martes, 30 de julio de 2013

¿Cómo me lo pongo?: Vestido en blanco y negro



Que se case un hermano o hermana es un momento especial. Es emotivo. Y es para celebrarlo. Así que elegir la ropa adecuada casi es obligación. Vane tiene la boda de su hermano y muchas dudas con su vestido blanco y negro.

El vestido de Vane es un estilo damero en blanco y negro, corto, sin mangas. Ella no suele arreglarse, ni llevar tacones. Así que busca ideas para verse guapa y adecuada al momento sin sentirse disfrazada.
  • Con un toque de color. Por ejemplo, una cartera de mano en color verde esmeralda, de ante. Cinturón tipo fajín en el mismo color. Y así puede aprovechar sus salones negros que le resultan muy cómodos. Para el fresquito, una chaqueta de largo a la cintura, manga francesa y cuello a la caja. Sencilla, recta, pero muy elegante.
  • Tirando a los metálicos. Un cinturón llamativo, en plateado. Con sandalias planas (no siempre el tacón es obligado) tipo joya, con pedrería también en plata. Cartera de mano tipo clutch en plata vieja. Una chaqueta de crochet, tipo abriguito, con manga tres cuartos, en negro. Y guantes cortos, de piel, en gris plata.
  • Más cálido. Con berenjena o con coral. Tanto en los zapatos como en un broche prendido en una sencilla chaqueta tipo torera como la de la primera de las opciones. Y una sencilla cartera de mano en metálico, plata. Si te atreves, sustituye la chaqueta por una capelina de plumas de marabú.
Con un vestido de base como éste hay que apostar por los detalles. Un cinturón, unos guantes, una cartera de mano, un broche o incluso un pequeño tocado si nos resulta cómodo o estamos acostumbradas. Esos pequeños detalles son los que marcan la diferencia y convierten un look sencillo en algo muy especial.

Segud tan guapas.

No se te ocurra: si nunca te pones tacones, no es el momento de experimentrar. Llevar tacones no significa obligatoriamente ir elegante. Los andares y las maneras también ayudan.
Chal no. Y menos con este vestido. Existen capelinas, chaquetas de punto de seda, capas, chaquetas a la cintura de corte capa, abrigos tres cuartos, chaquetas y abrigos de crochet... mil opciones antes que caer en el terror del chal mortal.
Si la barriguita no es lo tuyo, busca mejos un cinturón ancho. Los finitos la acentuarán más.
Quedarte en el binomio blanco y negro. Alégralo. Y si el colorín no es lo tuyo, arriesga con los metálicos.

Lo encontrarás en: la cartera de mano es de Hoss. El vestido de Vane, de Sonia Peña.


Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.

5 comentarios:

  1. Y un frambuesa? Llevo yo una obesión con este color..
    ¡Besos, Rosa!

    ResponderEliminar
  2. Hola Estilario!

    Quería preguntarte ¿por qué no recomiendas el chal?
    Gracias por tu respuesta.
    Felicidades por el blog, siempre te leo ;)

    ResponderEliminar
  3. ...que mono el bolsito de hoss....pues no se cuál me gusta más....las tres opciones me parecen muy acertadas...besiños

    ResponderEliminar
  4. Un día te voy a secuestrar y nos vamos a ir los dos juntos de compras <3
    Aunque esa será la excusa para salir a la calle e hincharnos a comer y a beber jajaja
    Muaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  5. Sin dudarlo,y como gran adicta a los guantes,me quedo con la segunda opcion!!!
    Me parece superelegante

    BSS

    ResponderEliminar