martes, 28 de febrero de 2012

El Bellezario: Embarazos


La entrada de hoy en realidad es en diferido. Va sobre esos truquitos que yo utilicé durante mi embarazo. Los que a mí me funcionaron (que no significa que sean los únicos del mundo). Pero os lo voy a contar en el espacio que mejor le va, en ése en el que os cuento las cosas relacionadas con mi nueva vida recién estrenada como mamá: en el blog de No llores patito.

Así que si te apatece, pasa por aquí, y a ver qué te parece.

lunes, 27 de febrero de 2012

El Recetario: Galletas de calabaza y nueces


En crema o en cocido seguramente la comamos mucho más a menudo. Pero la calabaza también está estupendamente en dulces. Como las galletas de calabaza y nueces.

Ingredientes
200 grs. calabaza
100 grs. mantequilla
250 grs. azúcar
300 grs. harina de repostería
3 huevos
150 grs. nueces peladas
sal

Preparación
1. Pelar la calabaza. Cortar en trozos y hervir en agua hasta que esté tierna.

2. Escurrir el agua. Triturar con la batidora y después pasar por el pasapuré.

3. Dejar enfriar el puré de calabaza.

4. Precalentar el horno a 160ºC.

5. Trabajar la mantequilla en un bol, con ayuda de las varillas, hasta que esté muy cremosa.

6. Añadir el azúcar, los huevos, la harina tamizada y el puré de calabaza frío.

7. Mezclar y añadir las nueces. Remover.

8. Colocar papel de horno sobre una bandeja. Echar pequeñas cantidades de la masa, separadas entre sí. Meter en el horno a 160ºC durante 25 minutos.

9. Dejar enfriar en una rejilla.

La variación
Se pueden añadir pasas en lugar de nueces.

viernes, 24 de febrero de 2012

El Estilario predice: Cruces


Sección nueva. Y ésta va de las corazonadas que tengo y con las que normalmente suelo acertar. Así que comenzaré a recomendarlas por aquí para que siempre que lo creáis conveniente, vaya con vuestro estilo, vuestra vida y sobre todo, vuestra edad; las apliquéis. Y para esta primera entrega, serán las cruces.

Ls cruces no son nada nuevo. De todos modos, qué cosas nuevas pueden proponerse ya en moda, que está todo más que manido. Son muy años 80, muy George Michael (y su pendientito, qué mono él). Pero a mí me vuelven a apetecer, sobre todo después de haber visto a Madonna en su último videoclip. Esta señora me fascina. Y ahora sólo se me ocurren cruces. Las podéis llevar en la ropa (como en las prendas de Mentirosas by Fernando Claro, que fue ver las blusas y blazers y activárseme el resorte) o de manera más acoplable a más looks: en colgantes y broches. No es fácil encontrarlas, habrá que pedir que nos hagan una remesa (seguro que más adelante nos inundan). Pero por lo de pronto, buceando en internet he encontrado algunas aquí, en ShopAlike.es.

Así que pongámonos trascendentales y llenémosnos de cruces.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: para bodas o cosas similares. Otra cosa es un colgantito discreto. Pero cosas excesivas, como que no.
Una es suficiente. No te pases y te pongas la pedazo camiseta repleta de crucecitas variadas. 
Tampoco se trata de ir a la moda por ir. Ese concepto es basurístico. No se trata de colocarse una y ya. Tiene que formar parte del conjunto que elijamos. Esto es, niña preppy con pedazo cruz NO.
Olvídate de ponerlas con ropa deportiva. No se trata de emular a las divas del hip hop.

jueves, 23 de febrero de 2012

El Espiario: Del gris al azul

Un nombre muy sugerente que da vida a un blog que he descubierto y que me tiene cautivada. Del gris al azul es el rincón de las cosas bellas. Es un espacio blanco, tranquilo, sereno. Un lugar diferente sobre arquitectura, diseño, urbanismo, y sobre todo, belleza.

Lo conforman secciones cuyo título ya deja clara la esencia del blog. Así podemos disfrutar de casas inspiradoras en "A través de la mirilla". Casas reales, que nada tienen que ver con las manidas nórdicas que inundan internet. Y mi preferida: "Sin pestañear". Fotografías que la autora del blog hace de la vida, del mundo. Su mirada particular de lo cotidiano, que lo convierte en especial cada vez que lo mira. Me imprimiría cada uno de sus collages.

