lunes, 31 de octubre de 2011

El Recetario: Pastel de manzana


La fruta de invierno es aburrida y poco variada. La ventaja es que con ella se pueden hacer recetas dulces, de las que apetecen. De las que están buenas. Como el pastel de manzana.

Ingredientes
5 manzanas grandes
300 ml. de leche entera
500 grs. de harina de repostería
300 grs. de azúcar
4 huevos
1 sobre de levadura (16 grs.)
Almíbar (es válido de una lata de melocotones en almíbar)

Preparación
1. Precalentar el horno a 180ºC.

2. Pelar y descorazonar 3 manzanas. Cortar en pedazos.

3. Batir las manzanas junto con la leche, la harina, el azúcar, los huevos y la levadura. Con la batidora, hasta que quede una suave masa, sin grumos.

4. Untar de mantequilla un molde (si no es de silicona, echar también harina sobre la mantequilla, sacudiendo la que no se haya adherido a ésta. Para que no se pegue la masa).

5. Verter la masa en el molde.

6. Pelar y descorazonar las dos manzanas restantes. Cortar en cuartos y éstos en láminas.

7. Adornar la superficie con las láminas de manzana.

8. Hornear a 180ºC durante una hora o hasta que el palillo salga limpio.

9. Dejar enfriar levemente y desmoldar.

10. Pintar la superficie con almíbar.

La recomendación
Consumir cuando esté fría. Y en pequeñas cantidades. Es sumamente consistente.

jueves, 27 de octubre de 2011

Un número de 10: Revista Atelier


En realidad, todos sus números son de 10. Sin embargo, éste lo es con más razón porque la Revista Atelier (que crece cada día en número de lectores) ha llegado ya a su decena. Ya podéis leer su número 10 que además, está dedicado a hoteles de lo más especial. De esos para recortar y guardar porque hay que tener en cuenta.



Como siempre, nos deja conocer la cara amable de gente conocida, como es el caso de Beatriz Matallana. Que seguro que si os digo que es el alma máter de L'Oreal en la Pasarela Madrid Cibeles os suena más. O temas que tenemos menos al alcance y que nos sorprenden, como la moda de la BAFWEEK argentina.

Sin olvidar mi sección. La Entrevista con el Armario en este caso propone los cuatro colores que reinarán en nuestro armario durante esta temporada. 




Ya me diréis qué os parece. Os dejo. Que disfrutéis con calma de la revista. Vale la pena. 

miércoles, 26 de octubre de 2011

¿Cómo me lo pongo?: Divas

Encontrar el vestido perfecto. Y si además es para la ocasión perfecta, el asunto sale redondo. A Lily le ha pasado: un vestido maravilloso para una boda de mañana. Pero quiere ideas para combinarlo.

El vestido es de raso de seda en un color entre púrpura y fucsia, escote palabra de honor adornado con unas ondas que son las que la traen de cabeza para poder colocarle una prenda de abrigo. Las opciones podrían ser:
  • Con una chaqueta de punto de manga francesa, muy fina, sin cuello, en dorado. Con la única función de abrigar los brazos. Una gargantilla en dorado y esmaltes fucsias. Zapatos color champán y una cartera de mano en madera para neutralizar.
  • Si hace más fresco, con una capelina de pelo en gris perla. Guantes midi de piel en azul noche y zapato de idéntico color. La cartera de mano, a tono el vestido.
  • Y si me quiero coronar como mujer fatal, una chaqueta de corte esmoquin en negro. Con guante mini de piel en morado. Cartera de mano pequeña, en negro. Y los zapatos de tacón, en negro. Que sólo el vestido y los guantes tengan el protagonismo compartido.
Otras combinaciones de color pueden ser el naranja, más arriesgada. O el verde, de contraste. Y por qué no, incluso en rojo.

Seguid tan guapas.


