El Ideario: Mil vidas

Me encantan los cánones rotos. Me gusta la gente fiel a sí misma que hace las cosas sin pensar en el qué dirán o pensarán, en lo que se supone que hay que hacer. Enri es una de ellas. Se casó con un vestido que a ella le gustaba, sin importarle lo que los demás dijeran. Lo tenía claro, y por esa razón seguro que fue guapísima, porque se sentiría muy ella y así se reflejaría. Su vestido de novia era azul marino, de largo midi. Lo ha aprovechado mucho pero quiere sacarle aún más partido.

Enri duda si cortarle el largo para poder utilizarlo más. Pero no considero que sea necesario. Esta temporada además, los largos a media pierna se ven mucho, por lo que no tiene por qué destrozar el vestido, que por otro lado, al cortarlo, adquiriría un volumen extraño porque perdería caída. Para combinarlo según ocasiones:
  • Para una fiesta de noche, podríamos ponerle un fajín ancho. Así también se acorta el largo del vestido. Por ejemplo, en color bronce, y si es metálico, mejor. Sandalias altas, de tacón ancho, también en bronce.
  • Para una boda, con verde menta. Zapatos altos, de empeine descubierto para estilizar más la pierna. Y una chaqueta de punto de seda sin botones ni cuellos, sólo que cubra los hombros, de largo máximo a media cadera.
  • Para aprovecharlo en momentos más informales, con sandalias de suela de madera y un maxibolso de cuero natural, blando. Brazaletes de madera y un pañuelo de seda estampado en el cabello, de turbante. El pañuelo también puedo llevarlo de cinturón, si me apetece, para darle más vuelo a la falda del vestido.
Las piezas buenas, que siempre lucen estupendas. No importa el tiempo que pase.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: con blazer. Al tener tan vuelo no funciona en absoluto.
Botas de media caña. O como parecer paticorta ipso facto.
Tampoco sandalias romanas ni nada que trepe por la pierna.
Cuidado con los zapatos brutos, de corte exagerado y cuadrado. Cuanto más peso óptico coloquemos en los pies, más chatitas pareceremos.
Las prendas de abrigo maxi o con mucho vuelo. Mejor algo pegadito al brazo, para no caer en el modo saco.
Abullonarlo a la cadera. No. Si lo ceñimos, que sea a la cintura. A la cadera no.
Bailarinas. Mejor evitar el calzado plano. Los largos midi con tanto vuelo piden tacones. Si fuera un largo midi pero con caída, sí podríamos llevar zapato plano. De este modo, no.

Lo encontrarás en: el vestido de Enri es de Ángel Schlesser. El vestido de la derecha, de Diane von Furstenberg.

Comentarios

  1. el vestido es monísimo..

    la opción informal.. ya te lo dije más veces pero siempre lo de maderas, rafias con algo más "formal" me parece un binomio fantástico (y esto no se me hubiera ocurrido sin ti, claro)

    besos

    ResponderEliminar
  2. Jajaja! "los zapatos brutos", es un término muy apropiado. Lo del blazer toda la razón y las botas igual, qué manía con las botas, se las ponen hasta con el albornoz.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Vaya vestido!!!
    Cada vez me gustan más las novias no-novias. Y el momento me lo pongo en momentos informales me ha chiflado..
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. también ami me gusta la gente que tiene estilo propio y es fiel a el en todo momento , pero uno solo se casa una vez ,o al menos eso se piensa , y es el momento perfecto para tomarse una licencia , para llevar algo distinto que no podrás poner en ninguna otra ocasión y ser realmente uno mismo sin pensar si le vas a sacar o no más partido que ese a la ropa

    ResponderEliminar
  5. me encanta el vestido de Enri!!!!!! es precioso.

    me gustan las opciones que das, pero yo si me lo pondría con bailarinas. yo soy fiel a los zapatos planos!!

    ResponderEliminar
  6. Gente con personalidad! son las que marcan tendencias.
    Un abrazo!!

    http://www.lifestyleamanda.com/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares