martes, 31 de mayo de 2011

El Bellezario: Esa espalda

El olor del romero es uno de mis favoritos. Es fresco, y olerlo da esa misma sensación de frescura y descongestión. Por eso, para esos momentos en los que nos sentimos arrugadas, es mano de santo. Y si es en aceite, como el Aceite de Romero Deliplus, mucho mejor.

Mercadona no me da comisiones. Pero bien podría. No tengo especial fijación con esta entidad, ni tampoco soy de las que van compulsivamente a consumir cualquiera de los productos que estén expuestos en su sección de belleza. Soy bastante crítica, como con cualquier otra marca, y sólo adquiero lo que considero que cubre mis expectativas. Como es el caso. El aceite de romero de Deliplus es un aceite especial para masajes con fines calmantes. Perfecto para los dolores musculares, para espaldas y cervicales cargadas y contracturadas, piernas cansadas o como toque final a una pedicura.



Con un suave masaje se activa la circulación, por lo que da una estupenda sensación de bienestar unida al aroma tan divino del romero. Para ello, sea para lo que lo vayamos a aplicar, echamos una pequeña cantidad en las palmas de las manos, frotamos y después comenzamos a extender lentamente en la zona a tratar, hasta que se haya absorbido por completo. Eso sí, nunca sobre heridas abiertas o mucosas. Y mucho mejor si lo hacemos de noche, antes de meternos en cama.


Lo encontrarás en: el aceite de romero Deliplus se vende en Mercadona. El bote de 150 ml. cuesta alrededor de 3 euros.

lunes, 30 de mayo de 2011

El Recetario: Arroz con verduras... muy rápido

Esos días en los que no hay ganas de cocinar pero en los que deberíamos comer bien porque nuestra operación traje de baño (la palabra bikini me espanta, me suena a sandwich de jamón y queso) peligra si comenzamos con el picoteo descontrolado. Para esos días, un arroz sanito apto también para vegetarianos. Un arroz con verduras muy rápido, para preparar sólo con la ayuda del microondas.

Ingredientes
Arroz. Si es integral, aún mejor.
Zanahorias
Guisantes
Judías verdes
Alcachofas
Aceite de oliva
Sal
Azafrán

Preparación
1. Lavar y trocear las verduras.

2. En un bol, poner dos cucharadas de aceite de oliva.

3. Echar las verduras y remover con el aceite. Si las verduras están congeladas, echarlas igualmente, sin descongelar.

4. Añadir el arroz. Para una persona, con un cacito es suficiente. Remover de nuevo.

5. Echar el agua. La proporción suele ser 2 y medio por cada unidad de arroz. Remover.

6. Añadir la sal y el azafrán (también vale colorante alimentario).

7. Meter el bol sin tapar en el microondas, a máxima potencia durante 20 minutos.

8. Y sale perfecto. En su punto.

Las variaciones
Las verduras por supuesto son al gusto: también admite calabacines, champiñones, tomates...

jueves, 26 de mayo de 2011

El Espiario: Zarzaparrilla





Sabéis que me gusta hablar de sueños. Y mucho más de disfrutar de los sueños de la gente, de dar el valor que merecen esas personas que desean algo con sus fuerzas pero que además, se atreven a ponerlo en marcha. Sin miedo a la crisis, con mucho trabajo, tesón y ganas. De entre esos soñadores, está
Balbina. Balbina o Zarzaparrilla, que son la misma persona.

Zarzaparrilla es una firma 100%
handmade. Una fábrica de sueños a mano que desde Estepa saca prendas ponibles para mujeres que viven su día a día con tantas ganas como le pone ella a su trabajo.


Y ahora presenta su nueva colección.
Caleidoscopio es el nombre elegido que además reúne la esencia de la misma: color. Mucho color. Blanco que se deja colorear y pintar por tejidos vivos que conforman blusas, faldas y vestidos de corte sencillo que brillan por la luz que desprenden.

Yo soy fan de Balbina. Disfruto ya de sus creaciones (una de sus mini túnicas ya es mía desde diciembre). Pero además, disfruto del privilegio de conocerla a ella. A la chica de ojos grandes que desprende positividad. Como sus creaciones.


A Zarzaparrilla la puedes encontrar aquí.

miércoles, 25 de mayo de 2011

¿Cómo me lo pongo?: Lunares informales

Nos pasa a veces que nos invitan a una boda. Pero que eso de vernos excesivamente arregladas no nos va demasiado. Y menos, realizar desembolsos inútiles. María José tiene una boda a la que quiere ir sintiéndose guapa pero no disfrazada. Además quiere ir acorde a su edad, entre los 40 y los 50 años.