No se te ocurra: medias de rejilla. El vestido ya tiene superpoderes Gilda. No hace falta que lo evidencies más.
Por lo mismo, evita los guantes que suban más allá del codo. Cómo máximo que lleguen a medio antebrazo.
A veces el truco no está en combinar de manera arriesgada. En ocasiones con combinaciones más básicas pero con las prendas adecuadas, ya damos en el clavo.
Cuidado con los recogidos para las jóvenes, que pueden hacer mayor. Sin embargo, este vestido pide un recogido. Experimenta con las coletas, que este año son tendencia de nuevo, y dan un aire más fresco que los moños.
Los recogidos de trenzas no le van nada ni al corte ni al tejido. El romanticimos no se lo veo por ningún lado.
Si el dorado te da miedo, el cobre o el bronce son metálicos menos arriesgados pero que también pueden funcionar.


Lo encontrarás en: el vestido de Lily es de Ted Baker. La chaqueta, de Topshop.

martes, 25 de octubre de 2011

El Bellezario: Proceso perfecto


Si la semana pasada hablaba de procesos para tener unos pies bonitos y cuidados, hoy el turno le toca al rostro. Ahora que en invierno el tema cara lavada no apetece tanto, vamos a ver cómo maquillarnos para esos días más especiales. En casa pero con un resultado casi profesional.
  • Lo primero es tener la piel limpia e hidratada, y si nos echamos una ampollita flash o similar, aún mejor. Después, para que el maquillaje se fije durante todo el día y además los poros y pequeñas imperfecciones queden disimuladas, es recomendable aplicar una prebase de maquillaje (tanto las de Sephora como las de M.A.C. son estupendas).
  • Con una ayuda de una brocha (también valen los dedos o esponjas, pero con la brocha es mucho más sencillo y se aprovecha mejor) extendemos la base de maquillaje. Siempre en un tono similar a nuestra piel, que el efecto máscara jefe indio va fatal; y adecuada a nuestra tipología de piel. Es importante extenderla bien en los bordes de la cara y en la base del pelo, que no se vean los rebordes. No la pondremos en el contorno de los ojos. Y cuidado con las cejas, que no se quede el maquillaje ahí estancado.
  • Fijamos el maquillaje con unos polvos sueltos, que nos ponemos con ayuda de una borla. Para retirar el exceso de polvos, pasamos una brocha. Fantásticos los Prisme Libre de Givenchy o los de Chanel.
  • Para que las sombras no se muevan en todo el día, toca poner una prebase de sombras en el párpado. Si la elegimos de nuestro tono de piel podremos poner la sombra en polvo encima sin que se note. La extendemos con ayuda de un pincel en todo el párpado.
  • Después comenzamos con las sombras. Primero con un pincel de esponjita para que se fije en el párpado, aplicamos la sombra más clarita. En el párpado móvil la de tono medio, y en el pliegue del párpado móvil, justo en el lado opuesto al lacrimal, la más oscura para darle profundidad al ojo. Con un pincel suave, las difuminamos para que queden homogéneas. Si caen polvitos de las sombras, no pasa nada. Ya lo arreglaremos con el corrector que aún no hemos usado.
  • El ojo lo marcamos con un lápiz de ojos con difuminador o con sombra negra y un pincel biselado. O con eyeliner para miradas más extremas.
  • Extendemos la máscara de pestañas por las pestañas superiores. También es recomendable una prebase para extenderlas y separarlas. Salvo que busquemos una estética concreta, las pestañas de abajo no se maquillan.
  • Las cejas también hay que arreglarlas. Con un lápiz del mismo tono que las nuestras, también con difuminador. O con un pincel y sombra. Siempre difuminando, porque es muy fácil caer en el efecto Groucho. La idea es tapar las calvitas que pueda haber, para que queden homogéneas. Pero no dos borrones.
  • Para terminar, el corrector de ojeras. Lo echamos de último para cubrir los polvitos de las sombras o algún error con el lápiz de ojos. Lo aplicamos en la ojera, con un pincel y siempre difuminándolo con la base de maquillaje. Que no se vea un pegote blanco. Que quede lo más integrado posible. No se trata de borrar la ojera. Se trata de disimularla. M.A.C. o Kiko tienen muy buenas opciones.
  • De entre los últimos toques, está el del colorete o blush. Se aplica en las mejillas, marcando levemente el hueso de la misma. Siempre suave y ascendente. Los tonos en dorado son para las muy morenas, en melocotón para las de pieles medias, y los rosados para las muy blanquitas.
  • Y ya sólo quedan los labios. Por descontado entendemos que están hidratados y exfoliados. Así que los perfilamos muy discretamente y siempre hacia dentro, con un lápiz del mismo color que la barra de labios, brillo o lo que vayamos a usar.
No debemos caer en errores de maquillar el cuello y el escote. El maquillaje cubre imperfecciones, no pone morena. Así que si lo echamos en el rostro se difumina hacia el cuello, por no hay necesidad de maquillarlo entero. Tampoco debemos pasarnos ni con el lápiz de ojos ni con el colorete. Ambos pueden pasar de darnos un toque elegante a convertirnos en grandes mamarrachas.

