martes, 5 de febrero de 2013

Sucedió en Sevilla: así interpreta el baile Rosalía Zahíno (SIMOF 2013)


El sábado comenzó la tarde en SIMOF con mucha magia. Toda la que destilaba cada una de las salidas de la colección "Enrelevé" que presentó Rosalía Zahíno.


Rosalía Zahíno siempre se ha caracterizado por su maestría en la costura y su creatividad desbordante. Sus desfiles suelen ser viajes a mundos de fantasía que ella construye y ambienta a la perfección. En este caso, el resultado se reflejaba en las caras de todos los que pudimos asistir al espectáculo de magia y belleza con el que nos obsequió.

El nombre de la colección hace referencia al mundo del ballet clásico, pero formulado de una manera flamenca. Se adivina la fusión y los estadíos por los que nos iría paseando Rosalía Zahíno.


Con música de caja de muñecas, aparecieron las modelos acompañadas por el que sería el maestro de ceremonias, el encargado de ir abriendo cada nuevo bloque.

En el primero, los trajes eran cortos, y destacaron los escotes balconet, muy femeninos; y los corsés. Muñecas bailarina muy cerca de la estética burlesque.


Trajes confeccionados en ricos tejidos, en tonos pastel y adornados con encajes, cintas doradas, madroños...


El segundo bloque se llenó de raza. Y el clásico dejó paso a lo flamenco más puro, de rojo, blanco y negro.


Las transparencias se adueñaron de la pasarela en vestidos en los que se mezclaban de manera natural con los estampados clásicos de flamenca.

 

Y los pantalones... cintura alta y mangas farol en una creación con la que entran ganas de arrancarse por farrucas.


El último bloque nos llevó a soñar. Rosalía Zahíno nos paseó de la mano de las hernas de los cuentos.



Pudimos ver a la Bella Durmiente o a una Cenicienta que recibe su zapato y aparece impresionantemente vestida de blanco y transparencias.


El rojo imprescindible en un armario de flamenca lo llevaba Caperucita, transparente, bellísima.


Y así seguimos viendo a la Reina de Corazones, a Garfia, Peter Pan... en un desfile lleno de magia.

Mención especial para los increíbles tocados de Encarna Solá, y para el papel de Jessica Bueno, que abrió y cerró el desfile.

De Rosalía Zahíno no se puede decir nada más. Sólo darle las gracias por su trabajo, por su creatividad, por la belleza de sus manos. En breve dará el salto a París. Y estoy segura de que allí se quedarán las bocas abiertas.

* Las fotos son de Belén Vargas para wapissima.diariodesevilla.es


Sigue mi día a día en Twitter. Ésta es mi página de Facebook. Búscame en Instagram como @elestilario. O sígueme en Bloglovin.

12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Y de la varita mágica salía una estela de purpurina. Fue precioso!

      Eliminar
  2. Que pasada de diseños, totalmente novedoso...el de pantalones me encanta y el negro, los cortos...vamos me gustan todos...me he fijado en los tocados los encuentro fabulosos...seguro que tiene éxito en París y donde vaya... gracias por la crónica...besos

    ResponderEliminar
  3. son impresionantes. Muy originales

    http://blog.conideasyaloloco.com
    www.conideasyaloloco.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el espectáculo fue precioso

      Eliminar
  4. Muy buena pasarela, pero no veo ninguno en la calle. Alguna más a atrevida para la feria de Sevilla, pero poco más. Se aleja mucho de la mujer real.
    Siempre en mi humilde opinión.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro!! es que son de pasarela. Para la calle hay que tener mucho valor para llevarlos. Tal y como pasaba con el Dior de Galliano, no?

      Eliminar
  5. me encanta el blanco es guuuuuaaayyy!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajajajajaja no oculta nadita de nada

      Eliminar