No os digo nada más, porque lo verdaderamente interesante es empaparse de él. Y después disfrutar mirando la vida de otra manera.

Del gris al azul está aquí. Ya me contaréis.

miércoles, 22 de febrero de 2012

¿Cómo me lo pongo?: Día a día


El vestido es la prenda cero quebraderos de cabeza. Con un vestidito podemos ir la mar de monas. Además, es un vale para todo. Poniéndole las cositas adecuadas nos soluciona trabajo, fiesta, paseo... lo que se ponga por delante. Ana tiene uno al que sólo le ve combinaciones con negro, pero que quiere aprovechar de manera algo menos sobria para llevar a trabajar.

El vestido de Ana deja los hombros al descubierto. Con escote a la caja y ciñendo cintura, está estampado en verdes, grises, camel... y serán a esos tonos a los que sacarle partido para informalizarlo:
  1. Con medias tupidas (o leotardos muy finos) en color gris y botines de ante con cuña en tostado. Chaquetón de corte masculino en tostado y guantes de piel cortos en verde.
  2. Con medias marrón y botas de caña alta de color cuero. Gabardina para la lluvia y foulard gris oscuro.
  3. Con medias negras y botas moteras. Cazadora de piel estilo biker y buff en gris perla.
  4. Con medias negras y zapatos abotinados negros. Maxichaqueta de punto grueso y guantes maxi en color natural.
Sin olvidar, por supuesto, la combinación básica con zapatos de salón de ante. Que para una cenita van estupendamente.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: medias estampadas. Que ya llega con el estampadismo del vestido.
Las prendas de pelo no le irán mal siempre y cuando el pelo tenga el color uniforme. Es decir, que no sea a manchas, ya que puede interferir de nuevo con el estampado del vestido. Mucho mejor un chaleco de marabú.
Las calzas. A ver, ya son un poco 2007.
Si tus piernas son cortas, evita los abotinados y los botines.
Para chicas más atrevidas o más naïf, prueba con unos zapatos en color cuero, estilo Mary Jane, y medias tupidas en verde oscuro.
Calzado deportivo. Morir.
Bailarinas. No por nada, es que las he aburrido. Mejor decantarse por un zapato plano de cordones.

Lo encontrarás en: el vestido de Ana es de Zara. El conjunto de la derecha, de Hoss Intropia.

martes, 21 de febrero de 2012

El Bellezario: Bendito rubor

Esos días de frío y madrugón no ayudan precisamente a tener buena cara. Ni siquiera a tener una cara aceptable. Menos mal que se han inventado productos que milagrosamente nos devuelven los colores de salud. Sin excesos, de manera muy natural. Como el Benetint de Benefit.

Benetint de Benefit es un producto de esos de toda la vida. Ya fue creado en los años 70, y como todos los productos de la marca, es efectivo y sorprendente. Se trata de un botecito con un líquido (muy liquído, una agua coloreada) de color rojo. Viene acompañado de un pincelito y no es más que un tinte para aplicar sobre la piel.

Lo habitual es usarlo en las mejillas, como un colorete de rubor natural. Se aplican tres gotitas en el cachetito y se difuminan inmediatamente, con ayuda del dedo. No tiene nada que ver con ningún colorete en polvo, ya que el efecto es el sonrosadito sano. También es muy útil para los labios. Esos días en los que no apetece maquillarlos pero no queremos verlos pálidos. Del mismo modo, se aplica por toquecitos y los deja coloraditos.

Que para tener buena cara no siempre es necesario dormir ocho horas ni maquillarse como una puerta. Aunque lo de maquillarse como una puerta no está comprobado que dé buena cara.

Lo encontrarás en los corners de la marca en El Corte Inglés o en Sephora. El botecito de 12,5 ml. cuesta alrededor de 30 euros y dura eternamente.

lunes, 20 de febrero de 2012

El Recetario: Soufflé de merengue


Si resulta que un día nos preparamos unos tallarines a la crema y nos sobran las claras de huevo, podremos aprovecharlas para un postre sencillito y estupendito a la par. Unos soufflés de merengue.