El toque super final, el de mi madre: el fijador de maquillaje más natural y más sencillo. Un toque de agua termal. Listo. A romper la noche, la boda, la fiesta o lo que se tercie.

lunes, 24 de octubre de 2011

El Recetario: Tomates rellenos de huevo


Hoy una que los vegetarianos también pueden disfrutar. Como acompañamiento o como plato principal, es una buena manera de aprovechar los últimos tomates que nos quedan de la temporada. Los tomates rellenos de huevo.

Ingredientes
Tomates no excesivamente maduros
Huevos
Aceite de oliva
Pan rallado
Sal

Preparación
1. Cortar la base del tomate para que se mantenga asentado y no ruede.

2. Precalentar el horno a 200ºC.

3. Vaciar el interior del tomate. Cocinar a fuego bajo, en un fondito de aceite de oliva (no en la sartén llena de aceite), durante unos 5-6 minutos por cada cara. Con cuidado de que no se quemen, pero hasta que estén blandos.

4. Colocar los tomates en una fuente de horno. Sazonar y espolvorear con pan rallado.

5. Romper un huevo dentro de cada uno de los tomates (si se sale la clara por debajo del tomate y se extiende por la bandeja, no pasa nada). Espolvorear otro poco pan rallado.

6. Gratinar en el horno hasta que estén dorados. Servir caliente.

El recurso
El interior de cada tomate que hemos vaciado, podemos triturarlo y aprovecharlo para las tostadas del desayuno, ya que queda un riquísimo tomate triturado.

viernes, 21 de octubre de 2011

El Glosario: Príncipe de Gales


Esta temporada lo vamos a ver mucho en las tiendas, junto el estampado pata de gallo. Se trata del estampado Príncipe de Gales.

La definición
El estampado príncipe de Gales es uno de los clásicos del invierno. Puesto de moda precisamente por uno de los Príncipes de Gales más mediáticos y excéntricos (con un tremendo estilo, que arriesgó y puso de moda prendas hasta entonces impensables para la realeza), Eduardo VIII, que renunció a todo para casarse con la americana Wallis Simpson; es un estampado que se caracteriza por aparecer en prendas de lana en forma de pequeños cuadritos. Normalmente en tonalidades de la gama de los tostados.

Cómo combinarlo
Este invierno es un imprescindible. Podemos elegirlo en un abrigo de corte años 60, muy inglés, recto. O en pantalones pitillo tipo capri + un jersey de punto de cuello a la caja. También con una camisa blanca muy entallada cerrada hasta el último botón + falda o pantalón. O con minifalda + mocasines + jersey de cuello vuelto pegado al cuerpo. Y los zapatos de mujer podrán ser también botines planas, oxford en cualquier versión, salones, zapatos de tacón cuadrado... Siempre con esa inspiración tan inglesa.