Para esa boda dispone de un vestido entallado, en azul europa con lunares. Una pieza muy femenina que además está realizada en raso de seda. Por estas razones, informalizarlo será posible siempre y cuando lo hagamos con cautela, ya que el vestido de por sí es elegante y si lo informalizamos a lo loco lo podemos chabacanizar. Según esto:
  • La opción muy informal: con unas sandalias de tacón, altas, en cuero natural. Al igual que la cartera de mano, pequeña, también en cuero natural. Para el fresco, una chaqueta de manga corta, sin cuellos, de largo a la cintura, en color blanco roto.
  • La opción semi-informal: con unas sandalias con pedrería en tonos azules. Cartera de mano en piel blanda, de color azul marino, en contraste con el azul del vestido. Y para el frío, una chaqueta larga, dos dedos más corta que el vestido. De manga francesa, sin entallar, que quede como a la caída del cuerpo, en azul marino.
  • La opción formal: con zapatos en coral, rosa empolvado o color caldero. Una chaqueta en gasa de seda en crudo que puede llevar una pequeña lazada en un tejido de lunares similar el del vestido. La cartera de mano, a juego con el calzado.
En cuanto al cabello, desde melenas sueltas peinadas, con ondas marcadas y una bonita horquilla de bisutería. Hasta con pequeños casquetes de redecilla para las opciones más formales. Y si nos van los años 50, un recogido italiano y guantes de piel cortos serán los complementos ideales.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: Blazer. No funciona con el tejido del vestido. Además, tendrías que llevarla remangada y para una boda en verano no la veo. En todo caso, que sea cortita, de largo a la cintura y te quede muy entallada.
Zapatos estampados son un riesgo innecesario. El vestido es elegante, asumámoslo. No podemos mamarrachizarlo con pruebas erróneas. Unos zapatos en multicolor, con estampados o animal print podrían ser demasiado arriesgados para una boda. Por muy poco arregladas que queramos ir.
Mezclas de colores con cuidado. Igual que con los estampados. Aunque son pequeños, los lunares exigen cuidado a la hora de combinarlos. O van con colores lisos, o con más lunares en negativo. Para mezclas con estampados florales hace falta un análisis más detenido y con más detalle.
Lo más sencillo es una cartera de mano. Pero no desdeñes las bomboneras pequeñitas. Quedan muy bien también.

Lo encontrarás en: las sandalias son de Hoss Intropia.

lunes, 23 de mayo de 2011

El Recetario: Empanadillas de manzana

Dulces que no necesitan que esperemos al momento del postre, que se pueden tomar en cuanto apetezcan, como un estupendo tentempié. Como las empanadillas de manzana con canela.

Ingredientes
1 paquete de obleas para empanadillas
4 manzanas pequeñas
50 grs. de azúcar
50 grs. de mantequilla
1 cucharadita de canela
1 huevo

Preparación
1. Precalentar el horno a 180ºC.

2. Pelar las manzanas. Cortarlas en cuartos retirando el corazón y las pepitas.

3. En una sartén, echar la mantequilla junto a las manzanas y el azúcar. Rehogar a fuego medio hasta que las manzanas se ablanden.

4. Antes de retirar, echar la canela y remover para que las manzanas la absorban.

5. Rellenar cada empanadilla con ayuda de una cuchara pequeña sin llenarlas en exceso para que no rompan. Cerrarlas bien con ayuda de un tenedor o con algún aparato que facilite el trabajo.

6. Batir un huevo.

7. Colocar las empanadillas sobre una bandeja de horno forrada con papel de horno. Pintar cada empanadilla con el huevo batido.

8. Meter en el horno y mantener a 180ºC durante 20-30 minutos, hasta que estén doradas.

El acompañamiento
Con una crema inglesa o unas natillas muy líquidas.

viernes, 20 de mayo de 2011

El Ideario: Verde, que te quiero verde

Un vestido monocromo puede tener tantas vidas como nos apetezca. Podremos mutarlo y darle vidas nuevas tanto como deseemos, ya que funcionará como marco del desarrollo de nuestra imaginación. Olga tiene un vestido de color verde que quiere aprovechar para lucir en diferentes tipos de eventos variados.

El vestido es de raso de seda, con tirante ancho, corte en la cintura, y en color verde. Y las opciones, las que siguen:


  • Si no nos apetece llamar mucho la atención y el evento en cuestión es serio y preferimos destacar sólo por nuestra elegancia natural, apostaremos por el tema monocromo pero al 100%. Con accesorios también verdes, tanto los zapatos como la cartera de mano y un cinturón estrecho para darle un punto. Todo en verde.

  • También puede ser que queramos aportarle un punto pero sin pasarnos. Perfecto para situaciones nocturnas, lo combinaremos con dorado. Un cinturón ancho, rígido, en dorado. También la cartera de mano y un gran brazalete. Los zapatos, que tengan algún detalle en dorado, pero que sean de otro color, como el beige por ejemplo, para neutralizar.

  • O que queramos ser el objeto de todas las miradas, sin pasar desapercibidas. Así, lo combinaremos con morado, por ejemplo. O con fucsia, si queremos hablar más alto. El color estará en un fajín, liso, sin pedrería. Un bonito y gran tocado que combine el color protagonista (fucsia o morado) con otro neutro, como el crudo. Y la cartera de mano, de piel blanda, también de color. Los zapatos podrán ser en ese tono neutro crudo del tocado, con tiras en color acompañante.
Fundamental mirarnos en el espejo y sentirnos cómodas. Que la sensación de disfraz suele ir acompañada de arrepentimiento y finalmente, de ridículo. Y eso, no mola. Pero nada.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: si apuestas por el estampado, que sea por ejemplo en un abrigo tres cuartos o una chaqueta de largo a la cintura, escote caja y manga francesa para cubrirte del frío. Pero evita los estampados en carteras de mano y cinturones. En estos casos, claro.
Puede ser que te apetezca decantarte por un gran collar babero. Perfecto. Quedará genial, y cuanto más exagerado, mejor. Pero si lo eliges, olvídate de llevar tocados grandes o pendientes muy visibles. Muy decadente.
Los brazaletes en el bíceps han muerto. Y siempre estarán muertos para las mujeres con brazo muy grueso. Olvídate de ello. Apártalo de tu mente.
Sombreros en bodas por la noche, no jamás.
Combinarlo con negro. Queda bien, que conste. Pero no te quedes en la opción más sencilla.

Lo encontrarás en: el vestido de la derecha es de Mango.

* Que no se me olvide. Todos a tirarle virtualmente de las orejas a mi Pinky, que está de cumple. ¡Felicidades, guapa!

jueves, 19 de mayo de 2011

El Glosario: Color block

Jil Sander lo propuso para esta temporada primavera-verano. También Gucci. Y fue verlo y emocionarme: esa vuelta a los 90 tan de mi adolescencia, tan de videoclips de George Michael y añoradas y carismáticas top models, de Ragazza y minimalismo. El color block volvía, con nuevo nombre, para homenajear como se merece una de las mejores décadas en muchos aspectos. Al menos, para mí.

La definición
Color block no es más que la combinación de colores por bloques. Es decir, prendas monocromáticas (por tanto, de un sólo color, sin estampados) de colores brillantes y saturados que se mezclan sin seguir una combinación estándar. Según esto, podemos llevar tres prendas de tres colores diferentes. Cuanto más brillante quede la combinación, mejor.

Cómo combinarlo
Lo ideal es elegir cortes sencillos, para que el homenaje al minimalismo de colores fuertes sea completo. Por eso, vestidos largos de corte túnica en rojo con sandalias planas en naranja. Chaqueta blazer fucsia + blusa de seda sin mangas y cuello a la caja amarilla + pantalones pitillo verdes. Falda naranja + jersey de pico en azul eléctrico. Con mucho brillo y sin pensar en duetos habituales.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: llamar color block a lo que no es. Tener un vestido de colorines y combinarlo con unos zapatos de colorines será eso, combinar colorines. Otra cosa es que nos podamos arriesgar más en eso de las combinaciones complicadas.
La gama de estos colores es muy básica: amarillo, klein, fucsia, naranja, rojo, verde y ya. Todo lo demás, son colores normales. Brillantes o no, pero colores que no se consideran en este grupo.
Tampoco hace falta que te disfraces. Si esto no te va, no te fuerces. Puedes escoger alguna prenda suelta en color brillante, como el naranja y combinarla con blanco o con arena. Seguramente vaya más con tu estilo.
No los combines con plata. Les va más lo brillante, lo dorado.
La moda es la moda. Pero nadie obliga a que tengamos que ir a la moda siempre. Apropiémonos de ella en función siempre de nosotros mismos.

Lo encontrarás en: prendas y zapatos, de Zara.

miércoles, 18 de mayo de 2011

¿Cómo me lo pongo?: Azul de noche

Un vestido largo sólo puede ser para dos cosas: o una alfombra roja o una boda de tarde. R. tiene un vestido largo y una boda. Y quiere sentirse guapa guapa.

El vestido es de color azul oscuro, de corte asimétrico, con una lazada plana al hombro. Drapeado en la parte superior y con el cuerpo en gasa de seda, R. quiere combinarlo con una chaqueta de lamé en crudo. Por eso, para combinarlo, lo mejor será buscar unas sandalias altas, de tacón fino, pero en cuero, para darle un punto más joven a la pieza, y que además cree conjunto con la chaqueta de lamé en crudo.

