miércoles, 16 de febrero de 2011

¿Cómo me lo pongo?: Renovando

Esas veces en las que nos encaprichamos de algo, ciegamente. Esas veces en las que en la tienda nos vemos divinas. Esas veces en las que llegamos a casa y nos quedamos con la boca abierta por la tontería que acabamos de hacer: no sabemos cómo combinarlo, no nos pega con nada o no va con nuestro estilo. A Ella le ha pasado con este abrigo de pelo que quiere rejuvenecer porque se ve demasiado seria y arreglada con él.

La pieza es muy sobria y es cierto que tiene un corte demasiado clásico. Por eso, para informalizarla, habrá que acoplarle prendas muy de temporada y accesorios más actuales. Con ello, podremos combinarlo:
  • Con un pantalón de pata ancha y blusa de seda + zapato de tacón y suela de madera y maxibolso.
  • Con un baggy en color gris + mocasín + camisa blanca, masculina + bolso estilo Dr. Bag.
  • Con un pantalón vaquero tobillero o remangado al tobillo + bailarina + sencillo jersey de cuello a la caja + bombonera (o bolso estilo saco).
  • Con un minivestido estampado, de seda + zapato abotinado de tacón alto.
  • Con falda con vuelo + camisa en denim + maxifoulard de estampado de flores + un cinturón fajín de cuero natural marcando una falsa cintura en el abrigo.
Y cualquier combinación que tenga como elemento secundario al abrigo. Si le damos ese papel protagonista se nos verá de señoras vetustas. De lo contrario que buscamos.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: medias de rejilla. Así no se actualiza.
Si te queda grande, entonces mete prendas debajo, tipo una cazadora vaquera o algo así. Porque si te queda amplio entonces sí que se te verá mayor con él.
Modo chandalete. Así tampoco se informaliza. Las pieles en plan la madre de Aída, no.
Con un traje sastre o una falda tubo. Lo mismo, demasiado formal.
Si te lo quieres poner de noche, para algo más elegante, entonces busca un collar babero muy colorido que acompañe a tu vestido negro. O unos zapatos arriesgados que desvíen la atención hacia ellos.
No lo combines con prendas de tweed, ni pana ni ningún otro tejido que de por sí tenga ya personalidad. Que no eres un muestrario de feria de tejido.
Arriesga y experimenta. Hay prendas que no hemos nombrado pero que también tienen cabida, como unos leggings de vinilo, por ejemplo.

Lo encontrarás en: el look de la derecha es de Bimba&Lola.

6 comentarios:

  1. odio los leggins de vinilo!!!! los odio. El modo chandalete, jejejejejeje

    ResponderEliminar
  2. Que complicadoooo... esto solo lo veo con pantalones vaqueros remangados y zapatos rojos-fucsias-verdes nose algo liso pero cantoso que desvíe toda la atención, además si se puede intentaría quitarle el cuello ese de pelo o cambiarlo forrándolo con una tela vistosa, creo que es lo que más señorona te puede hacer, el resto del abrigo está bien.

    :)

    ResponderEliminar
  3. Este era un reto, verdad?
    Es complicado.. el abrigo es bonito, pero el cuello tiene un punto gallináceo que no me gusta nada.
    Los consejos súper acertados, yo tiraría de vestidos y tejanos. Los baggy no los acabo de ver.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Con vaqueros para rejuvenecerlo un poco. El look chandalero madre de Aida me ha encantado!!! jajaja

    ResponderEliminar
  5. Recuerdo a una tía abuela con un abrigo igual, moño en el cabello y zapatos de lucite... no, no, no... coincido en que lo mejor sería con jeans :)
    saludos!

    ResponderEliminar
  6. Muchísimas gracias por atender mi consulta, lo he probado con un minivestido, y desde luego pinta de abuela no tengo. Siguiendo los comentarios me los he probado con mis pitillos vaqueros y genial también. Me queda ver con vestido ajustado negro y un collar babero. Repito, muchisisisisimas gracias.

    ResponderEliminar