Seguid tan guapas.


No se te ocurra: este estampado no estiliza. Tenemos la opción de huir de él si nuestra silueta no lo agradece o bien llevarlo solamente con tacones.
Si el zapato plano no nos favorece, los oxford con tacones serán perfectos. También con unos simples zapatos de salón irán fantásticos.
Con botas de goma... no acabo de verlo, la verdad.
Si hace mucho frío y hay que llevar un plumífero, es mejor esperar a otro momento para lucirlo. No termino de imaginarme a los Windsor mezclando así las cositas.
Mezclitas extrañas con más cuadritos o con lunares, o con flores. Déjalo que sea el protagonista. No le metas más presión.

Lo encontrarás en: Clara Alonso va vestida de H&M.

jueves, 20 de octubre de 2011

Combinando: Rombos


De Smash! ya os había hablado. Una firma joven, de prendas muy ponibles que nos permiten ir monísimas sin tener que renunciar a la comodidad. Perfectas para eso de tener que ir a trabajar cada día. Yo ya me confesé en su momento como enamorada de lo que hace Smash! (además, que no pueden ser más agradables). Pero es que ahora entenderéis la razón por las que les rendiré pleitesía de por vida.

La nueva colección otoño/invierno 2011/2021 de Smash! se llama We love. We are free. Como para no quererla. Se compone de un amplio abanico de prendas llenas de color y con cortes y tejidos muy cómodos agrupadas en tres estilos: Anytime, Be unique y Night life. Si buceáis en su nueva tienda on-line encontraréis el motivo de esta emoción mía que me embarga. Y es que han puesto el nombre de El Estilario a una de sus prendas. Habrá quien lo vea natural y normal. Pero a una que nunca le había pasado, pues le llena de orgullo y satisfacción.

La prenda en cuestión es un minivestido de punto, de cuello vuelto y manga corta. De color negro con rombos frontales en tonos grises. Si me hubieran preguntado a qué prenda le pondría mi nombre, seguramente sería una como ésta. Me encanta. Y además, es uno de los básicos de esta temporada.

El minivestido ElEstilario de Smash! podemos combinarlo con un cinturón de piel y botas de tacón cuadrado y caña alta. O con un maxi abrigo de corte masculino, y zapatos abotinados. O con una capa y mocasines. También con gabardina y unas botas de goma si el día amanece de invierno puro.

Una prenda a la que sacarle todo el partido del mundo. Por eso, os recomiendo que no dejéis de pasar por la recién estrenada tienda on-line de Smash! En ella se puede encontrar la nueva colección, con fotos de calidad. Además de una sección outlet con descuentos muy interesantes. También están disponibles todas las prendas que han nombrado en honor de una serie de blogueras. Como el minivestido ElEstilario.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: los vestidos de punto no te los puedes poner con maxichaqueta de punto. Más punto, no. Olvídate del rollo madeja.
Si tienes michelines, póntelos siempre con una prenda superior maxi, como un abrigo masculino que disimula los laterales.
Si la cadera no es tu fuerte, olvida los largos.
Atención a los zapatos. Es una prenda informal. Así que no te vayas a plantar las sandalias de strass. Qué terror.
Para brazos anchos, la manga corta es la solución. Las mangas largas, de punto, lo marcan todo.
Las bailarinas es que me dan pavor. Les he cogido maniíta. Así que he dejado de verlas con ningún estilo.


Lo encontrarás en: el look de la derecha es de Pedro del Hierro. El minivestido de rombos, es el modelo ElEstilario que está disponible en la nueva tienda on-line de Smash!

miércoles, 19 de octubre de 2011

¿Cómo me lo pongo?: Agua bendita


La semana pasada he estado ausente. El cambio de temporada fomenta el boom de las asesorías de imagen. Y el correo electrónico echaba humo con las asesorías on-line. Así que he tenido que sacrificar un poquito éste nuestro espacio. Pero prometo que estoy de vuelta. Y volvemos con Emi, que tiene el bautizo de su bebé pronto.