Ingredientes
4 claras de huevo
250 grs. de azúcar
Una pizca de sal

Preparación
1. Poner las claras de huevo en un bol y añadir la pizca de sal.

2. Batir con una batidora de varillas hasta que estén a punto de nieve, muy espesas.

3. Añadir lentamente el azúcar mientras se sigue batiendo.

4. Cuando se haya echado todo el azúcar, seguir batiendo hasta que desaparezca el granulado del mismo.

5. Hacer pequeñas montañas con ayuda de una manga pastelera de boquilla ancha.

6. Dar un punto de calor en el horno durante un par de minutos para que se endurezcan levemente por el exterior.

7. Servir fríos.

El acompañamiento
Una vez fríos, echar chocolate de cobertura sobre ellos y dejar también enfriar.

jueves, 16 de febrero de 2012

El Espiario: Mentirosas


Del trabajo del diseñador Fernando Claro ya habíamos hablado. Pero nos habíamos dejado la parte Prêt-à-porter de la firma. Diseños más jóvenes, más atrevidos, para público con mucha personalidad. Ésa es la esencia de Mentirosas by Fernando Claro.

Mentirosas son prendas atrevidas, totalmente tendencia, pero con la impresionante costura que caracteriza a las creaciones de Fernando Claro. Vestidos, shorts, blazers, camisetas... para chicas que desean destacar y salirse un poco de lo habitual.

En este momento además, son noticia por dos cosas. La primera es que pronto presentarán la colección de verano (que se puede ir vislumbrando a twitter en #CherieMentirosas) que promete ser de lo más apetecible por colores, por tejidos, por cortes. Y la segunda, porque tienen un #MercadillOnline.Feb. O lo que es lo mismo, una venta on-line que está llegandito a su fin y que ofrece estupendos descuentos en sus prendas de colección.

Para saber más de Mentirosas, sigue su blog.
Para picar en su MercadillOnline, clic aquí.

Con qué me quedo: con los vestidos cortos con vuelo, para lucir piernas con media tupida y zapato abotinado. O con las prensas con cruces, que son muy Madonna en su nuevo trabajo. Así que rapidito a por ellas. Que todo lo que Madonna bendice, acaba inundando escaparates.

martes, 14 de febrero de 2012

El Bellezario: Fuera impurezas

  

Para que la piel esté bonita no es suficiente sólo con hidratar. Tampoco basta con beber agua y alimentarnos de manera más o menos sana. Hay que darle un empujoncito adicional para ayudarle a eliminar lo que le sobra. Y eso se consigue con la exfoliación. Las pieles sensibles lo tienen un poco más complicado en este aspecto, pero gracias al Gommage suave para pieles sensibles de Avéne es posible.

El gommage suave para pieles sensibles de Avéne es una crema granulada (como todos los exfoliantes) muy poco agresiva. Por eso funciona muy bien en las pieles sensibles. Después de aplicarla, el rostro no se enrojece y queda muy suave. Perfecto para que siga absorbiendo la hidratante.

La manera ideal de aplicarla es con el rostro limpio. Podemos poner una pequeña cantidad en las yemas de los dedos o en un cepillito de cerdas suaves. Después, se extiende por la cara ligeramente humedecida (sin tocar el contorno de los ojos) con movimiento circulares, sin presionar demasiado, de forma suave. Podemos retirarla con agua tibia o con agua termal. Finalmente, hidratar en profundidad.

Lo ideal es exfoliar la piel una vez a la semana. Yo personalmente, lo hago una vez al mes. Mi piel no produce grasa en exceso y además, por su tendencia sensible, no se lleva bien ni con el agua ni con la acción de frotar. Así que lo hago una vez al mes.

Lo encontrarás en farmacias y parafarmacias. El precio del tubo de 50 ml es de 11 euros aproximadamente.

lunes, 13 de febrero de 2012

El Recetario: Peras al vino tinto


Otra manera de comer fruta, y más en concreto, una típica de esta temporada: las peras. Un postre de esos de siempre, muy aromático. Si lo preparamos un día que tengamos gente en casa, los vamos a sorprender seguro. Peras al vino tinto.