La cartera de mano idónea entonces será rígida de madera, con el cierre en dorado viejo. Un brazalete grande, en oro viejo con alguna piedra en azul como el vestido. Y un recogido despeinado, juvenil, que no te sume años.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: si deseas llevar algo al cuello, ha de ser una gargantilla muy secilla, muy fina. Con este escote ponerse un collar exagerado es como demasiado.
Guantes. Es verano. No tiene mucho sentido ahogarse dentro de unos guantes de piel.
Puedes combinarlo con colorín, sin embargo no es la mejor manera para rejuvenecerlo. Atrévete a neutralizarlo, que aunque no lo parezca, le dará un toque diferente. Más si le pones algún complemento que lo consiga, como una chaqueta.
Con blazer. Ni por su corte ni por su largo. Olvídalo. Sácalo de tu mente.
Botas. Cosas peores se han visto. Pero ésta es de las malas.
Recogidos de tres pisos. Son anacrónicos, horteras y te harán mayor.

Lo encontrarás en: el vestido de R. es de Veneno en la Piel. Las sandalias son de Uterqüe.

martes, 17 de mayo de 2011

El Bellezario: Muñequita linda

Que mi piel es seca y sensible ya lo sabéis tanto, que debéis de estar hartas de escucharlo. Aunque no debo experimenta, como a todas, me gusta variar. Es cierto que mi Nivea de la lata azul es maravillosa. O que la hidratante calmante de Avéne para pieles sensibles es también mano de santo. Sin embargo, hay otras opciones. Como la crema hidra-sensitive con activo calmante Dermik de Deliplus.

No es esto una oda a Mercadona, pero al César lo que es del César. La crema hidra-sensitive con activo calmante Dermik de Deliplus se trata de una hidratante muy ligera y muy fresca, perfecta para usar de día. Se extiende rápido, se absorbe rápido y huele de maravilla. Además se presenta en tarro de cristal, como las cremas de antes. Mi piel sensible y con tendencia a enrojecerse la tolera a la perfección porque no contiene parabenos, ni alcohol y tiene karité.

La utilizo cada mañana antes del maquillaje o cada vez que me mojo la cara con agua. A mi piel seca y sensible le va bien, pero es también apta para las mixtas e intolerantes. Es tan fresquita que ya da los buenos días. Y oliendo rico.

La encontrarás en Mercadona. El tarro de 50 ml. tiene un precio aproximado de 6 euros.

lunes, 16 de mayo de 2011

Combinando: Día formal

Seguimos con nuestra pequeña cruzada personal de lucha para que el cáncer de mama no sea una pesadilla y se quede en tan sólo un mal sueño. Y en este esfuerzo estamos, ya con la tercera edición de la colección Tolentina: el colgante con corazón. Un colgante que además combina con la pulsera de la segunda edición.

Pero no sólo combina con ella. Es perfecto para todas las edades porque tiene nudo corredizo, por lo que admite cualquier medida, además de resultar cómodo para poner. Y puede ser el detalle perfecto para ponerle algo de alegría al conjunto que elegimos cada mañana para ir a trabajar.

Por eso, combino el colgante con un sastre de cintura alta y pierna recta. Adornado con un cinturón finito. Zapato de tacón o bailarina. Una camisa entallada, con la manga remangada para que tenga cierto estilo y mi bolso. Además, un conjunto ideal si el trabajo promete alguna reunión distendida o presentación. Sustituyo el bolso por una cartera de mano y lista para vivir el vino español.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: los pantalones sastre tiene que ser de nuestra talla. Quedan terriblemente mal cuando ya nos van en modo chorizo, con los bolsillos abiertos, denotando tan evidentemente esa escasez de tejido.
Las camisas de lycra, sólo de lycra, es lo más parecido a la muerte en vida. Qué fatalidad. Marcando sujetadores y morcillitas varias.
Los cuellos de las camisas en modo abierto, muy en homenaje a Tony Manero son la máxima horteridad.
Si el día se presenta informal, las cuñas de esparto son buena opción. O las sandalias de madera.

Lo encontrarás en: el conjunto de la derecha es de Uterqüe. El colgante pertenece a la colección Tolentina de El Jardín de Lulaila para la AECC. Sus beneficios contribuyen a la lucha contra el cáncer de mama. Lo puedes encontrar aquí.

viernes, 13 de mayo de 2011

El Ideario: Antes de selectividad

Mayo es el mes de las comuniones, pero también de las graduaciones. Y aunque parezca un refrán, no es más que la evidencia. Pronto se llenarán las calles de emocionados alumnos muy formales cuya formalidad irá degenerando una vez comience la noche. Qué recuerdos. La hija de Sonia pronto terminará su primera etapa, la previa a la Universidad. Está a punto de vivir su graduación de bachillerato y su madre nos ha pedido ideas para ella.

La idea más sencilla es un vestido. Este año, tanto los pantalones como las faldas largas (y vestidos largos) son también una opción a tener en cuenta. Pero un vestido es un acierto fácil. Por ejemplo, una pieza en palabra de honor (la juventud lo permite) que tendrá un aire festivo para la celebración posterior. Por ejemplo, éste de lunares, en azul grisáceo. Para eliminarle el toque pin-up, lo podemos combinar con unas sandalias de tiras, en plata. Y para el acto más solemne, o bien con una blazer remangada en azul marino, o con una chaqueta de punto. Y el bolso, de colgar en un solo hombro, estilo bandolera, también en plata.