Emi quiere llevar su vestido de color marino, de escote a la caja y con corte en la cintura. Para darle un toque personal, podremos:
  • Sofisticarlo con una estola de pelo de conejo, en tonos grisáceos o marrones. En el cabello, una diadema plana, con algo de pedrería. Media tupida marino y unos zapatos de tacón, no demasiado altos. Bien también en azul marino para alargar visualmente la pierna con el conjunto de la media y el vestido; bien en tonos tostados o grisáceos, como la estola.
  • Un punto elegante con un abrigo de largo tres cuartos en color mostaza, por ejemplo. De corte recto y manga francesa. Media tupida azul marino y zapatos de mujer como estos de Coclico.
  • Más cotidiano con un abrigo de color gris, con cinturón de piel a la cintura. Media azul marino y zapatos de ante en color gris.
Y nos ahorramos el bolso o la cartera de mano. Que con el bebé en brazos no lo echaremos de menos.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: complementos como los guantes. Para tener un niño en brazos no es ni lo más cómodo, ni lo más útil, ni lo más seguro.
Los detalles que te pongas en el cabello que vayan bien asegurados. Es decir, que la diadema no esté todo el tiempo resbalándose y cayéndose sobre la frente. Piensa que las manos son algo que prácticamente no existirán.
Medias estampadas. Quizás para informalizar el vestido, para un día a día. Pero no para la madre de la criatura en el bautizo.
Botas. Las botas planas con el vestido van estupendamente. Si vamos de paseo, de tapas, a trabajar. No para la ocasión que se presenta.
Si llueve no tenemos por qué desdeñar la gabardina. Las hay de cortes y calidades maravillosos que se pueden convertir en el acompañamiento ideal.

Lo encontrarás en: el vestido de Emi es de Mango. El look de la derecha, de Hoss Intropia.

martes, 18 de octubre de 2011

El Bellezario: Ritual completo


Hace algunos días, en esta entrada sobre la leche como tratamiento para los pies, Ella comentaba qué cuál era el ritual completo para hacerse un tratamiento de pies en casa. Que si bien no es como los que nos puedan hacer en un centro especializado, sí resulta suficiente para un mantenimiento adecuado.

Creo que me repito una vez más cuando digo que los pies han de ser objetivo expreso de cuidado máximo. Que hay que llevarlos escrupulosamente cuidados aunque no se vayan enseñando (lo que incluye el invierno. No es algo exclusivo del verano) y que jamás, jamás, se llevan unos talones agrietados y mucho menos, unas uñas de las que prefiero ni hablar ni imaginar.

Según esto, el ritual adecuado será:
  1. En primer lugar, con ayuda del quitaesmalte, retirar la pintura de las uñas. Con cuidado para que no quede ningún resto en ninguna esquina.
  2. Después, se exfolían con algún exfoliante específico para pies. Con los pies sin humedecer es más efectivo sobre todo en las zonas más rebeldes, como los talones.
  3. Hecho esto, los sumergimos en leche entera, templada (o en agua templada) a la que podemos añadir algún aceite esencial como la lavanda o el romero. Los mantenemos 10 minutos.
  4. Frotamos con piedra pómez o con una lima especial, los talones (si lo necesitamos, también la planta del pie o los laterales del dedo gordo). De manera suave. Tampoco es cuestión de borrárselos. Así eliminamos las durezas y las pieles muertas.
  5. Con ayuda de un palo de naranjo, repasamos las cutículas. Cortamos y limamos las uñas. Finalmente, las pulimos y les sacamos brillo.
  6. Enjuagamos de nuevo los pies. Aplicamos crema hidratante de manera generosa.
  7. Por último, pintamos las uñas. Primero siempre una capa de barniz transparente para que la uña no se amarillee. Y después, la del color que elijamos.

Y ya está. El gustito que da verse los pies arregladitos y bonitos. Porque no se arreglan para que nos los vean. Se arreglan para vérnoslos nosotras mismas.

lunes, 10 de octubre de 2011

El Recetario: Mini magdalenas de chocolate


La leche, con magdalenas. Es la merienda ideal. Por eso, esta receta de mini magdalenas de chocolate es idónea para tardes de domingo, para meriendas con calma. Ahora que la operación bikini no preocupa.

Ingredientes
150 gr. de harina
150 gr. de azúcar
75 gr. de mantequilla
150 gr. de chocolate negro
3 huevos
1/2 cucharadita de levadura en polvo

Preparación
1. Precalentar el horno a 150ºC.

2. Trocear el chocolate y fundir en el microondas durante un minuto para que no se queme. Una vez fuera del microondas, remover para aprovechar el calor y que termine de derretirse.

3. Añadir la mantequilla al chocolate. Mezclar.

4. Echar los huevos y el azúcar en un bol. Batir hasta que quede una mezcla espumosa.

5. Incorporar la harina y la levadura previamente tamizadas con un colador. Añadir el chocolate mezclado con la mantequilla. Remover muy despacio con ayuda de una lengua de goma hasta que quede todo homogéneo.

6. Colocar los papeles de magdalena sobre moldes metálicos.

7. Rellenar cada papel sólo hasta la mitad, con ayuda de una cuchara.

8. Cocinar en el horno unos 25 minutos a 180ºC.

La variación
Se pueden añadir frutos secos picados o uvas pasas.

jueves, 6 de octubre de 2011

El Espiario: Sevilla de Moda


Desde el pasado 27 de septiembre Sevilla ya dispone de una incubadora de nuevos talentos. Si ya desde hace tiempo Sevilla de Moda trabajaba por y para los jóvenes diseñadores andaluces, desde finales del mes pasado lo hace además con unas nuevas instalaciones pioneras en Andalucía: el Centro Empresarial Sevilla de Moda y el Espacio Lanzadera de Tendencias.


Una noche preciosa en la que pudimos conocer este nuevo y sorprendente espacio. Un desfile con las colecciones de antiguos alumnos y ya diseñadores de la escuela, una inauguración oficial de mano del alcalde de Sevilla y una animada velada y muy concurrida, con muchas caras conocidas de la ciudad.


El Centro Empresarial Sevilla de Moda y el Espacio Lanzadera de Tendencias ocupa un enorme edificio planificado de modo muy funcional, y situado en Sevilla Este (c/Chaparro), con un acceso muy cómodo sin necesidad de entrar en el centro de la ciudad.



Cuenta con aulas de diseño, patronaje, taller de confección, biblioteca, salas multimedia... para generar un entorno propicio al aprendizaje y al crecimiento profesional del alumnado.


Sin duda, la gran novedad es el Espacio Lanzadera. Un enorme lugar en el que quien desee, quien sienta interés por la moda puede desarrollar su proyecto. Algo que en la ciudad se echaba en falta y que gracias a Sevilla de Moda al fin está solucionado. Por eso, estamos seguros de que de esta incubadora saldrá muy buenos resultados. Al menos los huevos ya están puestos.

Más info: Sevilla de Moda 

miércoles, 5 de octubre de 2011

¿Cómo me lo pongo?: Sobriedad


Si la semana pasada nos encontrábamos con un ejemplo de color negro para acudir de invitada a una boda, hoy el tema es aún más sobrio. Gloria tiene un vestido del que se ha enamorado, absolutamente negro, con el que quiere ir a una boda de tarde.

El vestido de Gloria juega con diversos tejidos, como la seda, el crochet o el encaje. Ella lo va a combinar con unos zapatos de tacón, en plata vieja, que llevan un broche en el empeine. El broche tiene pedrería en tonos ámbar y naranja.