Ingredientes
6 peras de la variedad conferencia
1 botella de vino tinto
Ralladura de un limón
Anís estrellado
1 clavo
1 rama de canela
1 cucharada de azúcar vainillado
250 grs. de azúcar (si el vino es más ácido, aumentar la cantidad de azúcar)

Preparación
1. Lavar y pelar las peras. Dejarlas enteras, sin partir.

2. En una cazuela, poner el resto de los ingredientes y las peras.

3. Cocinar a fuego lento, girando las peras de vez en cuando, con cuidado de que no se rompan. Simplemente para que se vayan impregnando del vino. Dejar en el fuego alrededor de una hora y media.

4. Servir frías regadas por el vino.

La presentación
Lo ideal es mantener los rabitos de las peras. Quedan más bonitas.

viernes, 10 de febrero de 2012

El Glosario: Mary Jane


Describir un modelo de zapato a una persona que no lo está viendo es complicado. Por eso, poder disponer de los términos concretos soluciona el problema en gran medida. También es cierto, que como siempre, parece que la palabrita en inglés suena más profesional que en español, aunque por regla general la tengamos también en nuestro idioma patrio. Es el caso de los zapatos Mary Jane.

La definición
Mary Jane hace referencia a un zapato con pulsera a la altura del talón, normalmente realizado en charoles o similares y con una ligera plataforma delantera. Viene de los habituales zapatos de las niñas pequeñas, también con pulserita. Por eso, este modelo podría ser denominado como merceditas en español.

Cómo combinarlos
Es un zapato muy femenino y con cierto aire romántico que va muy bien para momentos más festivos. Al llevar pulsera, lo ideal es llevar la pierna al aire. Por eso, con vestidos y faldas funciona mejor. Si lo acompañamos de tejidos igualmente románticos, mejor. Como el encaje, por ejemplo. Así, imaginemos un vestido de encaje en crudo + media tupida negra + mary jane negros. O un sencillo LBD + collar largo de perlas + media tupida negra + mary jane en beige. También una simple camisa blanca, falda lápiz de talle alto y los mary jane, pero en rojo para que el conjunto tenga ese punto atractivo.

Y pintarse los labios. Que el dueto labio decorado + tacón nos convierte en poderosas. Tremendamente poderosas de la vida.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: charolíticos. Para mayores de 30 evita las cutradas en los pies.
Con pantalones. No sólo porque no tiene sentido ocultar la pulsera del zapato, que es precisamente la gracia del modelo, sino porque no pega ni de broma. Es feo. Así de claro.
Nada de leggings. Y mucho menos, leggings con vestido. Qué invento del terror.
Si vas rollo sport. No porque te los pongas vas a parecer más femenina.
Si tienes el pie muy ancho, no fuerces ópticamente el efecto encorsetándolo con un zapato con pulsera. Evita este modelo a toda costa.
Tampoco es lo suyo combinarlos con prendas muy cortas. No van con mucha pierna al aire.
En el caso de piernas cortitas, nada de largos midi. Faldas o vestidos midi + pulserita y el trozo de pierna que dejarás al aire seré ínfimo.


Lo encontrarás en: los zapatos son de Zara. El conjunto de la derecha, de Hoss Intropia.

Sígueme en twitter. Y para estar al día de mi vida con el superhéroe, hazlo en el twitter de No llores patito.

jueves, 9 de febrero de 2012

Rebajazas


Mujeres del mundo: ¿qué puede haber que nos guste más que un zapato o un bolso? Reconozcamos que es nuestra auténtica perdición, que nos encantan, que somos capaces de cometer auténticas locuras económicas. Se nos nubla el entendimiento ante un escaparate. Son sus cantos de sirena los que nos pierden hasta el punto de llenar armarios y armarios con ellos. Jamás nos cansaremos de comprar zapatos y nunca tendremos los suficientes.

El tema está en que de vez en cuando ponemos a funcionar la conciencia y limitamos nuestras inversiones en zapatos y bolsos. Reconozcamos otra vez, que este hecho puede hacernos algo infelices incluso. Menos mal, que hay quienes piensan en nosotras y los rebajan a cotas insospechadas. Spartoo, gracias por ese 60% de descuento en una gran cantidad de modelos. Gracias por no cobrarnos el envío. Gracias por ese pedazo de catálogo. Gracias por las devoluciones gratuitas.

