miércoles, 30 de junio de 2010

Mi día B: Pequeñas réplicas


Os di un pequeño adelanto y también prometí que lo contaría con detalle. El lunes hablé del ramo, y de ese momento postres, tan emocionante. Pues dio algo más de sí, todavía.

Otros de los protagonistas que amenizaron y endulzaron aún más el momento (y queda algo más que os contaré), fueron esta pequeñita réplica del chatín y yo. Totalmente personalizados (ya tenéis pequeñas pistas), hechos ex profeso para nosotros por Mónica Custodio. Dos figuritas de madera, pintadas a mano, con su peanita y presentadas en un embalaje precioso.

Ya os conté que en nuestra boda no hubo arroz, ni brindis de entrada, ni cortamos la tarta. Pero el hecho de que no hubiera una tarta nupcial físicamente no nos limitó para que sí hubiera muñequitos de tarta. Eso sí, queríamos que fueran especiales. Y Mónica realiza maravillas.


A falta de una pareja... ¡encargamos dos! Porque el objetivo de la entrega, en este caso, ha de ser una pareja de novios. Y nosotros teníamos dos muy especiales: mi cuñada la rubia genial y mi prima la chef, que además me ayudó un montón en la semana -de locos- previa a la boda.

Sonó la música (un tema especial para cada una, de dos anécdotas bastante simpáticas que vivimos con cada una de ellas y que provocó que se sintiesen aludidas -sin saber para qué- cuando empezó el tema) y lo mejor... sus caras. Emocionadas, contentas, y alucinadas con las figuritas. No es para menos.

* Si quieres una parejita personalizada para tu boda, escribe a Mónica. Ella acierta, seguro.
Mónica Custodio: monnadas@me.com

lunes, 28 de junio de 2010

Mi día B: El ramo

Hay novias sin ramo y novias con ramo. Yo fui de éstas últimas. El mundo del ramo de novia es infinito. Millones de opciones. Pero yo lo tenía muy claro. Sabía perfectamente cómo quería que fuese el mío.

Si lo hubiera hecho por descarte también lo habría tenido fácil, puesto que no buscaba un bouquet, tampoco quería flores delicadas como las rosas o las peonías que no iban ni con mi estilo ni con el entorno. Quería un ramo muy fresco, muy natural, que no se viese demasiado montado pero tampoco que cayese en lo silvestre. Que tampoco iba conmigo.

(habrá mejores foto, lo prometo...)

Y me fui a lo menos sofisticado. Un ramo de margaritas, sencillas, blancas. Aderezado con lavanda seca. Atado con rafia natural. Y ya está. Me encantó. Un ramo cómodo, poco delicado que resistió conmigo y que además entregué con muchísimo cariño a una de mis mejores amigas, soltera por supuesto (ni siquiera con novio, que si no, da mala suerte), en unos postres muy emotivos, mientras sonaba una de nuestras canciones, que cantábamos a voz en grito en nuestros años de facultad. Eran tiempos dorados.


viernes, 25 de junio de 2010

¿Cómo me lo pongo?: Bandolera

Los complementos son sin duda la parte fundamental de nuestro vestuario. Máxime en tiempos de crisis, que con un buen surtido de ellos podemos cambiar de look sin gastar demasiado en trapitos. Y nuestro armario lo agradece. Y nuestra cartera, más.

María Rosa tiene este bolso que quiere combinar. Un bolso que combina tejido con piel, con detalles metálicos muy originales. Una bandolera muy inspiradora.

Para sacarle partido optaremos por reforzar su aire naïf que funciona tanto por su corte como por los materiales en los que está realizado.
  1. Con un vestido de estampado liberty, sombrero de rafia y cuñas de yute. El vestido ha de ser corto, y si lleva un cinturón (ceñido en la cintura), mucho mejor.
  2. Con unos pantalones harem de tejido denim, corset de estampado floreado y un pañuelo de seda en el cabello. Sandalias planas en los pies.
  3. Con un baggy de bajos remangados, blusa de seda de cuello mao (de aire masculino, ligeramente grande y remangada, pero por dentro de los pantalones, no en modo saco) y zuecos de madera.
Un bolso perfecto para tardes de verano, de esas que se convierten en noches sin darnos apenas cuenta.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: de vestir, como se dice tradicionalmente. Nada de llevarlo para situaciones de "voy muy mona" en plan bodas. Es de tela, no lo olvides.
Tampoco en rollo "voy a comerme la noche". Con pitillos de cuero como que no lo veo.
Ni con aires de ejecutiva agresiva. Con trajes de chaqueta o demás estilismos similares no tiene cabida alguna.
Evita cruzarlo. Las bandoleras quedan muy bien si las dejamos en un hombro, aunque queden largas. Eso sí, siempre adaptándolas a nuestra altura, que si tienes que buscar el móvil no tengas que ejecutar la maniobra de Quasimodo.
Combinarlo con tejidos muy ricos o brillantes como la seda salvaje. Le va más el aire natural de algodones o sedas.