Lo fundamental en este caso es darle un punto de color, para que no parezca demasiado sobrio. Gloria es muy joven, se lo puede permitir. Para ello, el color elegido puede ser el naranja, que con el broche de los zapatos quedará estupendo. Así, el bolso pequeño, la cartera de mano, tendrá toda la atención. Será de ese color naranja, y rígida. Para el fresco podemos optar por un abrigo tres cuartos de corte capa y manga francesa también en naranja. Y si no nos atrevemos, un simple bolero negro de gasa (como los de Mango). Los pendientes, en azabache negro, que con el encaje y el crochet van a la perfección. Y un anillo grande con alguna piedra en naranja.

Otra opción es la de llevar la cartera de mano naranja, una estola de pelo en gris plata como los zapatos. De este modo, solamente la cartera de mano tendrá el punto de atención.

A veces es cuestión de encontrar el algo, eso especial que convierta el conjunto en otro totalmente diferente.

Seguid tan guapas.


No se te ocurra: echarte años encima. Tan malo es querer quitárselos a golpe de minifalda más allá de los 50 como parecer una señora cuando no se ha llegado ni a los 30. Tampoco es que haya que ir en plan juvenil adolescente, pero pequeños riesgos como en el color o en los complementos, son fundamentales.
El otro extremo es el de vivir en la eterna juventud. Al pasar los 25 todo lo que sea plastiquismo aparente (porque puede serlo y no parecerlo, que es lo perfecto) se destierra de los armarios. Es el momento en el que es mejor tener uno solo y bueno. Preferible a mil, y cutres.
El maquillaje y la peluquería son de los complementos más importantes que existen. Si no tienes maña para inventarte tú solita, un día tan importante bien merece la inversión. Eso sí, no arriesgues. No es el momento de hacer pruebas para que te veas de todos los terrores extraños.
Tampoco te eches años con los peinados. Ni con el maquillaje. Una piel joven no necesita excesos de capas ni de brillos. Mesura.
Sentido común. Si hace aún calor, por mucho que el calendario diga ya que estamos en otoño, olvídate de pasar horrores con medias tupidas. Las piernas desnudas son admisibles siempre. Incluso a bajo cero. Y más cuando la temperatura acompaña.


Lo encontrarás en: la cartera de mano es de Mango.

lunes, 3 de octubre de 2011

El Recetario: Merluza al horno


El horno es mi invento preferido. Qué limpito, qué gustito. Así cualquier cocina. Y más los pescados. Como esta merluza al horno.

Ingredientes
1 merluza en lomos
1/2 cebolla
Mozzarella rallada
1 cucharadita de harina tipo Maicena
2 cucharadas de mantequilla
1 vaso de caldo de pescado
Aceite de oliva
Perejil
Sal

Preparación
1. Precalentar el horno a 200ºC.

2. Poner en una bandeja de horno, los lomos de la merluza con la mantequilla repartida en trocitos. Cubrir con el queso rallado, la mitad del vaso de caldo. Salar.

3. Hornear a 200ºC durante 8 minutos.

4. Retirar el pescado de la bandeja, dejando el jugo en ella. Poner los lomos en una fuente.

5. Picar la cebolla en brunoise, muy finamente. Pochar en una sartén con aceite de oliva y sal.

6. Añadir a la sartén el caldo sobrante y el caldito de la bandeja en la que se han cocinado los lomos.

7. Cocinar a fuego lento. Agregar la harina tipo Maicena y remover con una cuchara de madera hasta que espese, con cuidado de que no haga grumos.

8. Espolvorear el perejil sobre los lomos de merluza y cubrir con la salsa.

El acompañamiento
Es una manera diferente de tomar la merluza (con queso!) por eso un vino blanco como el Paco&Lola será el ideal.
También estoy en Twitter · Ésta es la página en Facebook de El Estilario · Y aquí, me verás en Bloglovin