Señoras, ya no hay disculpa. A disfrutar se ha dicho. Y rapidito, que en Spartoo están ya de remate final.

miércoles, 8 de febrero de 2012

¿Cómo me lo pongo?: Medias transparentes


Antes de nada, siento la necesidad de dar las gracias, desde aquí y no en la entrada anterior por si alguien no entra y se lo pierde, a todas las personas que me habéis demostrado vuestro cariño al comentaros mi vuelta. Gracias por vuestras palabras, por vuestro apoyo. Gracias por vuestra inteligencia, por vuestro sentido del humor, por vuestra elegancia. Gracias por estar ahí, al otro lado del blog y al otro lado de twitter.

Dicho esto, vamos con el primero de los posts del año. Y qué mejor manera de hacerlo que con uno de los grandes temas debate: las medias transparentes. Susana planteaba esta duda en un correo electrónico y vamos a intentar aportar un poco de luz al tema.

Qué hacer en invierno
Las medias transparentes rotundamente no son para el invierno. Para el invierno se han inventado las medias de color, de muy variados den para adaptarlas a nuestros gustos particulares. Las tupidas son siempre la opción más socorrida y favorecedora; si bien para momentos de excesivo protocolo o para las que no gusten de medias tan opacas, siempre estarán las opciones más finas. Unas medias negras de 20 den son muy femeninas y perfectas para situaciones que quizás exijan cierto protocolo. Y si no queremos llevar medias de color, pues la única opción aceptable es echarle valor y llevar las piernas al aire.

Qué hacer en verano
Éste es el auténtico caballo de batalla. Qué hacemos con nuestras piernas en verano. En este caso, la afirmación no va a ser tan radical. Existen determinadas excepciones que permiten que las luzcamos. De este modo:
SÍ A LAS MEDIAS TRANSPARENTES
- Si pasamos de los 40. A partir de esta edad podríamos decir que, en la mayoría de los casos, son de obligado uso. Unas buenas medias transparentes uniformizan el tono de la piel y además minimizan defectillos propios de la falta de ejercicio o la edad, como en las rodillas, por ejemplo.
- Independientemente de la edad, en el caso de imperfecciones en la piel.
- Si asistimos a eventos con determinado protocolo. Habrá ocasiones de gran formalidad que casi obliguen a llevarlas.


NO A LAS MEDIAS TRANSPARENTES
- Para momentos informales. Si tenemos frío, pues nos ponemos un pantalón. Pero es verano, las piernas o van al aire o se cubren con ropa. Así que ideas tipo shorts con medias transparentes son de locura e internamiento.
- Con sandalias. Ni siquiera con peep toes. Si vamos a llevar medias, el zapato cerrado. Otro asunto es en invierno con medias de color. Ahí sí podemos llevar sandalias o zapato abierto. Pero con las transparentes, mejor no.
- Hasta los 30 años, totalmente en el olvido (salvo excepciones por defectos en la piel, por ejemplo).

Cordura. En realidad, es tan sencillo acertar como mirarse al espejo con criterio. Un traje de lana con unas medias transparentes en invierno es una contradicción (y ue no os dé miedo: el dorado + media tupida negra con zapato negro de ante es maravilloso). Igual que un vestido de seda, informal, en verano con medias transparentes: o sea, no. Aunque parezca que no están, no son tan transparentes como nos quieren hacer creer. Habrá que prestarles especial atención.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: lo dicho, jamás en invierno. Tampoco con sandalias ni ningún otro tipo de zapato abierto. De ser así, es mejor elegir las que tienen la puntera abierta.
Con enganchones. Las medias transparentes son casi piezas de usar y tirar. Son muy delicadas, así que si es necesario, estrenaremos un para cada vez.
Cutradas. No escatimes en el precio. Elígelas buenas. Si las compras de gran calidad, ganas en apariencia. Ya que parecerán efectivamente transparentes, pero con un efecto estético uniformizador que hará que tus piernas rocen la perfección.
Jamás con brillo. Ni tampoco mates. Ni efecto pierna de maniquí, ni tampoco pierna de plástico.
Olvídate de las que son efecto bronceado. Ese invento de los 90 debería haberse quedado en los 90. Siempre del mismo tono que tu piel. Si quieres que tus piernas estén morenas sin sol, pues las maquillas.
De tu talla. Tan incómodo es que las lleves pequeñas con el efecto pañalete, como que las lleves enormes. Con las lorzas marcadas en los tobillos.

