miércoles, 26 de junio de 2013

¿Cómo me lo pongo?: Se casa mi amiga


A mí me hace ilusión cuando se casa una amiga. Es de esas bodas que apetecen porque te lo pasas genial, porque te implicas en ella. Miles de momentos especiales, como el de elegir el atuendo adecuado para el momento, lo que lucirás en la boda de tu amiga. Ana pronto tendrá la boda de una y tiene dudas con su vestido.

Ana había pensado en un vestido rojo, de escote asimétrico, de corte casi sirena y largo. Un vestido quizás demasiado alfombra roja para ser la boda de una amiga. Es decir, si fuéramos la hermana de la novia o el novio, sería más adecuado. Sin embargo, duda en si escoger el vestido largo de la imagen, estampado. Que a pesar de largo es algo menos "puesto", más apropiado quizás al momento. Veamos cómo combinarlo:
  • Jugando con los tonos. Con unos zapatos en color berenjena y una cartera de mano en color paja. El cabello suelto, en ondas peinadas. Un gran anillo en dorado y piedra morada, pendientes pequeños y una simple chaqueta de punto muy fino, en crudo, con manga francesa, para el fresquito.
  • Otra opción es decantarse por los tostados y dorados. Con sandalias en color tostado, algo abotinadas. Cartera de mano en rafia, también en tostado. La chaqueta de punto en color rosa palo. Cabello recogido en una coleta alta, tirante y grandes pendientes de aro decorado en dorado, a juego con un brazalete.
  • Y por qué no, con zapato plano. Unas sandalias planas, en tostado. Con un bolso en rosa chicle, pequeño, de correa de cadena, colocado al hombro. Y chaquetita tipo torera en crochet color crudo. El pelo muy natural y varios anillos finos en los dedos.
Seguid tan guapas.

No se te ocurra: la prenda que elijas para cubrirte en la Iglesia, que nunca sobrepase el largo de la cintura. Nunca más larga que ésta.
Ojito a la pedrería. Un vestido tan estampado no necesita exceso de predería. Por otro lado, la pedrería convierte un estilismo en un conjunto demasiado arreglado, que en ocasiones no es el apropiado.
Cuidado con los estampados. No es la ocasión más adecuada para experimentar. Así que a estas flores no les pongas un leopardo.
Por mucho que tengas un bolso de firma divino, piensa si el modelo es el adecuado para la situación.

Lo encontrarás en: la cartera de mano es de Parfois.


Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.

6 comentarios:

  1. Pues yo de Ana te haría caso y me decantaría por el vestido de la foto...las opciones todas geniales....la primera quizás me atrae...pero bueno eso va a gustos...beeesos

    ResponderEliminar
  2. si si el de la foto mucho mejor que el rojo. Acierta seguro

    http://blog.conideasyaloloco.com
    www.conideasyaloloco.com

    ResponderEliminar
  3. El vestido es fantástico, yo también me decantaba por el y seguía al pie de la letra tus consejos. Bss.

    ResponderEliminar
  4. Los vestidos largos, que tienen un peligro.. a la gente le encanta, pero a mi, en particular, me gustan los cortos.
    Me quedo con la primera opción y la última: ¡cómoda y estilosa!
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  5. Hola, por fa, de donde es el vestido de la imagen?? tambien tengo boda y me encata el vestido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Myriam

      si no me equivoco, el vestido es de X&M Collection. Un beso!

      Eliminar