Maquillaje muy sencillo y una cámara de fotos. Que estos momentos hay que guardarlos en la memoria. Aunque sea de una cámara.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: es habitual ver sufrir a las jóvenes en la madrugada, a causa de los tacones. Así que si lo estimas conveniente, cámbiate y ponte unas bailarinas por la noche. Todo menos ir descalza.
Evita las medias transparentes. Eres joven, puedes lucir piernas sin complejos.
Chales o cualquier elemento pelín anticuado. Con 18 años las chaquetas de punto, las cazadoras y las blazer son lo más adecuado.
Ponterte ropa que te haga mayor. O peinados de boda de lo más terrible, con perlitas y todo.
Maquillarte como una puerta, a golpe de brochazo violento. Mesura, por favor, mesura.
Disfrazarte. Es un día importante pero en el que tienes que ser tú misma. Adapta el evento a tu estilo, no al revés.

Lo encontrarás en: el vestido es de Paul&Joe Sister, a la venta en HAND-Have a Nice Day. Las sandalias son de Zara.

miércoles, 11 de mayo de 2011

¿Cómo me lo pongo?: Comuniones y naranjas

Mayo es el mes de las comuniones. Aunque yo recuerdo la mía en agosto. Así que este mes se llena de niñas preciosas, vestidas de blanco, y de niños que parecen recién salidos del Juan Sebastián Elcano o de una reunión de ejecutivos. Cómo me gustaría que para los niños diseñaran también piezas diferentes como lo hacen para las niñas (y si lo hacen ya, por favor, ilustradme). Mery tiene pronto una comunión a la que llevará este vestido.

El vestido es de color naranja, de escote a la caja y sin mangas. Su idea pasa por combinarlo con nude, que no está mal, pero personalmente creo que este vestido admite una vuelta más.

Estamos en primavera, la luz pide que empecemos a jugar más con los colores. Por otro lado, la tonalidad del vestido también es lo suficientemente potente como atreverse y experimentar con esto que llaman colour block o lo que es lo mismo, grandes masas de colores saturados y brillantes, lisas, sin estampados, combinadas entre sí.
  • Como el vestido es naranja, podría funcionar muy bien con una sandalia de tacón cuadrado, en fucsia y naranja. En la cintura del vestido, un fajín también en fucsia. O si hace fresco, sustituimos el fajín por una chaqueta de punto en fucsia.
  • Si no nos atrevemos a tanto, elegiremos unas sandalias de base negro pero con tiras multicolores (verde, naranja, azul eléctrico) que ejerzan como punto de atención. Para el fresco, por qué no una chaqueta de encaje negro.
  • O con el púrpura en zapatos y chaqueta, con un cinturón en dorado en la cintura del vestido, amén del dorado también para el resto de los complementos.
Y un moño de bailarina que acompañe al vestido, tan años 50.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: cuidado con los largos del vestido. Los largos que superan la rodilla no quedan bien a todo el mundo. Exigen piernas torneadas. Así que si no es el caso, es mejor arreglarlos y subirlos al menos a media rodilla.
Si el zapato lleva pulsera al tobillo, es recomendable que haya una cierta distancia entre la rodilla y el tobillo. Por eso, de nuevo, el largo de la falda. O nos veremos paticortas.
Complementos de colorines. Céntrate mejor en el dorado, por ejemplo, y no resatures tanto el conjunto.
Para socializarlo, prueba con las cuñas de esparto. Pero no para la comunión.
Si los tacones no son lo tuyo, no vayas haciendo el ridículo ni camines como un pingüino. Este año hay opciones estupendas en bailarinas. Las trenzadas son una preciosidad.
Los guantes cortos de piel son lo suyo. Nada de guantes largos, ni siquiera a medio brazo. Fuera de estación.

Lo encontrarás en: el vestido de Mery es de Asos. Los zapatos, de Zara.

martes, 10 de mayo de 2011

El Bellezario: De uñas


Mis uñas de las manos siempre van de transparente. Me siento rara con las uñas pintadas y en contadas ocasiones me las pinto. Conste que me encantan. Sin embargo, las uñas de los pies siempre las llevo pintadas. He pasado de la rendición total y absoluta al rojo Dragon de Le Vernis de Chanel, al Blue Satin también de Le Vernis de Chanel, que se resistió a irse dos temporadas. Pero tengo una nueva obsesión que estará al menos, este verano, a mis pies. Se trata del color 824 Underground de Dior Vernis de Dior.