Lo encontrarás en: el bolso de María Rosa es de MO by María Roca. El look de la derecha, de Comptoir des Cotonniers.

miércoles, 23 de junio de 2010

¿Cómo me lo pongo?: Pocas pistas

Volvemos a la rutina habitual. Que la temática de este blog puede que se difunda levemente con los vapores de mi día B, pero lo importante es lo importante. Intentaré que estos días vaya habiendo un poquito de cada cosa. Y ya que estamos, aprovecho para agradeceros todos y cada uno de los comentarios que me habéis dejado en mi ausencia. He percibido vuestro cariño. Algo así, en tiempos materialistas, no sabéis cuánto se agradece. Sois las mejores.

Después de este momento blandengue, comenzamos ya. En este caso, y como no podía ser de otro modo, con el tema boda. Ana tendrá una en la capital, de noche, a finales del mes que viene. Sin embargo, no tenemos más pistas: si es civil o por la iglesia; si es alguien cercano o una boda de compromiso. Con todo, busca sugerencias para este vestido color caqui, que no sabe si llevar con el fajín o no. Con estos zapatos o no. Y con qué bolso. Vamos a echarle un cable, pues.

El vestido, sin duda, gana más con el fajín. Sin embargo, es necesario un fajín más festivo, menos cotidiano. Por otro lado, los zapatos que propone no se los recomendamos en absoluto. No ejercen el contraste necesario:
1. Para el fajín, puede elegir un tejido más especial como la seda. Hacerse un fajín con lazada plana, asimétrica, grande, frontal, en color azul intenso, y colocar un broche de pedrería en plata, en medio de la lazada del fajín. Los zapatos, un corte similar a los que propone (peep toe) o un salón, en el mismo tono que el fajín. O en plata como el broche. La cartera de mano, pequeña y rígida. También en plata.

2. O buscar un tejido brocado en dorado. Un fajín de corte más clásico, como el que lleva, pero en un tejido más rico. Los zapatos, sandalia con aires similares, como las de la fotografía. Una pulsera de monedas o de eslabones (también en dorado), y una cartera de mano rígida, de metal, como las que suele proponer Hazel.

El cabello es un complemento fundamental. Llevar un peinado acorde a nuestro vestuario reforzará el estilo que busquemos transmitir: nos permitirá entrar tanto en un estado diva, como de dulce dama atribulada.

Seguid tan guapas.

No se te ocurra: tejidos en el calzado como la loneta no son demasiado recomendables para una boda, ya que suelen ser más cotidianos. Pasa lo mismo con las suelas de madera, los corchos y las cuñas. Eso sí, estos tres últimos puede pasar si la boda es muy informal, en la playa o en el campo, de vestidos vaporosos, etc. pero nunca para formalidades habituales.
Obligarse a ir de largo si la boda es de noche. Podemos lucir maravillosas con vestidos cortos e incluso, con sencillos vestidos entallados. La fuerza siempre la ponemos nosotras y nuestros complementos.
Cuidado con hacerse un lío con el tema cabeza. Un tocado siempre es bienvenido, pero ojito con pamelas y sombreros varios: son sólo para bodas de mañana y con trajes de chaqueta. En cualquier caso, olvídate de esos sombreros rancios de rafia. Hay mil opciones interesantes más.
Recargarse. No te conviertas en un graffitti humano. Cuidado con colgarse todo lo que tiene uno en casa. Ante la duda, siempre mesura.

lunes, 21 de junio de 2010

Meme: Si yo...

Estoy de vuelta. Con la miel en los labios, cansada, una agenda que me llama a gritos, mil proyectos por delante y mucho trabajo. No parece éste el plan ideal, pero se sobrelleva mejor cada vez que me evado a lo vivido. 20 días maravillosos de junio que prometo ir contándoos con todo detalle.

Para ir aclimatándonos a la vida real, empezamos con un meme que tenía pendiente de mis queridas Nimenos y Lusi. Un meme que me recuerda a aquel concurso que había en el programa de Raffaella Carrá.

Si no tuviera mi nombre... me llamaría Lola Flores. Pero así, todo junto.

