miércoles, 14 de diciembre de 2011

El Ideario: Mallas en invierno


Son una fácil tentación. Los leggings nos atrapan una vez que los hemos probado. Y a ver ahora quién les dice que no, con lo calentitos y cómodos que son. Laura tiene dudas para llevarlos bien, porque es muy fácil traspasar la delgada línea de su buen uso.

Cuando hablamos aquí de leggings nos vamos a referir a pantalones pegados a la pierna, en algodón preferentemente. Las mallas de toda la vida, vamos. Para llevarlos:
  • En modo paseo: con un jersey de punto, amplio, de cuello vuelto. Combinado con unas botas planas de media caña. Y una capa de cuadros para el fresquito.
  • En modo trabajo: con un blusón largo y una chaqueta de punto fino, larga. Botines de cuña y un abrigo con cinturón.
  • En modo salir en la noche tranquila: con salones (si el pie va descubierto, sin media, mucho mejor) y un miniminivestido. Con el toque de una bonita cartera de mano maxi y un abriguito de pelo para compensar el fresquito en los pies.
  • En modo salir en la noche loca: con unos zapatos abotinados de ante, de mucho tacón. Una camiseta negra XXL y una chaqueta kimono del estilo de ésta o un blazer de lentejuelas.
Y los consejitos finales a modo de manual de uso:
  • Podemos elegir el calzado de diferente color a la malla. Eso sí, si lo llevamos del mismo tono que la misma, alargará ópticamente la pierna. Sobre todo, en el caso de los zapatos, más que de las botas o botines.
  • Elegir una bota o un zapato ya es una cuestión personal. Dependerá de nuestro estilo y sobre todo, de nuestra figura. Las piernas cortas mejor con tacón y pierna despejada.
  • Si el tema peliagudo se encuentra en nuestras caderas, pero la parte superior de nuestro cuerpo es estrechita, es preferible no acentuar estas diferencias con blusones. Es mejor marcar la cintura o ablusonar en la cadera. En cambio, para las barriguitas, los blusones son fantásticos.
Seguid tan guapas.

No se te ocurra: cuidadito al elegir el calzado. Más que por el legging, por tu edad y tu estilo. Hay infinidad de botas (moteras, cowboy, planas...), o de zapatos (abotinados, salones, cuñas, oxford planos) como para caer en el horror. Y en el horror sólo se cae si tratas las mallas de modo chabacano, colocándole salones de desorbitado tacón (que cada vez me parecen más soeces), o si los llevas tobilleros con salones de charol. Combinaciones de pesadilla.
Evita llevar el culito al aire. El culito en mallas mejor cubiertito. Por un jersey de punto fino, de punto grueso, camisa, blazer, minivestido, lo que se te ocurra.
Son mallas, no medias. Son pantalones, trátalos como tal. La historia ésa de medias sin pie a las que llaman leggings es mejor olvidarla.
Explora. Además de los de algodón los tienes de lentejuelas, de vinilo, de cuero. Elige el adecuado según la situación y tu estilo.
Meterlos bajo una falda vaquera. Sin palabras.


Lo encontrarás en: el conjunto de la izquierda es de Pedro del Hierro. El de la derecha, de Hoss Intropia.

15 comentarios:

  1. Sinceramente a mi ese tipo de "desorbitado tacón" también me parecen que están fuera de lugar en casi cualquier ocasión. Con lo monas que pueden quedar unas mallas bien combinadas y lo fácil que es caer en la chabacanería.
    Es muy de agradecer tu página, yo cada vez que tengo algún evento un poco especial la consulto, das unos consejos muy buenos.
    un saludo

    ResponderEliminar
  2. Yo no era muy aprtidaria de ellos pero reconozco que a mí ahora me sacan de más de un problemilla, tanto para venir a la oficina como para una noche salir más arreglagita.
    Me encanta sin calcetines pero en Madrid a éstas alturas del años es casi imposible ir sin ellos.
    Bss
    Eva (@Tisuntisun)

    ResponderEliminar
  3. me ha encantado la entrada y las recomendaciones para usarlos!un besazo! te espero en mi blog!

    www.shoesandbasics.com

    ResponderEliminar
  4. estaría genial que dedicaras un post a cómo vestir en el embarazo, que es complicadillo, aunque a mi por ahora me están salvando las mallas.