Lo encontrarás en: muy buenas, excelentes, las de Woldford.

lunes, 6 de febrero de 2012

Vuelvo. Y confesiones

El 3 de enero nació mi superhéroe. Y desde entonces, me tomé unos días para dedicarme exclusivamente a mirarlo. Y a comérmelo. Porque está para comérselo. Así que enero ha sido un mes especial, sin duda.

Este mismo mes de enero fue también aquel en el que comenzó esta aventura en la blogosfera. El Estilario nació un 12 de enero de 2008. Sí, hace tanto tiempo. Sí, soy de las veteranas en esto. Discreta, pero ya con una antigüedad. Eso también tenía que celebrarlo. Quizás echando la vista atrás.

Cuatro años dan para mucho. Recuerdo una noche de fiesta, de ésas que empiezan temprano y terminan muy tarde. Un final de año de 2007. Ese día conocí a Fernando Mañas, de Chic too chic. Una foto y una conversación muy interesante, a través de la que descubrí este mundo de los blogs de moda. Porque esto de los blogs ya lo conocía de 2005, de mis cursos de doctorado, en donde José Luis Orihuela nos enseñó en qué consistía eso que entonces se llamaba bitácora. Y yo tenía el mío. Pero académico. Desconocía que en esto de la moda hubiera tanto campo abierto. Por eso, después de aquel encuentro creé El Estilario.

El Estilario nació para poner cordura en esto del vestir. Con sus secciones (como el ¿Cómo me lo pongo?, El Espiario o los No se te ocurra) que por ahí se han ido imitando. Pero que no os confundan. Los cuatro años me avalan.

Han ido pasando los años y aquí compartí mucho con vosotros. Conocí a Marta y me impliqué en El Jardín de Lulaila. Primero, saliendo en sus catálogos. Y después, como una parte activa del mismo. Momentos preciosos, con experiencias maravillosas como la participación en el desfile de Ion Fiz, en lo que entonces se llamaba Cibeles Madrid Fashion Week, que tenía un acceso un poco más limitado que ahora. El fitting, el backstage, el desfile, las fiestas, la tele...

Compartí también el día en que mimarido y yo nos prometimos. Y después nos casamos. Y lucí el vestido que más me podrá gustar del mundo. El que además fue criticado en su momento. Pero que a mí me definía a la perfección. Me encantaba. Una joyita de Ion Fiz que de vez en cuando miro en mi armario.

Os hice partícipes también del último de los grandes momentos de mi vida. En esta foto, que también me hizo Fernando de Chic too chic, ya estaba embarazada de 3 meses. Aún no os lo había dicho. Luego os lo conté, y pudisteis verme con mis 8 meses en las fotos de Aristocrazy.

Y el ahora, el nuevo proyecto de No llores patito con mi amiga María. Un proyecto que en este momento, me viene como anillo al dedo. No sabéis cuánto lo disfruto.

Por supuesto, pasaron muchísimas más cosas. Sólo dejo las que compartí desde aquí, las pocas en las que me fuisteis poniendo cara. Las pocas en las que abrí la puerta de lo particular. Eso sí, sin duda, lo mejor de estos cuatro años han sido las maravillosas personas que he ido conociendo. Tanto de manera personal, con contacto más cercano; como de manera virtual (y aquí incluyo a todas las que habéis contactado pidiendo consejo, y a las clientas de las asesorías de imagen presenciales y on-line que siempre habéis sido tan cariñosas). Todos vosotros, que sabéis quiénes sois.

Y aspiro a seguir sorprendiéndome. A seguir haciendo cosas interesantes. A seguir yendo por delante.A seguir aprendiendo. Que vosotras lo veáis siendo tan guapas.

Esta entrada no tiene fotos. Las fotos están en los enlaces. Pincha en ellos si quieres verlas.
También estoy en Twitter · Ésta es la página en Facebook de El Estilario · Y aquí, me verás en Bloglovin