Si yo fuera hombre... sería Aureliano Buendía.

Si yo fuera mujer... sería Grace Kelly.

Si yo fuera un animal... sería una vaca pastando feliz en los campos.

Si yo fuera una mascota... sería un Golden Retriever pero chiquitito eternamente.


Si yo fuera insecto... sería una mariquita.

Si yo fuera un árbol... sería un roble, tan gallego.

y si fuera una flor... sería lavanda.

Si yo fuera un sentido... sería el olfato.

Si yo fuera un elemento... sería agua, siempre agua.

Si yo fuera una parte del cuerpo... sería ojos.

Si yo fuera un adjetivo... sería adorable.

Si yo fuera una comida... sería arroz, preparado de mil modos.

Si yo fuera una galleta... sería cualquiera que tuviera chocolate.

Si yo fuera una bebida sería... agua.

Si yo fuera una fruta... sería una cereza.

Si yo fuera un postre... sería una Tarte Tatin.

Si yo fuera un olor... sería limón.

Si yo fuera un sonido... sería el de las olas y el de la lluvia.

Si yo fuera un color... sería rojo.

Si yo fuera un trabajo... sería heredera.

Si yo fuera un vicio... sería el Casino.

Si yo fuera una religión... la mía propia.

Si yo fuera un electrodoméstico... sería una lavadora.

Si yo fuera objeto del baño... sería el espejo.

Si yo fuera un libro...sería "Cien años de soledad", de García Márquez.

Si yo fuera escritor... sería García Márquez.

Si yo fuera una película... sería cualquiera de las de Tim Burton.

Si yo fuera director de cine... sería Tim Burton.

Si yo fuera un actor... sería Benicio del Toro.


Si yo fuera una actriz... sería Ava Gardner.

Si yo fuera una serie de televisión... sería "Falcon Crest".

Si yo fuera un personaje de cine/tv... sería Tracy Lord en "Alta sociedad".


Si yo fuera una canción sería... el aria "Nessun Dorma" de la ópera de Puccini "Turandot".

Si yo fuera un grupo/banda... sería R.E.M.

Si yo fuera un cantante... sería Liam Gallagher.

Si yo fuera un disco... sería "New Adventures in HI-FI" de R.E.M.

Si yo fuera un instrumento musical... sería un piano, negro, de cola.

Si yo fuera un cuadro... sería "La verbena" de Maruja Mallo.

Si yo fuera una escultura... sería un menhir.

Si yo fuera una prenda... sería una camiseta de algodón.

Si yo fuera un regalo... sería algo original y DIY.

Si yo fuera un juego de mesa... sería el Black Jack.

Si yo fuera un mueble... sería una chaise longue.

Si yo fuera un perfume... sería cualquiera que oliese a limón y azahar.

Si yo fuera un coche... sería un Mercedes 300 SL alas de gaviota.


Si yo fuera una estación del año... sería primavera del sur o verano del norte.

Si yo fuera una fecha... sería mi cumpleaños.

Si yo fuera una hora del día... sería temprano en verano.

Si yo fuera un mes... sería junio.

Si yo fuera un día de la semana... sería viernes.

Si yo fuera un momento del día... sería el desayuno.

Si yo fuera un lugar... sería una playa maravillosa.

Si yo fuera una ciudad... sería París.

Si yo fuera un planeta... Marte.

Si yo fuera un continente... sería Europa.

Si yo fuera un mar... sería océano, y sería Atlántico.

Si yo fuera un número... sería el 2.

Si yo fuera una sensación... sería la de quedarse dormida muy a gusto.

Si yo fuera un estado de ánimo... sería la calma.

Si yo fuera un pecado... sería un poco de cada uno.

Si yo fuera un defecto... sería idiota.

Si yo fuera una edad... sería la mía.

Si yo fuera una palabra... sería espectacular.


Buena manera de ir abriendo boca. Nos vemos, de nuevo.

miércoles, 16 de junio de 2010

Mi día B: Pedida

Parece que fue ayer cuando os contaba el secreto que desencadenaba toda esta historia. Pero nunca os conté cómo, realmente, en privado, me lo pidió el chatín.

En nuestro punto original, como no podía ser de otro modo, no me llevó a Venecia, ni me lo pidió en una cena, ni a la orilla del mar... lo hizo (eso sí, hincando rodilla) del modo más romántico del que me lo podía haber pedido... con este anillo que veis arriba. Una "joya" de silicona con montones de luces de colores. Y os puedo asegurar que me conoce, ¡porque me encanta!

lunes, 14 de junio de 2010

Como yo lo hago: Crema de calabacín

Un clásico, pero que consumí casi en cantidades industriales en las semanas previas a la boda. Fresquita, suave y fácil de comer para un manojito de nervios como era yo. Así que paso a contaros mi crema de calabacín, de la que existen millones de recetas.

