dejémonos de estereotipos, de eufemismos y de complejos y disfrutemos de nuestro físico. Yo por la calle sólo veo gente que tiene estilo y que no, y es lo que importa. Y si empiezo con esto, es porque no quiero que en ningún momento se tergiversen mis palabras. Yo hablo con naturalidad. Los límites los pone quien quiere ponerlos.

Rosa me escribió (y siento de nuevo no llegar a tiempo. Sabéis que cuando el margen de tiempo es pequeño, mejor echad mano de las soluciones El Estilario) para una boda. Ella está gordita y eligió con atino un vestido precioso con un detalle interesante en el cuello. Sus complicaciones derivaban de qué ponerse para el fresquito, qué zapatos y qué ponerse en el pelo.
  • La opción de la chaqueta de punto fino, de largo maxi (casi como una especie de abriguito) que puede elegir en un color metalizado como el gris. Una cartera de mano rígida, pequeña, para darle más sobriedad al conjunto, en un color salmón. Los zapatos, una sandalia metalizada, también en plata.
  • Otra chaqueta, como las de corte esmoquin. Sin entallar pero con un ligero corte pegado al cuerpo. De solapa abierta, mejor que a la caja, para favorecer la verticalidad del cuerpo. Y en un tono contraste como el berenjena o el vino. Unos zapatos de corte peep toe en ante, también en vino o berenjena y la cartera de mano en rafia clara, por ejemplo.
  • Si hace mucho fresco o ya es otoño, las capelinas de pelo corto son otra buena opción. En color visón, con unos guantes midi arrugados para alargar el brazo, de color granate. Los zapatos, unos corte salón de punta redondeada y tacón cuadrado en nude. Cartera de mano de piel blanda igualmente en nude.
  • O incluso un abrigo de cuello caja, corte recto y manga francesa para estilizar. En un azul tinta, oscuro. Zapatos y cartera de mano, en nude. Y el tocado, como continuidad en nude y azul.
En el cabello podemos atrevernos con un tocado. Y recomendable de buen tamaño. Si tenemos peso y nos ponemos un tocadito tipo adornito, más pequeño va a parecer con la proporción. Aprovechemos y luzcamos un buen tocado.

Los zapatos merecen especial atención. Si hay un tema de sobrepeso, es importante elegir una altura de tacón y una horma de zapato adaptada a la anchura de nuestro pie. No queda bien el efecto desparrame ni tampoco es necesario ir caminando de forma incómoda.

Por supuesto, no olvidarnos del maquillaje y la peluquería. Que a fin de cuentas, son los complementos más importantes de nuestro look.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: si el brazo no es tu fuerte, no lo enseñes. Hay recursos en forma de gasa, muselina o sedas. Tampoco lo hiperaprietes con el punto. Y por supuesto, los guantes siempre a medio brazo y flojitos. No los vayas a llevar a más arriba del codo con calzador.
Los boleros ni las prendas tan cortas son los más indicados. Realizan un corte óptico que en ocasiones rompe la estructura de la silueta. Mejor chaquetas de la largo a la cintura. Un poquito más largas que un bolero.
Hiperreceñirte. En general, el rollo apretujadísimo no es adecuado. Siempre elijamos prendas de nuestra talla. Nada de escotes pujando por salir.
No renuncies a la faja. Nadie debería renunciar a la faja. Yo soy adicta.

Lo encontrarás en: el vestido de Rosa es de El Corte Inglés. La chaqueta, de Dorothy Perkins.


Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.

8 comentarios:

  1. Pues es verdad hablas con naturalidad y así es mucho mejor....yo he entendido tus palabras perfectamente....y la verdad coincido contigo al 100%. Me gustan las opciones que ofreces a Rosa...me costaría decantarme por una ...quizás las primera y la tercera por lo de la capellán en pelo corto.....beeesos

    ResponderEliminar
  2. Anda que no da juego un vestido así, independientemente del cuerpo que tengas!
    No he llevado nunca faja, pero de cara a una boda que se presenta en Julio, si reutilizo un vestido que tengo, será una opción..
    ¿Y un post de fajas? ;)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón la gordura no está reñida con el estilo. Cada uno tiene un peso. Lo importante es estar a gusto con él

    http://blog.conideasyaloloco.com
    www.conideasyaloloco.com

    ResponderEliminar
  4. Me encanta tu propuesta


    http://www.facebook.com/AmandaChicFashionRoomLounge?ref=hl
    twitter & instagram : @fashionrlounge
    Fashion room lounge

    A chic kiss ;)

    ResponderEliminar
  5. Buena propuesta!!y..totalmente de acuerdo contigo!!

    bessis!!DE RAZA,.

    ResponderEliminar
  6. Debería ser obligación nacional lo de "los guantes siempre a medio brazo y flojitos" o grabarlo a fuego!! Ay cuando veo embutido se me corta la circulación hasta a mi!!
    Y viVIVA LA FAJA!! Mira que soy delgadita pero soy tripona por naturaleza y oye, me pongo mi faja para bajar los sábados a trabajar por dos motivos, me sujeta la barriga de una manera que me lucen los vestidos mucho mejor y las compro un poco altas y así me recoge la espalda y no me crea tanto dolor de riñones (como diría mi abuela) al trabajar! Son todo ventajas! Yo muy orgullosa de mi faja y se lo digo a todo el mundo! Vamos que no la enseño pq soy muy vergonzosa pero....

    ResponderEliminar
  7. Genial esa manera de expresarse, hoy en día sufrimos de una híper susceptibilidad que nos lleva a decir lo que en verdad no es pero nos gustaría que fuera!
    Y bajando a lo práctico, qué marca de fajita recomiendas? A veces he pensado en hacerme con una y no se ni por donde empezar a mirar... Gracias!

    ResponderEliminar