    ResponderEliminar
  5. hay como me gusta PDH es que soy fan tengo mucha ropa de esta firma 1º porque me entra de pecho 2º por su calidad duran bastante y 3º porque tiene cosas monisimas, un besito guapísima
    Ellen
    www.ellegancia.com

    ResponderEliminar
  6. Este post lo necesitaba como agua de mayo. Yo los leggings no me los pongo, no porque no me gusten, sino por lo que dices de caer en la vulgaridad. Estoy cansada de ver a jovencitas y no tanto...con la celulitis marcada, las tangas y hasta un lunar que tengan donde la espalda termina...Me da tanto miedo verme así que ni los miro. Ahora, con el manual que nos has dado me va a resultar más sencillo. Gracias.

    ResponderEliminar
  7. pues para ilustrar este post hubiera venido genial la foto de Aristocrazy del anterior.

    me encanta como te quedan con los salones con el pie descubierto, hacen tan, tan elegante

    besos guapa

    ResponderEliminar
  8. es cierto parecen faciles, pero no lo son... estan en medio de lo bueno y lo malo. Muy buen post

    http://blog.sacelen.com
    www.conideasyaloloco.com

    ResponderEliminar
  9. a mi me gustan, pero no me acabo de ver con ellos, si los veo cómodos, pero con mis caderas complicados.

    me encantan así:
    http://batiburrillomiblogdenotas.blogspot.com/2011/09/zapatos.html

    besos

    ResponderEliminar
  10. Me declaro fan absoluta de las mallas.

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que no tengo ni una. Y estoy totalmente de acuerdo con Maba!
    ;)

    El kimono me ha parecido genial, lo había visto hace un tiempo, pero entonces ya no quedaba de mi talla. Sniff! A ver si lo reponen..

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  12. Qué buen Post , lo he leido enterito enterito y me ha encantado .Buenas ideas y consejos .
    Un besote .
    www.escuestiondestilo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Diamond Life: con lo del tacón estoy absolutamente de acurdo. Y mil graias por tus palabras, de verdad!

    Wiñita: con el embarazo son sin duda el mejor invento!! y con barrigona más aún. Nunca creí que me los pondría tanto.

    Patti: muchas gracias!!

    olalla: tomo nota!! y sí, las malas son el invento para el embarazo

    Ellen: a mí también me gusta mucho PdH!

    Belén: jajajajajaja me ha encantado tu comentario. Cuánta verdad!

    maba: qué majísima eres Mabita!

    Nemo y Yima: la mejor definición: en medio de lo bueno y lo malo. Genial

    marta: mmmm con esos zapatos son estupendos!


    Clara: es que son comodísimos

    Audrey: qué pena! porque es una preciosidad el kimono

    Lucía: muchísimas gracias, Lucía!

    Besísimos a todas!

    ResponderEliminar
  14. Chapeaux! Yo tengo una guerra a las muejeresyniñasqueusanlegginsamododepantalón y es que los he llegado a ver incluso con camisetas metidas por dentro y me producen desprendimiento de retina. Me declaron fan del leggin pero con el culito y el pepito (perdón, perdón por la expresión) cubiertos
    Por cierto! Sales re-guapa en las fotos de Aristocrazy, que embarazo tan bien llevao, chiquilla! ;)

    ResponderEliminar
  15. Puf! Yo no puedo con ellos, debe ser de todas las barbaridades que ves en la calle, que se te quitan las ganas, pero caí rendida con tus fotos de Aristrocazy.

    ResponderEliminar