Ingredientes
(para dos personas)
2 calabacines de piel blanca, de tamaño mediano
250 grs. de nata de cocina espesa
Media cebolla
Sal
Pimienta negra molida
Nuez moscada
Pan

Preparación
1. Lava los calabacines y pélalos de manera alterna. Es decir, quítales la piel de arriba a abajo pero de manera discontínua. Así quedará piel sí-piel no. Como si tuvieran rayitas. Quítales también la cabeza y el culo y córtalos en rodajas anchas.

2. Pica la media cebolla en trozos grandes.

3. Llena de agua una cacerola hasta la mitad. Pon el calabacín y la cebolla. Echa un poco de sal, la pimienta y la nuez moscada al gusto. Ponlo al fuego y deja que hierva. Después cocínalo a fuego medio.

4. Cuando ya esté calabacín y la cebolla tiernos, retira el exceso de agua (con que esté todo mojado es suficiente). Bátelo todo con la batidora intensamente.

5. Ponlo otra vez al fuego, pero muy bajo. Echa la nata y revuelve. Pásalo de nuevo por la batidora para que quede una crema muy suave. Retíralo en cuanto la nata empiece a hacer pompitas.

6. Déjalo enfriar en la nevera para que gane consistencia. Consúmelo frío.


El punto
Acompáñala de pan frito o tostado. Si la crema es densa estará buenísimo.

viernes, 11 de junio de 2010

Mi día B: Perfúmenes


Soy una maniática de los olores. Me traen recuerdos, me transportan a momentos especiales. Así que un día tan especial no podía quedarse sin aroma.

Busqué y comparé mucho, durante tiempo, para encontrar el que me evocara la imagen que yo tenía de mi boda. De entre las diferentes opciones (que os enseñaré), ésta fue mi elegida: Acqua di Parma Iris Nobile.


Un Agua de Toilette con un punto fresco que a mí me gusta pero al mismo tiempo con notas muy femeninas en un embalaje muy especial. Una fragancia muy fresca y cristalina a base de Iris y Azahar. Con el sur presente.

miércoles, 9 de junio de 2010

Mi día B: Emoción

Seguimos con lo no típico, que es lo que nos gusta. Por eso, no hubo brindis de entrada, ni música. Fuimos dos invitados más. Tampoco hubo tarta. Pero sin embargo, no podíamos dejar de tener dos invitaditos muy especiales que además protagonizaron momentos emotivos y especiales.

Aquí tenéis un adelanto... os los presentaré a mi vuelta. Mónica Custodio es la artífice.

lunes, 7 de junio de 2010

Mi día B: Lo mejor de todo

Viene lo segundo mejor de la boda: el viaje. Lo necesito por encima de todas las cosas, después de los intensíiiiiisimos preparativos, la fiesta y la nueva vida que empieza con el chatín.

Nuestra elección un poco contra lo habitual: nada de playa ni de paraísos azules. Por suerte en el sur contamos con la costa de Cádiz que es maravillosa, y con una gran cantidad de días soleados. Así que hemos buscado lo contrario: el invierno, la nieve. Y Argentina es nuestro destino. Empezando en Buenos Aires y bajando, bajando, siempre al sur, a cabañas con chimenea, a hielo y frío, mucho frío... que así hay que arrimarse más.

viernes, 4 de junio de 2010

Mi día B: Palabras

Hoy es mi último día de soltera. No os podéis imaginar lo nerviosa que estoy. Pero no podía dejar de agradecer los correos y los comentarios de apoyo de la anterior entrada.

Aunque estoy ultimándolo todo, escribo brevemente para dar las gracias y para responder a preguntas. Preguntas que irán teniendo respuesta poco a poco, ya que, aunque me voy de viaje, dejaré entradas programadas para ir abriendo boca.

La primera pista es que la boda es en Galicia. Pero no es en una ciudad (de ahí lo de rural). En un entorno muy bonito. Ya lo veréis...

Lo dicho. Lo compartiré con vosotros. Las alegrías hay que compartirlas, para que nos empapen a todos.

Seguid tan guapas. Como hoy.

También estoy en Twitter · Ésta es la página en Facebook de El Estilario · Y aquí, me verás en Bloglovin