El 824 Underground de Dior es un color marrón grisáceo que pertenece a la nueva gama de colores para este verano. Seca pronto, sólo necesita una capa y dura mucho. Vamos, perfecto. Además, las lacas de uñas de Dior cuidan las uñas para que no se rompan ni se estropeen mientras están pintadas. El abanico de colores a elegir es muy interesante, pero particularmente apuesto por este marrón grisáceo. Para mí el azul ya ha tenido su momento, lo mismo el topo. Demasiado populares. Volvamos al marrón, pues.

Para aplicarlo, recomiendo primero una capa de laca transparente para proteger la uña y que no se ponga amarillenta. Después, una única capa de Dior Vernis, dejar secar y listo. Y a lucir sandalias.

Lo encontrarás en perfumerías que distribuyan la cosmética de Dior. El bote de 10 ml. tiene un precio de 20 euros aproximadamente.

lunes, 9 de mayo de 2011

El Recetario: Huevos Benedictine

A mí eso de remolonear hasta tarde el domingo, me encanta. Y me gusta mucho más lo de preparar un desayuno tardío - comida temprana: un brunch que les llaman los anglosajones y que los españoles (con lo que nos gusta trasnochar) hemos hecho desde siempre. Los huevos Benedictine son uno de los grandes recurrentes de ese momento. Y me encantan.

Ingredientes
4 huevos
1 litro de agua
5 cucharadas de vinagre de vino blanco
4 lonchas de jamón cocido o jamón de Parma
pan (de molde, de pueblo, de barra... según gustos)

Para la salsa holandesa:
2 yemas de huevo
50 grs. de mantequilla
sal
pimienta blanca (o negra)
vinagre de vino blanco
unas gotas de limón

Preparación
1. Para escalfar los huevos, poner a calentar el agua y el vinagre en un olla bajita, que no sea demasiado alta para que los huevos no se vayan al fondo. La olla ha de ser antiadherente porque es muy fácil que se peguen en el fondo.

2. Cuando el agua hierva, echar los huevos de uno en uno.

3. Dejar que hiervan 3 minutos (si queremos que la yema esté para mojar) ó 4 minutos (si queremos que esté cocida). Retirar y reservar sobre papel de cocina para que escurran el agua.

4. Para preparar la salsa, fundir la mantequilla en el microondas unos segundos sin que llegue a hervir. Reservar.

5. Poner en un recipiente de acero inoxidable las yemas de huevo, el vinagre y las gotas de limón. Calentar al baño María mientras batimos sin parar hasta que los huevos espumen.

6. Añadir lentamente la mantequilla, poco a poco y sin dejar de batir para evitar que las yemas cuajen y se recuezan. Salpimentar.

7. En un plato, colocar el pan. Sobre al pan el jamón. Después el huevo y por último, bañar con la salsa holandesa.

Las variaciones
Existen muchas maneras de acompañar los huevos: con salmón o con migas de bacalao son algunas de ellas.

viernes, 6 de mayo de 2011

El Ideario: Código boda

Seguimos con bodas. Marta tiene una a la que quiere ir sin desentonar. Es una boda de tarde, en la costa, en el sur. Tiene un vestido corto que no sabe si es apropiado o no.

Su vestido es corto, sin mangas, en tostado y negro. Marta duda si a las bodas de tarde se puede ir de corto y tocado. En primer lugar, NO es necesario porque la boda sea de tarde ir de largo. Se puede ir también de corto. Lo que no es apropiado es llevar un traje de chaqueta, que queda reservado para las bodas de mañana y con pamela. Si la boda es de tarde, se admite tocado sin problema. Siempre y cuando el tocado no sea excesivo y de corte sombrero (que son para las de mañana) pero podemos adornar la cabeza tanto como nos guste teniendo en cuenta esta limitación.

En cuanto al vestido, es una pieza muy bonita que no necesita mucho más accesorio que el que le acompañe. Tampoco más mezclas de color. Sin embargo, para adaptarlo al momento del año, a la primavera, intentaríamos aclararlo incluyendo un tono más, como el crudo. Para ello, unos zapatos (fundamental, de corte actual) en tostado y crudo. La chaqueta, que sea de punto o básica de largo a la cintura y manga corta o francesa (en seda, por ejemplo), también en crudo con tostado. La cartera de mano y el tocado pueden ser negros o negros con tostado, con pluma de faisán que en este caso queda muy adecuado, etc.

Los complementos que elijamos, como pendientes y pulseras, podrían ser en dorado, que con el tono tostado van perfectamente.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: los zapatos abueliles. Para llevar un vestido como éste, con este corte tan original y cuidado, el zapato ha de ser igualmente llamativo.
Colorín. No lo encajo yo en este caso.
Trajes de chaqueta o pamelas de noche. Es tanta aberración como acudir a una boda de mañana con un tremendazo vestido de fiesta largo con escote palabra de honor y pedrería.
Los vestidazos de fiesta largos cada vez me dan más pereza. Los veo estupendos para un momento gala con alfombra roja pero anymore. Para las bodas hay maravillas cada vez bastante más bonitas y originales.
El largo a media pierna no le favorece a todo el mundo. Deja al descubierto todas nuestras debilidades, así que huye de él. Y si te empecinas, entonces elige tremendo taconazo para disimular.
Alpargatas, no, never. Sólo permitidas en ese momento super fiesta. Preferibles a danzar descalza. Aunque el momento María Jiménez o Remedios Amaya tiene su punto.

Lo encontrarás en: el vestido de Marta es de Hoss Intropia. Los zapatos de la derecha, de Pedro del Hierro.

Y para terminar, una recomendación. ¡Hoy es el último día para aprovecharse de precios de muerte!

jueves, 5 de mayo de 2011

El Espiario: South Chic


Me encanta la gente que tiene un sueño y que pelea porque ese sueño se convierta en realidad, dejando así que todos participemos de él. Esther Parejo es una soñadora. De ésas que tienen los pies en la tierra y la cabeza llena de buenas ideas. Ella tiene un blog en el que vislumbramos su buen gusto, su buena pluma (no en vano, es periodista) y su sentido del humor. Esther forma equipo con Pedro Jiménez Candau, el otro soñador con los pies en la tierra, fotógrafo y de los buenos, que un día comienzan a darle forma a la piedra de plastilina de ese sueño y lo convierten en una verdad, en algo tangible. Lo convierten en la revista South Chic. Una publicación gratuita de tendencias que demuestra el poderío que hay en el sur.

Lo primero que gratamente llama la atención de la revista es su maravilloso tamaño. Es manejable, perfecto para cogerla en cualquier de los puntos en los que se distribuye y guardarla en el bolso para disfrutarla con calma en el metro o en la playa.

Y después, su contenido. Moda, gastronomía, estilo de vida, tecnología... pero con un punto diferente. Con una vuelta más de tuerca, sin caer en lo habitual. Fotografías preciosas, maquetación cuidada y un contenido de lo más interesante.

Por eso, este sueño que ya es verdad tiene un futuro prometedor, brillante, por delante. Si queréis comporbarlo, podéis disfrutarla en su versión on-line.

miércoles, 4 de mayo de 2011

¿Cómo me lo pongo?: Gris de verano

Cómo abrigarse para una boda podría ser el título de un manual de moda. En las bodas de primavera, puede que sea éste el dilema más comentado delante de un espejo o de un armario. El otro es el de cómo aprovechar un vestido más allá de una boda. Dos dilemas que tiene Carmen y a los que intentaremos dar solución.

Su vestido es de color verdoso-grisáceo, y combina seda y punto de seda. Una pieza de manga larga, muy vaporosa. Podríamos combinarlo:
  • Para una boda: con una chaqueta de cuello a la caja y largo a la cintura. De manga corta, ya que puede quedar bien que se vea la manga larga. La chaqueta de color amarillo pálido, claro. Los zapatos y la cartera de mano, también en amarillo pero más intenso, incluso mostaza. De complementos, un broche grande en la chaqueta.
  • Para un día a día: con una chaqueta de punto calado larga, en color tostado. Y un zapato de tacón medio en cuero natural. Un colgante de cuero será el complemento ideal.
  • Para una fiesta más o menos formal, de día: con un fajín en fucsia o color azul eléctrico. Blazer gris oscura y zapatos también en azul eléctrico. Podemos sustituir el fajín por un collar babero de esmaltes de colores en fucsia y turquesa.

Colores de esta temporada que le pueden dar mucho juego, como el coral, el naranja o el rojo. Siempre dependiendo de la tonalidad que más nos favorezca.
Seguid tan guapas.

No se te ocurra: botas. Al ser tan vaporoso no procede demasiado llevarlas.
Los chales de gasita. Nada. En todo caso, uno de cashmere, tipo capa, para las noches de verano.
Los largos intermedios. O a la cintura o ya maxi. Pero cositas intermedias van fatal con las telas colgando a diferentes alturas y tal.
Readornarse. Los complementos son amigos, hasta que se solapan entre sí y se alían para acabar con nuestra vida y reputación.
Las mangas largas deberían de ir siempre ligeramente remangadas, porque quedan más estilosas. Lo que jamás se debe hacer es coserlas para hacer pico sobre la mano, en un plan muy Morticia Adams.
Esa mezcla extraña de prendas de verano con las de invierno. Los abrigos de paño no tienen cabida para el verano. Jamás.

Lo encontrarás en: el look de la derecha es de Comptoir des Cotonniers.

martes, 3 de mayo de 2011

El Bellezario: Viene el sol


A mí el sol no me gusta. Me gusta la playa, el mar, el calor. Pero que me dé el sol en modo lagarto, me espanta y me agobia. Me parapeto siempre debajo de mi sombrero y mis gafas de sol y me echo protección solar siempre. Y mucho más en la cara. Que además a viejita se llega pronto. Para la cara, he probado muchas. El problema está en que o me dejan el rostro pálido cuando salgo del agua, o son muy densas, o me pican y me salen granitos... por eso, estoy feliz con este descubrimiento (de nuevo, recomendación de mi sabia madre) que pone solución a todos los anteriores problemas y es perfecto para mi piel sensible: Heliocare advanced SPF 50 gel crema color.


Heliocare advanced SPF gel crema color es un gel crema muy ligero, no graso y coloreado, como una hidratante con color que aporta un suave tono, para no ser el fantasma de la playa o para poder salir a la calle en verano con él en lugar de con el maquillaje. Por eso, suple a una hidratante y un maquillaje en verano, porque hidrata (y muy bien) y además el aspecto final da un color natural a la cara. Es muy ligero, huele muy bien, y viene en un envase comodísimo que se mancha poco. El color es morenito, así que a las pieles muy blancas les recomiendo que lo prueben antes.

Se recomienda aplicar poca cantidad ya que cunde mucho. Y extenderla bien, como con cualquier maquillaje, para que no queden los cercos horribles. Con el factor de protección 50 cogemos un tonito antisábana pero no exponemos la piel tanto al sol. Y además, cabe en el bolso. Por si de repente sale el sol abrasador, que no nos pille desprevenidas.

Lo encontrarás en farmacias y parafarmacias. El bote de 50 ml. cuesta alrededor de 17 euros.

lunes, 2 de mayo de 2011

No viene a cuento: haciendo el mequetrefe

Haciendo el mequetrefe tiene su explicación. Una palabra que me encanta, que utilizo para definir ese momento en el que te metes en camisas de once varas y de repente haces algo para lo que no estás preparada, no tienes ni idea de cómo se hace bien, pero sin saber cómo, caes. Y te lo pasas de maravilla, claro. A quién no le gusta una foto. Lo malo viene cuando te ves después y te das cuenta de tus defectos (que obviamente no voy a decir, que una es muy digna). Y lo bueno, divertirte probándote todas las novedades y maravillas de Mordisco de Mujer, en la c/Cuna de Sevilla.

Que Mordisco de Mujer es una de nuestras debilidades, eso ya lo sabe todo el mundo. Y más se nos cayó la baba cuando Ana decidió contar con las creaciones de El Jardín de Lulaila y poner a la venta en su estupenda tienda (llena de buen gusto, todo hay que decirlo), nuestra colección Faubourg junto con firmas como Nice Things, Traffic People, Sinéquanone o su recién lanzada colección By Mordisco (que es de escándalo).

Por eso, en uno de estos días de "Ana, me encanta todo". Ella dijo, "pues vienes un día y te lo pones". Y te haces unas fotos. Y Alejandro, que es bueno-bueno (buena persona, y buen profesional) se ofreció a hacer las fotos. Y así acabé yo, blanca como la leche, en pleno centro de Sevilla, un Lunes Santo, vestida de verano y con más gana, si cabe, de éste.

Os dejo con las fotos. Ya vale de literatura.

Éste es el vestido más bonito jamás soñado. Palabra de honor, en tul de color degradado. Largo media pierna con los bajos en rosa empolvado. Y lo hay en más tonos. Y se le puede poner un fajín también. Es de Traffic People.

Monísimo éste. Y eso que a mí los asimétricos no me fascinan, pero el tirante de lentejuelas es una preciosidad. Además queda fenomenal con las pulseras Faubourg de El Jardín de Lulaila que están en Mordisco de Mujer.

Y este vestido... es maravilloso. Tiene un tacto fantástico. Con la cartera de mano, de piel, en rosa chicle que está llena de calaveritas doradas. Claro, así queda genial con todas nuestras pulseras. Todo muy cadavérico.

Me atuso los cabellos con un cesto de Nice Things forradito por dentro, con sus chapitas... genial para la playa (dejarse ya de cutreríos. A la playa se va mona). Y para mono el estampado que no marca nada y que sienta de maravilla.

Y por último, ésta muy "elijo algo más que no me llega lo que me he puesto". Y es que allí hay para elegir. Se recomienda ir con calma y realizar dos visualiaciones, porque siempre encontramos algo en lo que no habíamos reparado. El vestido camisero es de Nice Things, como el pañuelo de seda que hace de cinturón. Y las pulseras, igualmente, colores Faubourg a la venta en Mordisco de Mujer. De El Jardín de Lulaila.

Y desde aquí, gracias a Ana Nievas por tener la tienda tan bonita que tiene. A Alejandro Becé por se un fotógrafo tan majo y tan bueno. Y a todos los habitantes de las calles aledañas a Mordisco de Mujer por ser mi amado público.

Más datos sobre las creaciones, las cuenta Ana aquí. Y sigue a Alejandro, aquí.
También estoy en Twitter · Ésta es la página en Facebook de El Estilario · Y aquí, me verás en Bloglovin